Mar Ramón Soriano.

Escultora. Artista Plástica.

Mar nació en 1993 en Valencia, aunque es gallega de pura cepa, ya que con tan sólo cinco años se mudó con sus padres a Galicia, Ourense. Siempre influenciada por el arte como medio de expresión comenzó sus estudios en Bellas Artes, continuando con el Máster en creación e investigación, en la Universidad de Vigo. Actualmente se encuentra cursando el doctorado.

Llamamos a Mar desde la oficina y nos cuenta que está en el pueblo de su madre transportando piezas. De una manera muy espontánea y natural nos presta su tiempo para hablar sobre sus proyectos.

Primera obra. “Autorretrato”.

Mar comenzó indagando en el mundo de la escultura explorando entre materiales, especialmente la cerámica. Le preguntamos el porqué de esta preferencia: “me atrae su debilidad a la vez que su fuerza, al igual que los seres humanos, con los que comparte cierto paralelismo”. Aunque Mar no se limita solamente a la cerámica, ya que también utiliza otros tipos de materias primas y técnicas. Todo ello está perfectamente demostrado en su última exposición “Esa mujer”, en la Fundación Eugenio Granell, en Santiago de Compostela.

“Esa mujer” está compuesta por dos series de piezas en las que Mar retrata el famoso caso Mónica Lewinsky: “Es una reflexión sobre el suceso que transcurrió en el año 1998 con el expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton.”

La obra se forma de piezas con grandes referencias a los juegos del azar y una serie de retratos (una totalidad de 9) que están asociados al “escándalo” de los noventa, pintados con maquillaje en tono rosado con connotación de acierto-error: “Las piezas se componen de cuatro juegos al azar realizados con cerámica, los cuales simbolizan la fragilidad y la fortaleza de una chica que tenía veinte años y la juzgaron por haber vivido su sexualidad. De ahí esa elección de los materiales. Yo misma soy fuerte, pero a la vez quebradiza. Todo ésto es una situación que podríamos haber vivido cualquiera de nosotras”.

Exposición “Esa mujer”.

“…Yo misma soy fuerte, pero a la vez quebradiza. Todo ésto es una situación que podríamos haber vivido cualquiera de nosotras”.

Una obra apoyada por la ayuda Injuve del Instituto de la Juventud de Madrid, que próximamente podremos disfrutar en la capital, de la cual no olvidaremos recordar. Otro de sus proyectos es la creación de un libro sobre el tema a tratar en la exposición “Esa mujer”.

Indagando más en el trayecto y pensamiento de Mar, encontramos una artista con grandes inquietudes en la experimentación y desarrollo de sus obras. Entre sus “favoritas” nos encontramos con grandes artistas contemporáneas como “Annette Messager”. Aunque nos llama mucho la atención una de sus reflexiones más íntimas: “En cierta manera me siento identificada con Andy de Toy Story, ese niño que experimentaba con sus muñecos destrozándolos y creando ciertas formas. No es algo de lo que fuese consciente hasta que comencé la carrera”.

Obra. “Cuerpos tumbados”.

Obra. “Refugio a partir de banco”.

Sobre el futuro reconoce que le encantaría dedicarse a la escultura compaginándolo con la enseñanza, aunque es consciente de que no es un camino fácil de recorrer. Nosotros confiamos plenamente en sus facultades y en su gran visión sobre la “psique” de todo lo que nos rodea. Aunque Mar es una artista muy joven, no cabe la menor duda de que nos encontramos ante una mujer con una gran proyección.

En cierta manera me siento identificada con Andy de Toy Story”.

DATO CURIOSO:

Queríamos un título con el que Mar se sintiese identificada. Así que nos contesta a la pregunta ¿Por qué Fina, segura, normal y sin alas?: “…pues porque siempre tiendo a usar objetos relacionados con lo femenino entendido dentro de esta sociedad. Me gustan los elementos tan connotados, y este eslogan de compresas ya está definiendo a un tipo de mujer. Me interesa la extrapolación de estos 4 adjetivos, por ejemplo, el sin alas podría traducirse como, con los pies en la tierra, y yo me veo un poco así, normal, sin alas y…lo de fina y segura, pues depende del día…“.