Carlos Pérez Siquier es un nombre seguido de dos apellidos que no deja indiferente. Algo hay en el contenido de esos tres nombres propios que, aunque no le conocieras, te llevaría a pensar que… te suena…pero ¿de qué? o ¿a qué?. Remite a alguien grande, perteneciente a una disciplina que trasciende al común de los mortales. Podría ser un arquitecto o una eminencia científica, incluso un médico que va en la avanzadilla de lo establecido.

Carlos Pérez Siquier es un artista almeriense, un gigantesco fotógrafo para más señas y, en unos días, su historia y su obra, contada por su amigo y cineasta, Felipe Vega, se presentará en su ciudad, inaugurando el Festival Internacional de Cine de Almería.

Pérez Siquier ha cumplido 87 años y en una estupenda entrevista que le hicieron esta primavera aseguraba: “Me quedan por hacer las mejores fotos”. Él que ha ido a la vanguardia de su época. Que sin desdecirse de esto último, se le calificó lúcidamente como fotógrafo neorrealista al registrar de manera magistral y catedrática el día a día de un barrio marginal, auténtico y racial como es “La Chanca” almeriense, que poco después otro gran maestro narraría: Juan Goytisolo. Pérez Siquier fotografió la barriada durante décadas, encontrando esos detalles que caracterizan su arte.

Pero Carlos Pérez Siquier es, como fotógrafo y artista, un enamorado de la luz. Y la luz que proporciona el mar, es única según el lugar donde quede reflejada. Así el azul de Almería es diferente del azul malagueño o del azul valenciano. El azul almeriense es Azul Siquier. Así puede calificarse después de que un “orihundo” excepcional lo haya perseguido, capturado, analizado en cada uno de sus matices…

Podríamos decir que sólo con su mirada a La Chanca y su descubrimiento del azul, su arte estaría de sobra reconocido, premiado y laureado. Pero no, Carlos Pérez Siquier ha seguido investigando, resolviendo acertijos que la realidad le muestra y él soluciona a través de un marco preciso, mordaz, genial. Llegamos así a otro puesto, de un podium que acabo de inventarme para él, el arte pop. Sus composiciones absolutamente geniales sin mover un ápice la realidad, realizadas sólo a partir del cuadro de su mirada, forman parte de la historia contemporánea del arte.

La película documental: Azul Siquier muestra mucho de lo que les cuento y además con el arte de un cineasta elegantísimo que presenta con emoción la maestría de su amigo. Así, Felipe Vega cineasta y Carlos Pérez Siquier fotógrafo, quedan enmarcados en una historia preciosa, llena de arte, de alegría, de luz y de detalles impresionantes.

La foto que encabeza este artículo es obra de Carlos Pérez Siquier, ¿la han visto bien? ¿Hasta el último detalle? ¿Están seguros de que no se les escapa algo?

Festival Internacional de Cine de Almería

Del 17 al 24 de noviembre 2018

www.festivaldealmeria.com