Si eres de los que no llevas bien los lunes, te traigo un descubrimiento musical que seguro que te saca una sonrisa, y quizá hasta te lleva a aprenderte una coreografía. No, no es broma.

Partimos de que este artículo es un meta-artículo sobre flechazos. Me explico. Te voy a hablar de un flechazo que comenzó el viernes por la tarde y me ha acompañado todo el fin de semana y tiene pinta de que me acompañará una temporada. El flechazo que tengo es sobre una canción que cuenta la historia de varios flechazos. Un súper crush en toda regla.

Ella es Belenciana y su canción Camino Amarillo ha llegado a mi vida y espero (y deseo que a la tuya también). Camino Amarillo es el primer single del EP de Belenciana que el pasado 20 de abril vio la luz.

Belenciana, Flechazo musical: Belenciana para comenzar la semana

Como te digo, Camino Amarillo cuenta la historia de esos flechazos que pudimos sentir en nuestra adolescencia, enamoramientos que hacía que batalláramos y que imagináramos miles de historias paralelas. Además, la canción viene acompañada de un videoclip en esa línea que nos tele-transporta  al instituto. Un videoclip dirigido por Rebeca Calle, que no sólo es adictivo, sino que cuenta con la aparición de Pilar Castro como la profa de Francés, y que, sí, tiene coreografía. Aquí tienes el videoclip para que lo veas con tus propios ojos.


Pero, ¿quién es Belenciana? Detrás de este nombre está Belén, bajista de Las Chillers (otro crush que dejaré para otro día) que deja las versiones a un lado para presentar su proyecto personal. Un proyecto que nos puede recordar a Family o a Javiera Mena, producido por Heaven Music.

Como leemos en los perfiles de redes sociales de Belenciana, todo nació con un concierto de cumpleaños que sus amigos le regalaron para que presentara sus canciones. Y ocurre en las cosas que merecen la pena, esto fue yendo a más, hasta llegar al pasado 20 de abril, cuando salió el EP.

Lo que nos encontramos en el EP de Belenciana (que puedes escuchar en Spotify) son cuatro canciones que nos dejan con ganas de más. Si Camino Amarillo nos habla de los flechazos mientras nos entran ganas de bailar, Sobras directamente nos lanza a la pista de baile. Bajamos el ritmo para hablar de un amor que no llega con Juego de Tronos, para cerrar con Cañerías, el tema más guitarrero al que le pedimos que no acabe.

Y desde aquí sólo pido un concierto pronto y más canciones. La coreografía ya está más que aprendida…

via GIPHY

#ElPanDeLaPam