Cristina Quesada (@cristinaquesadapop) nos atiende desde Suecia, donde reside desde hace tiempo. Sin embargo, su acento canario nos traslada a una zona más cálida.

Artista versátil en las diferentes ramificaciones que encuentran los estilos pop musicales, comenzó a darse a conocer por Internet y en 2013 publicó su primer disco. Gracias al sello Elefant Records Think I Hear a Rumour es una realidad.

Bajo la composición de Joe Moore y con el uso de una producción de sonido muy cuidada, la artista ha reflejado la esencia de los estilos que ha ido recopilando en sus viajes por el mundo.Como diría ella misma en una de sus letras, a veces, la «suerte es estar en el momento y el lugar adecuado».  Una entrevista sincera, sin arreglos.

Cristina Quesada, Cristina Quesada: «con cada nuevo lanzamiento he ido cambiando a una producción más energética»

Desde “Pineapple princess”, de 2013 a ahora «Think i hear a rumour». Nuevo disco. ¿Qué ha cambiado en Cristina Quesada?

Han cambiado un montón de cosas porque con «Pinneapple Princess» seguí más el estilo que hacía al principio. Con protagonismo de voz y ukelele.

Era un formato más acústico que me encanta y que en concierto todavía hago. Pero es verdad que con cada nuevo lanzamiento he ido cambiando el estilo hasta llegar a un disco con una producción más energética. Con un estilo más de euro pop/tecno pop/J-pop que es un poco más para saltar a la pista de baile.

Muchos artistas parten del acústico. ¿Es importante tener un buen acústico? 

Yo creo que lo mejor es que cada uno haga lo que más le funciona, de la manera en la que puedan expresar más sus emociones.

«A lo que más importancia le hemos dado es a la melodía y a los arreglos»

A mi por ejemplo me gusta mucho ver conciertos acústicos. Me transmite un montón y me emociona. Y a mi también me gusta dar conciertos o tocar versiones en acústico. A mi me encanta, pero entiendo que no a todo el mundo le gusta. No me parece que sea algo completamente necesario.

Has dicho en otras entrevistas que los temas de tu nuevo disco son atemporales. ¿Es necesario esto en un periodo en el que la música es tan “de usar y tirar” para el público?

La verdad es que nunca lo había pensado así. Los temas son atemporales porque lo hemos pensado así. Porque aunque las letras a mi me parecen preciosas porque se que Joe Moore las has compuesto con mucho cariño. Pensando en con lo que me podría sentir identificada yo.

A lo que más importancia le hemos dado es a la melodía y a los arreglos. Que sea algo que tenga mucha energía. Pero sí me parece algo interesante que puedan ser para eso (risas). No lo sé, la verdad es que no me lo había planteado.

¿Cómo es ese diálogo con el compositor? 

Desde el principio me he fiado de Joe completamente porque para mí, que le conozco desde hace años, me parece que ha escrito siempre unas canciones muy bonitas y que me han emocionado un montón.

Está acostumbrado también a escribir canciones que van a ser cantadas por chicas como Lia Pamina o en su grupo The Yearning la voz es de una chica. 

«Podría tener unos 5 años o 6 años pero veía a los violinistas y me preguntaba cómo hacían para tocar con el arco».

En un principio me he fiado de eso. También al mantener una comunicación tan cercana todo el tiempo aunque estuviésemos a kilómetros de distancia, aunque nunca nos hayamos reunido presencialmente. Creo que hemos tenido un poco de telepatía y ha sido algo muy especial también.

¿Primer recuerdo relacionado con la música?

Hay uno que me emociona mucho. Desde que era muy pequeña, mi madre era maestra de música y siempre nos ha pasado su amor por la música. A mi padre y a mi hermana mayor también, les encanta la música.

Estaba en casa de mi abuela  viendo la televisión. Estaban dando un concierto, no me acuerdo realmente de qué era, y yo veía a los violinistas. Podría tener unos 5 años o 6 años pero veía a los violinistas y me preguntaba cómo hacían para tocar con el arco.

Me preguntaba si el arco estaba pegado al violín. Recuerdo estar pensando en eso durante mucho tiempo. Al año siguiente, cuando llegó al día de reyes veo y me habían regalado un violín. Yo tendría como 6 años y para mí eso fue…se me pone la piel de gallina solo de pensarlo.

Empecé a tocar el violín y ese creo que ha sido el primer recuerdo que tengo realmente de la música que es algo muy especial, la verdad.

Empezaste a hacerte conocida por Internet, ¿crees que es una plataforma indispensable para artistas que estén empezando o ya hay mucha saturación?

No se si es indispensable pero yo creo que en mi caso sí ha sido indispensable y ha jugado un papel fundamental.

Me ha permitido que pudiese llegar a un montón de personas de distintas zonas. A lo mejor habría sido más fácil viviendo ya en Madrid.

«Internet tiene sus más y sus menos. Lo que hay que hacer es usarlo de manera responsable»

Si hubiese empezado a hacer música y a dar conciertos, sí habría llegado a lo mejor al público de Madrid pero no al de otras ciudades u otros países de continentes distintos. Yo creo que llegar a eso siendo una cantante independiente es bastante más complicado y la verdad que Internet te da esa ayuda.

Publicar tus canciones y que todo el mundo las vea y además puedes estar en contacto con esas personas que escuchan tu música y que les gusta, entonces yo creo que en mi caso sí es una plataforma indispensable.

Comentarios positivos y negativos…

Como todo. En Internet todo el mundo tiene una opinión y te puedes hacer un perfil anónimo y decir lo que te de la gana.

Pero bueno, tiene sus más y sus menos lo que hay que hacer es usarlo de manera responsable. Hay gente que dice unas cosas, gente que dice otras, no a todo el mundo le va a gustar y hay personas que deciden pasar el tiempo escribiendo cosas negativas y no pasa nada. Hay que relativizar un poco.

¿Cómo llegas a colaborar con “La bien querida”?

Yo llevo escuchando a «La bien querida» bastante tiempo. En mis últimos años de la adolescencia me ha acompañado su música.

Y bueno, hablando con Luis de Elefant Records, hablamos de que sería un sueño hecho realidad que Ana me escribiese una canción para el nuevo disco.

Hablamos con ella y dijo que sí y la verdad es que está mal que yo lo diga pero estoy super contenta porque me parece una canción preciosa.

¿Alguna canción del último disco que se especial? 

Qué complicado… te voy a decir una que es una versión pero es una versión muy especial para mí porque es la primera vez que canto en sueco y es una canción de uno de mis cantantes suecos favoritos (Ted Gärdestad) actualmente y que fue de los primeros cantantes que descubrí cuando vine a Suecia por primera vez.

Es un canción que me gusta un montón. Se llama Jag Vill Ha En Egen Måne, que significa «quiero tener mi propia luna». Es una canción que siempre me ha gustado mucho. Desde que la escuché no he parado de cantarla y la verdad es que me ha hecho mucha ilusión poderla, no solo cantar, sino también incluir en el disco.

¿Alguna recomendación cultural? 

Hoy justamente he comprado el nuevo libro de Jorge de Cascante. Soy muy fan. Escribe unos relatos muy chulos y este libro que ha sacado se llama  «Hace tiempo que vengo al taller y no se a lo que vengo«.

Es como una recopilación de relatos suyos y te lo recomiendo. Me parece que es un genio y también ha editado un libro hace poco. Una recopilación de relatos sobre perros: «El libro de los perros«. A mi me gusta mucho.

¿Más de Cultura y menos de qué?

Más de Cultura y menos de postureo. El «buen rollo» este de aparentas algo pero realmente no lo eres. Mejor ser fiel a uno mismo y ya está.