Cecilia Paredes, artista peruana, se sirve habitualmente de la alegoría plasmándola en su arte y así lanzar sus planteamientos vitales. Su obra artística muy vinculada a la poesía se sumerge en la naturaleza, en la que se ella misma queda literalmente incluida, como punto de partida del ser humano y su recorrido por el mundo.

La artista ahonda en reflexiones religiosas, mitológicas, filosóficas y las expone a partir de fotoperformances -en las que pinta su propio cuerpo camuflándolo, esculturas, arte sonoro o instalaciones. En su ánimo, una reivindicación por la ineludible conexión del ser humano y la naturaleza, un especial canto a la mujer y una llamada a la cordura.

Cecilia Paredes realiza también un “viaje” hasta los ritos incas, donde lejos de focalizar los aspectos más crueles, recupera el sentido místico como parte de sus raíces y logra explicar el sentimiento de comunidad y las relaciones de poder, como hecho que caracteriza cualquier época histórica.

Esta recuperación de su origen sirve también a la artista para reivindicarse ante el desarraigo que ella misma sintió lejos de su país al ser exiliada. En este sentido su último trabajo “El no retorno” refleja la relación del ser humano con el entorno -el propio y el del país ajeno. Entorno que tiene que ver con la naturaleza, pero que incluye esta vez el social y político, y donde una vez más, su figura queda integrada.

El arte de Cecilia Paredes tiene algo en lo que nos reconocemos, al fin y al cabo habla de circunstancias comunes. Pero a la vez contiene ciertos elementos que nos confunden y conmocionan sin saber muy bien por qué. Concretamente en esta nueva exposición “El no retorno” este aspecto, algo inquietante, alcanza especial protagonismo. Pero claro, estamos hablando de un trabajo en el que la artista quiere expresar las sensaciones que experimenta un migrante… expectación, desasosiego, miedo, esperanza ¿o desesperanza?. Les invitamos a que lo experimenten por sí mismo.

“El no retorno”

Cecilia Paredes

Museo Universidad de Navarra. Pamplona.

Hasta el 1 de septiembre de 2019