Imagina que vas caminando por la calle y te encuentras con una habitación. Un espacio abierto que puedes observar, cotillear y que ni siquiera has tenido que buscar. Con esa sensación juega Habitación número 34, un nuevo proyecto artístico que convierte el arte en algo público. Un espacio expuesto 100% de cara al exterior y que da visibilidad a jóvenes artistas y emergentes en España.

Tu habitación suele ser tu lugar seguro, tu refugio y tu centro de inspiración y creación. Ahora, gracias a Habitación número 34, este concepto se traslada al barrio de Usera, en la periferia de Madrid. El espacio se concibe como la primera de una serie de futuras habitaciones expositivas dedicadas al arte joven y situadas en los barrios periféricos. Una iniciativa de RGB comisariada por Lava Art Project. 

«Es arte instalativo hecho por gente joven. La idea era visibilizar gente que a lo mejor en España no puede llegar a exponer en una galería en el sentido más tradicional», explica Paula Ramos Mollá, miembro de Lava Art.

Un espacio de arte público

El proyecto rompe con la idea tradicional de museo o galería de arte y crea un espacio accesible a todo el mundo con el que incluso te puedes encontrar de casualidad. En Habitación número 34 no hace falta llegar, pagar y pasar para poder disfrutar. Gracias a sus enormes cristaleras, los trabajos de los artistas se pueden observar desde el exterior de manera que cualquiera que pase por ahí puede observar las exposiciones.

habitación, Habitación número 34: el espacio que hace accesible el arte a la calle

Llama la atención, al igual que el formato que emplea este nuevo espacio artístico, su localización. Habitación número 34 escapa de la idea de que el circuito cultural únicamente se encuentra en el centro y demuestra que también hay arte en la periferia.

Por el espacio irán pasando diferentes artistas, que, durante unos 25 días, disponen del espacio para mostrar su obra. Los artistas han sigo elegidos por Lava Art Project. «Desde Lava siempre intentamos profesionalizar un poco la profesión del artista. Nuestro papel es conseguir que las instituciones reconozcan su labor», nos cuenta Paula Malló.

El criterio que siguieron en esta ocasión fue el de buscar a jóvenes creadores que pudiesen interactuar con el espacio y que residieran en España. En el programa actual, pasarán un total de 11 jóvenes: Yosi Negrín, Lola Zoido, Jesu Moratiel, Andrea Muniáin y Adina L. Velázquez, Jaume Clotet, Allél0n, Nora Silva, Andrés Izquierdo, Ampparito, Tatiana Poggi y ©®38191613162016135195209451435.

Todos ellos expondrán en Habitación número 34 y presentarán su obra de una forma accesible, llevándola a la calle. Este mes, podemos encontrar el trabajo de la artista Lola Zoido, que interviene en la exposición con una instalación modelada en 3D que dialoga con el concepto íntimo de la habitación y se transforma en su propio mobiliario.