Una entrevista salvájemente interesante

Las zebras pertenecen a la familia de los caballos, no obstante, son absolutamente salvajes y no obedecen a ningún instinto doméstico. Aunque el nombre es totalmente casual, define mucho el mood del grupo de rock indie Sexy Zebras.

El grupo estará el próximo 3 de agosto en Soria como parte de las actuaciones del Stardust Festival 2019.

¿Quieres ir al festival? Atento al sorteo

Sorteamos una entrada doble para asistir al próximo Stardust Festival 2019 el 3 de agosto en la Plaza de Toros La Chata (Soria). 

¿Cómo participar en el sorteo?

  • Si ya eres suscriptor/a de la comunidad MDC,  tan sólo tienes que mandarnos un email a comunicacion@artegb.com con el Asunto: Sorteo STARDUST, junto con tu nombre y apellidos.
  • Si todavía no eres suscriptor/a de MDC, conviértete en parte de la comunidad de Más de Cultura. Una vez hayas rellenado el formulario, envíanos un email a comunicacion@artegb.com con el Asunto: Sorteo STARDUST, junto con tu nombre y apellidos.

Puedes participar hasta el 31 de julio de 2019 a las 12h.

Para ir abriendo boca antes del festival, charlamos con Gabriel (@gabimontes) que compone este trío con José y Samuel. Hablamos de censura, pogos, batallas en el CEU e inspiración. Una entrevista salvájemente interesante.

Sexy Zebras, Sexy Zebras: «El clímax entre el show y el público es de lo que van nuestros bolos»

Fotografía: Tiago Cotes.

¿Recuerdas el momento exacto en el que ya erais una banda o ha sido todo evolución?

No me acuerdo bien, la verdad. Es como que llevo toda la vida teniendo la banda. No soy consciente de no tenerla. Mi recuerdo de estar tocando con mis colegas es tan antaño que la verdad que creo que siempre la he tenido.

¿Es diferente el público español que el de Estados Unidos o latinoamérica?

Sí, ahora tengo la sensación de que nuestro público está más conectado en todos los sitios. A medida que se nos conoce más o que la peña viene a vernos a los bolos ya no veo mucha diferencia entre un tío que viene a vernos en Madrid y otro que viene a vernos en D.F o en otro sitio.

Creo que ya está todo más mezclado. Pero al principio sí que notábamos que allí tenemos la sensación de que el arte tiene una importancia mayor en la sociedad que, por ejemplo, en España.

De repente hay cosas muy pequeñas pero que hablan muy bien de cómo vive el público de allí las cosas. Van a ver a los teloneros, la peña que está trabajando en medios, en prensa, en vídeos, toda es joven y está llena de ganas.

Es como que hay rotación, la sangre fluye un poco mejor que aquí. En cuanto a concepto de público o de arte.

«las canciones muchas veces no las escribes como inspiración, sino por liberación»

Pero la verdad es que todo el público es maravilloso y todo el que viene da igual a qué género o a qué tipo de arte se dedique que es lo que hace que todo tenga sentido para nosotros. El público es fenomenal en todos los sitios del universo.

¿Cómo se gesta Mami, como fue el soborno para que se prestasen a acompañaros?

Estaban vendidísimas las madres, somos sus ojitos derechos a pesar de todo. La verdad es que es una canción que abrazaba perfectamente lo de que salieran nuestras mamás.

Era bastante obvio y bastante lógico. Pero en esa obviedad nos parecía muy bonito que una banda como nosotros que parece que vende lo contrario, pues estuvieran sus mamis en su vídeo.

Nos pareció una cosa bonita y que va a quedar para nosotros para siempre. Es un regalo para ellas y un regalo para nosotros también.

Luego  la gente nos preguntaba si eran actrices. Pero no, eran nuestras madres de verdad. Las verdaderas.

¿La cosa más extraña que os ha inspirado?

Nos ha inspirado todo. Yo creo que de las cosas que más nos han inspirado a todos ha sido el desamor. Como a todo el mundo.

Pero por otro lado las canciones muchas veces no las escribes como inspiración, son muchas veces por liberación. Como que después de escribir una canción es como si te hubieras sacado una cosa que tenías ahí dentro y estás mucho más purificado.

Tener esa sensación de que las canciones purifican es una cosa muy inspiradora para nosotros.

La industria musical está cambiando por la tecnología. Y en una entrevista tuya leemos que dices que «El artista no es el dueño de su propio arte, el artista es un canal». ¿Tiene que ver con esto?

Tengo la sensación de que ahora todos esos estímulos son unos estímulos pero sólo en la forma. No veo que tengan una apegada de verdad ni una coherencia en el tiempo ni un poso o verdad más profunda.

«Lo importante en este mundo de sobrexplotación sensorial es, como siempre, el fondo»

Tengo la sensación de que el arte siempre es arte por eso. Porque lo que tiene es fondo, cosas que todos entendemos: sentimientos, feelings, lo que quieras.

Lo importante en este mundo de sobrexplotación sensorial es, como siempre, el fondo. La forma no vale nada y es una puta mierda pero que nos sigamos empeñando en la forma y que la forma sea capaz de despistar bastante es una cosa que a mí me jode.

Letras explícitas que hablan de temas que todo el mundo puede entender…

No lo sé, hemos ido cambiando mucho la verdad. Al principio, en los dos primeros discos sí que estábamos un poco más rallados con decir las cosas un poco más metafóricamente o poéticamente.

«no hay censura para el borreguismo diario en cualquier medio, un problema de no tener sentido»

Y a medida que hemos ido haciendo canciones nos hemos ido dando cuenta de que lo importante era que el mensaje estuviera claro. No se lo que haremos en el nuevo disco, igual de repente volvemos a tener millones de metáforas.

Pero la forma de entendernos era lo más importante para nosotros. Hacernos entender con claridad.

La censura en la música. Def con Dos no pudo tocar el otro día en Madrid por un juicio… ¿donde está entonces la libertad de expresión?

Vuelve a ser un mismo problema. De repente hay un cinismo con Def con Dos porque en sus canciones dice cosas que a lo mejor a la gente le incomodan.

Pero no hay censura para el borreguismo diario en cualquier cosa y en cualquier medio, que no entiendes. Entonces vuelve a ser un problema de no tener sentido.

Yo creo que la línea en la libertad de expresión es no joder a los demás. Creo que es una cosa que sentimos nosotros cuando nos jodemos a nosotros mismos, cuando no nos sentimos bien, es una cosa super fácil: ¿Dónde está nuestra libertad?

Creo que casi todo está en nosotros mismos, en tener esa responsabilidad. Tú mismo sabes cuando te estas pasando, pues ahí cállate la boca y no opines nada.

Lo hemos buscado pero no lo hemos encontrado ¿De donde viene lo de Sexy Zebras?

Pues no viene de nada, la verdad es que siempre que me preguntan me da un poco de pena no tener una respuesta así como pensada o inventarme una historieta, pero la verdad es que no.

Íbamos andando hace como diez años, íbamos a un bolo los tres, y un día Samu dijo «me flipa Zebras» y empezamos a decir prefijos, salió «Sexy» y nos pareció morbosón, guasón, un poco como somos nosotros y nos pareció que sonaba bien.

La verdad es que cuanto más tiempo pasa, más sentido tiene el nombre de Sexy Zebras para nosotros, más peso y más se parece a nosotros y más grande me suena en la boca. Así que creo que es un gran nombre.

Los pogos, son vuestra marca…

Yo creo que ha sido una consecuencia. Mola que sea nuestra marca y mola que me digas eso pero ha sido una consecuencia.

Yo creo que la peña estaba tan hasta la polla de ir a ver bolos en los que se aburría y de repente veía a tres tíos como nosotros que estaban pasándoselo bien y se mimetizaba.

Yo creo que cada vez más y cuantos más bolos damos, el clímax entre el show y el público es de lo que van nuestros bolos. Así que eso es una maravilla que me lo preguntes y lo vivas como una realidad.

Tengo un dato perturbador ¿es verdad que participasteis en las batallas del CEU

Eso es una verdad como un piano (risas) y las hemos ganado. José estaba estudiando Arquitectura en el CEU, el pobre lo dejó porque claro, estábamos muriéndonos de éxito y lo tuvo que dejar.

Entonces el primer año, nos apuntamos a una de estas batallas que la verdad que vimos a grupos bastante sorprendentes y la ganamos. Y la verdad es que no me acuerdo bien ni de qué nos regalaban. Creo que nos pagaban como 200 o 300 euros o algo así.

No sé, imagino que nos lo gastaríamos en alguna cena.

El debate de las radiofórmulas. ¿Por qué el rock indie extranjero si suena en las radiofórmulas y no tanto el español? Vosotros habéis roto la barrera sonando en Los 40…

Sí, me importa super poco lo de sonar en las radios. La verdad. Creo que no es el camino.

Me encanta que me pongan en las radios, estoy super agradecido pero no veo que sea el camino. Creo que ya las barreras que tenemos en nuestra vida ya no van por eso.

Los músicos, creo que ya ninguno de nosotros estamos pensando en salir o no en las radios. La maravilla es que tenemos la elección de poner la música que nos de la gana en nuestra mano, con nuestro Spotify o nuestro itunes.

Y de repente eso democratiza la música y te puedes escuchar a los Arctic Monkeys en un segundo y al día siguiente pasarte a escuchar a los Zebras. Y no tiene por qué ser nada.

La elección la tienes tú y eso democratiza todo y nos hace ser más exigentes a todos y a veces también más borregos… yo creo que las radios ya tienen muy poco peso.

¿Si pudieras definir tu estado de ánimo con una canción ahora mismo?

Sexo y Marihuana.

¿Mas de Cultura y menos de qué?

Se me ocurren mil cosas. Sobretodo me gusta mucho que sea Más de Cultura. Yo últimamente estoy un poco «menos de manada».

En todos los sentidos. El sentido de manada como prole como también el de los últimos sinvergüenzas que aparecen poco a poco y que deberían desaparecer.