El entorno de trabajo puede definir al propio artista. Lo sabe muy bien la ilustradora Arantxa Recio (@harsa_pati) , que lleva más de 10 años en la profesión. 8 años en la Escuela de Artes, primero Ilustración y luego Diseño Gráfico y el arranque al trabajar muy pronto en publicidad.

Es diseñadora e ilustradora, o al revés. Natural de Zaragoza, necesita combinar varias disciplinas de trabajo. Lo mismo te diseña con una tablet, como sale a la calle a pintar un mural. Uno de los últimos, para el IES Clara Campoamor.

Consciente del poder de Internet para visibilizar el arte por el mundo, no se considera influencer, aunque, en parte, así lo acreditan los más de 11.000 seguidores que cosecha en sus redes sociales.

¿Es imprescindible que un artista tenga su propio estilo o has ido cambiando a lo largo de los años?

Yo creo que he ido cambiando. Veo ilustraciones de hace 2 años y noto bastante cambio pero creo que también va un poco ligado a mi forma de ser.

Es una cosa inevitable, una cuestión de crecimiento y evolución. Descubres cosas nuevas que te van abriendo otros caminos.

En muchos de tus diseños las narices de los personajes son triángulos ¿alguna explicación especial para esto?

Era como un sello personal, por el tema de la tridimensionalidad que me hacía gracia. Lo que ocurre es que, como a todo el mundo le pasa, cuando utilizas mucho un mismo recurso, te cansas y te apetece hacer otras cosas.

De vez en cuando me sigue saliendo alguna nariz así (risas) pero es un cosa que hace ya tiempo que no hago.

Arantxa Recio, Arantxa Recio: del Ramadan en Kuwait a la tradición oral pirenaica

Colaboración de Arantxa Recio para la marca Pitillos

No es lo mismo diseñar sobre papel o sobre ordenador que elaborar un mural, ¿Cómo te enfrentas a espacios tan grandes?

En mi caso ya llevo más de 10 años pintando murales. Para mí es como una disciplina más. Es algo que he ido alternando con mi trabajo de ilustradora pero tampoco es a lo que me dedico exclusivamente.

«Nunca me hubiera imaginado trabajar con una compañía de alta costura en Kuwait»

Siempre ha sido de forma muy natural y sí que es verdad que el formato es muy diferente. Una pared ya de por sí tiene una textura, una serie de detalles que te condicionan en el trabajo.

Estás trabajando fuera de tu estudio, en contacto con la naturaleza o tiene más vida. En mi caso me gusta combinar ambos métodos. Esos momentos de salir fuera de tu estudio y compartir tu trabajo te aportan muchísimo.

Yo siempre estoy «maquinando», cuando voy por la calle y veo un espacio y digo: «ay, que bonito quedaría aquí un mural». Incluso fuera del estudio sigo pensando en mis cosas.

Háblanos de la propuesta Al Othman, sin duda un proyecto apasionante ¿no?

Esto son las cosas buenas que tiene Internet. Podrías estar trabajando en un pueblo pequeñito de Extremadura y puedes llegar a lugares tan lejanos como Kuwait.

Son cosas que nunca te imaginarías que te pueden ocurrir pero hoy en día a través de Internet, es bestial el alcance.

«No me considero para nada influencer»

Nunca me hubiera imaginado trabajar con una compañía de alta costura en Kuwait. Llevo 4 años con ellas y encantada de la vida.

Quiquiriquí! (una recopilación de textos de la tradición oral pirenaica) ¿Cómo te inspiraste para ilustrar un texto como este?

Saúl (Irigaray) es una persona que ha crecido ahí y me parece un proyecto muy bonito. De repente un día me contacta y me comenta que le gustaría hacer una colaboración conmigo.

Casi todas las historias son cosas que él ha ido recopilando. Cuentos que le contaba su abuela de pequeño, historias que son típicas de cada pueblo, son como tesoros, realmente. Tuve suerte y pude colaborar con él.

Tote bag con diseño de Arantxa Recio

Tote bag con diseño de Arantxa Recio

De repente hay un auge en la ilustración y los clientes se apoyan más en ella para sus nuevas campañas… ¿lo notáis los artistas?

Mucho. A mi incluso las agencias de influencers me escriben. Yo digo que estoy vendiendo un producto gracias al trabajo que yo estoy haciendo, lo estoy apoyando con mi ilustración, con mi arte o lo que sea.

Y es verdad que por el tema agencias está habiendo un cambio brutal. Cada semana me llegan propuestas de agencias y a mi se me escapa un poco. No me considero para nada influencer por eso simplemente a veces lo obvio.

¿Tu primer recuerdo relacionado con el arte?

Desde muy joven solía ir a exposiciones a las que me llevaba mi hermana, por casa siempre había libros de arte.

Me llamaba la atención la vida de muchos pintores y artistas, Picasso, Dalí, Toulouse-Lautrec..el arte involucra tanto a las personas que lo hacen como a quienes lo observan…

Y a mi siempre me ha gustado dibujar, antes de saber lo que era el diseño y la ilustración ya intuía que terminaría dedicándome a esto o a algo artístico como la danza.

Hice gimnasia rítmica durante muchos años, también estuve varios años apuntada a una escuela de flamenco, pero lo terminé dejando, pensé que no tendría mucho futuro…

Empecé a estudiar en la Escuela de Artes y me metí en esto de la ilustración que también…(risas). Y eso que ahora hay más conocimiento sobre la ilustración por el tema de Internet, redes sociales y tal.

Además de que muchas editoriales se interesan cada vez más por nuestro trabajo y hay mucho material publicado al respecto.

Nos gusta que nuestros entrevistados nos recomienden a alguien…

Me gusta mucho el trabajo de una chica de los Ángeles que se llama Bijou Karman, hace mucho retrato sobre todo de mujeres y también hay otra ilustradora de Londres que se llama Tess Smith Roberts que es genial.

Su trabajo es muy alegre y lleno de color.

¿Más de Cultura y menos de qué?

Menos del tema autónomos que lo llevamos muy mal. Que bajen la cuota, que pongan otras medidas que nos hagan la vida un poco más llevadera.