La palabra que provoca en las paredes de un museo

La obra de José María Báez tiene que ver con la provocación a través de las palabras. No para escandalizar, aunque algunas veces sí, las utiliza sobre todo para crear sensaciones. En un mundo donde impera lo visual, nuestros ojos parecen haberse acostumbrado a lo más extremo, sórdido o espectacular y casi ni nos inmutamos. Ante tal indolencia, llegan las palabras de Báez para que al leerlas nos estremezcamos. Vuelve así el ser humano, al principio, a recrear su propio imaginario a través de la palabra.

La vena artística de José María Báez latió en su juventud a partir de la poesía y, como vemos, continúa en plena forma. Pronto quedó integrada la fuerza de la poesía a la potencia de lo pictórico y lo extraordinario de un soporte como son muros y paredes de instalaciones.

Tal espectacularidad de formato la ha mantenido Báez a través de las décadas para gritar a los cuatro vientos su discurso artístico. Esta fuerza fue más evidente en un período oscuro de nuestro tiempo, cuando a finales de los años 80 y principios de los 90 el SIDA arrasó entre sus propios amigos. Entonces, las citas de José María Báez  se apagaron, se decoloraron, trascendían tristeza y, a su vez, triplicaron su potencia a través de los mensajes.

La exposición del artista que se está llevando  a cabo ahora en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga: “La vida es como un viento”es un compendio de obras de diferentes épocas. Y aunque planteada sin orden cronológico, está concebida como una narración lógica en las paredes que la acoge.

La tipografía romana-renacentista que caracteriza las citas que incorpora Báez, otorgan a su obra un aire de eternidad equiparable al contenido. El artista elige frases o palabras evocadoras, creadoras de figuras retóricas que van más allá de un contenido concreto y que penetran en la sensibilidad del espectador/ra sin que éste/a registre, al momento, su significado. Sin embargo la lectura completa le llevará a cierto bien o malestar, dependiendo del caso. En palabras del artista:  “En la selección de los textos intentaba eludir lo descriptivo y explícito y potenciar que tuvieran capacidad metafórica y algún voltaje de misterio”.

 

“La vida es como un viento”. José María Báez 

Llevo la parte de prensa en ArteGB. Después de 15 años trabajando en este ámbito, las anécdotas se han ido acumulando y ahora tengo la ocasión de dejarlas expuestas como una especie de exorcismo que me haga caminar más ligera. Cuando cuento mis angustias profesionales, por muy rocambolescas que parezcan, es cierto, la vida del agente de prensa es así. Para alguien como yo que sufre hipocondría, los remedios que atenúan la tensioncilla que causa este trabajo son: la contemplación de elementos bellos, la búsqueda de la calma y la degustación de alguna que otra Hendricks, que últimamente disfruto especialmente después de una larga etapa de lactancia prolongada…
By |2018-12-07T11:47:32+00:00 7 diciembre, 2018|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.