Patricia Barbosa es una actriz multidisciplinar cuyo trabajo le lleva de los clásicos teatrales a otros proyectos más vanguardistas. En Más de Cultura hemos querido conocer más a fondo sus proyectos y por eso hemos charlado con ella. Aquí os dejamos esta conversación junto con Patricia Barbosa.

No queremos comenzar este cuestionario sin preguntarte qué tal estás 😊

Muy bien, muy ilusionada por ver qué nos depara 2021. 2020 ha sido un año complicado para la profesión y para el mundo, es desgarrador pensar cuántas familias han perdido a sus seres queridos o sufren secuelas económicas muy graves. Esperemos que pronto podamos olvidarnos de la pesadilla del maldito bicho y volvamos a la antigua normalidad, a la de siempre, esta nueva no me gusta nada. Y tengo la esperanza de que 2021, aunque haya empezado rarito, va a darnos una tregua 😉

Patricia Barbosa: «Federico García Lorca es el motivo por el que me dedico al teatro»

Estás actualmente trabajando en dos proyectos, “Lorca por Federico” y “Paradas”. ¿Qué nos puedes contar sobre ello?

“Lorca por Federico” es un proyecto que llevaba tiempo preparando con mucha ilusión. Se trata de un laboratorio de investigación sobre los textos de Federico García Lorca, quien siempre ha sido mi fuente de inspiración y el motivo por el que me dedico al teatro. He trabajado mucho con sus textos sobre las tablas y al llegar a México, pensé que era una buena idea, aportarles un poquito de mi conocimiento sobre el poeta a los actores y actrices de Guadalajara. Lorca es un autor universal y sus textos siguen muy vigentes, es algo que voy descubriendo día tras día al escucharlos en boca de artistas mexicanos. De hecho, hay temas que están mucho más presentes aquí que en la España actual, por ejemplo, la conexión con la tierra y el misticismo. El mes que viene, abrimos los grupos a nuevos integrantes, así que animo a los tapatíos a asomarse a la obra del dramaturgo de Bodas de Sangre.

En cuanto a “Paradas”, es un cortometraje de la jovencísima pero muy talentosa Carolina Martínez, en el que tendré la suerte de trabajar con Magdalena Carballo, una actriz increíble con una trayectoria de más de 40 años en los teatros de Guadalajara. Es una historia conmovedora sobre la complicada relación entre una madre y una hija, que son muy diferentes, que se entienden lo justo la una a la otra, pero que están obligadas a quererse.

Has terminado recientemente el rodaje de No Translation Required. ¿Qué tal ha sido la experiencia?

¡Maravillosa! Me encantó meterme en la piel de Victoria, un personaje atrevido y divertido y elegantísimo. Es una empresaria española que dirige una compañía de moda en EEUU que tiene inspiraciones mexicanas. Como ves, multiculturalidad por doquier. De hecho, la trama principal es la historia de amor entre una estadounidense, Gabby, y un mexicano, Paco. El guion es bilingüe y el reparto de todas partes del mundo 🙂

La película es una comedia romántica escrita por Kelsie McDonald y Cristo Fernández (sus protagonistas) y dirigida por Rafael Altamira. Tanto ellos, como el resto de mis compañeros de reparto y el crew son grandísimos profesionales y compañeros. Tengo muchas ganas de verla ya terminada.

Diferentes lenguajes con un denominador común, la búsqueda de la verdad en cada palabra y mirada de mi personaje

De toda tu carrera, ¿hay algún trabajo al que le tengas más cariño? 

Destacaría dos, mi cortometraje “Denuncia” y la obra de teatro “Reencuentro”.

“Denuncia” es un corto que he escrito, producido y protagonizado, del que me siento muy orgullosa. En él, hablo de una injusticia, la que se produce en muchas ocasiones cuando las autoridades no se implican para ayudar a las víctimas de un delito, sino que más bien las juzgan y las hacen sentir culpables de lo ocurrido. Le tengo mucho cariño, no sólo por los premios en festivales, sobre todo por la historia que contamos y el equipo que formó Albert Ivars, su director, que se implicó a tal nivel que el resultado tenía que ser bueno por fuerza.

“Reencuentro” es una versión libre de la obra de Harold Pinter, Viejos Tiempos. Fue absolutamente increíble adentrarnos en el mundo de este autor e ir descifrando capa por capa lo que nos contaba el texto. Nos sentíamos casi más como detectives que como actores. Recordaré siempre un repaso del texto que hicimos tras ensayar cuerpo en el Parque del Retiro. Con nuestras manos llenas de tierra, empezamos a repasar líneas y yo llegué a mi texto “No me gusta el parque por la noche”… De repente, mi compañera y yo nos levantamos a la vez y empezamos a llorar porque habíamos entendido toda la obra en un instante. El resto del ensayo no pudimos parar de llorar mientras decíamos nuestras líneas, fue un momento mágico.

Has trabajado en cine, televisión, cortos, teatros… ¿es diferente la manera de enfrentarse a un proyecto dependiendo de qué tipo son?

Sí y no. La construcción de personajes para mí siempre pasa por los mismos lugares y mis ensayos personales son muy parecidos. Lo que cambia es la segunda fase, no tiene nada que ver por ejemplo trabajar para un plano corto en cine, en el que la precisión de movimientos debe ser milimétrica y la verdad en tu mirada es clave, que trabajar para un teatro de 500 butacas, donde el trabajo corporal y la proyección vocal son fundamentales. Son diferentes lenguajes con un denominador común, la búsqueda de la verdad en cada palabra y mirada de mi personaje.

Patricia Barbosa: «No dejar de trabajar para que no deje de llegar trabajo»

Pero además de actuar, también te atreves con la música. ¿Cómo surge esta faceta musical?

Bueno, en la música debo reconocer que solo estoy empezando, pero me encanta. Siempre me gustó mucho cantar y se me daba bien pero no tenía ninguna formación. El caso es que me dieron un papel para una obra de teatro infantil y la directora decidió convertirla en un musical y empezamos a recibir clases de canto y me enamoré. Finalmente, esa obra no pudo llevarse a cabo, pero yo seguí con mi formación y un año más tarde pude trabajar en la versión musical de “As You Like It”, de Shakespeare, dirigida por Lorena Bayonas, y fue una experiencia increíble. Ahora sigo formándome y con muchas ganas de que surjan más oportunidades en este ámbito.

Y si miramos al futuro, ¿qué planes tienes?

¡Uy! En esta profesión planificar a largo plazo es bastante locura. Puedes tener años en los que no trabajes nada y otros en los que se te junten 20 proyectos a la vez… Como objetivo diría, que trabajar internacionalmente. Una actriz hoy en día tiene que estar abierta a trabajar en cualquier lugar del mundo y más con el panorama que nos proporcionan las plataformas. Pero vaya, en cuanto a planes, seguir trabajando, formándome, impartiendo clases y escribiendo todo lo que pueda. No dejar de trabajar para que no deje de llegar trabajo 🙂

¿Nos puedes recomendar el último libro, canción, película, obra de teatro, o cualquier expresión artística que te haya emocionado?

La recomendación es la de ir al teatro y consumir cultura, libros, discos, películas,… Esta crisis está siendo muy dura para el sector y está en nuestra mano hacer todo lo posible para ayudar a que la cultura siga viva. Sin Cultura no hay Vida.

Para contestar a tu pregunta, voy a destacar una obra mexicana y una española. La serie española “Antidisturbios”, de Rodrigo Sorogoyen, me parece de las mejores series españolas que he visto en mi vida. El guion, la elección de los planos, que dan un ritmo brutal, y la creación de personajes (sus protagonistas hacen un trabajo increíble) la convierten en una auténtica joya. Hace poco vi el largometraje mexicano “No Quiero Dormir Sola”, de Natalia Beristain. Esta película no es reciente, pero la descubrí hace poco gracias a Caro Martínez. Me encantó la sensibilidad de la historia y el trabajo de las dos actrices. Una maravilla de ópera prima.

Nuestra revista se llama Más de Cultura, por lo que nos gusta preguntar, Más de Cultura y ¿menos de…? 

Opiniones infundadas que sólo buscan la confrontación. Las redes sociales nos han traído cosas maravillosas, yo soy un poco adicta, he de reconocerlo. Pero también han servido para generar mucha confrontación en torno a casi cualquier tema y para permitir que cualquiera se crea en posesión de la verdad sólo por compartir un titular de noticia (noticia, que muchas veces ni siquiera ha leído completa). Más de Cultura y Menos de Ego.

Gracias, Patricia Barbosa por esta conversación.