Seguro que muchos conocéis a Martina Matencio por su sobrenombre de instagram, @lalovenenoso. La belleza y sensibilidad del cuerpo humano se reflejan de forma especial en sus fotos. La fotografía es su lugar de paz y tranquilidad y las mujeres son las grandes protagonistas de sus fotografías.

En Más de cultura somos seguidores de Martina y por eso hemos aprovechado para hablar con ella sobre fotografía, inspiración y creación.

¿Qué tal has pasado la cuarentena?

Realmente he pasado una buena cuarentena. He convivido con dos muy buenas amigas y realmente ha sido algo maravilloso para mí. Pienso que esta cuarentena habrá sacado lo mejor y lo peor de cada persona. Muchas veces me parecía estar viviendo una irrealidad, una serie de bajo presupuesto… pero otras, sentía que la realidad no era nada más que la que estaba viviendo. Siento que he exprimido muchísimo mi parte creativa, he escrito muchísimo, me he leído muchos libros y sobre todo, no he parado de hacer fotos.

Siendo artista en este tiempo, ¿has sentido presión por ser productiva en esa situación tan delicada o lo has tomado con calma?

Cero, no he tenido ninguna presión. He creado por necesidad interior y todo lo que hemos hecho nos ha salido de manera natural y espontánea. A veces si que nos mirábamos Mónica y yo y decíamos: ok, hoy tenemos que crear, porque su pasaban 3 o 4 días sin hacer fotos, nos faltaba algo. Pero solo faltaba decir eso y nos poníamos. Realmente siento que el resultado ha sido maravilloso y me siento muy feliz por todo lo que hemos creado.

¿Qué fue lo que te atrajo de la fotografía?

El tener algo para toda la vida. El poder captar ese instante que solo en en ese instante permanece.

¿Cuándo se convirtió en tu trabajo?

Cuando creí en lo que hacía.

¿Qué es lo que más te gusta fotografiar?

Los cuerpos, sobre todo de mujeres aunque estoy experimentando también con el del hombre. Me encanta fotografiar rodillas, piernas, manos. En realidad cualquier parte del cuerpo me parece increíblemente bella.

View this post on Instagram

🖤

A post shared by Martina Matencio (@lalovenenoso) on

¿Qué es lo más difícil de fotografiar personas?

Para mí no es algo difícil, normalmente estoy tranquila e intento que las personas también lo estén, que se sientan cómodas, es muy importante transmitirles tranquilidad para que estén relajad@s. Obviamente si la persona tiene mucha experiencia no hace falta nada más, de todos modos creo que es necesario que se cree un vínculo, una conexión, que se respire paz.

Tus fotografías transmiten mucha delicadeza y sensibilidad y las mujeres son las grandes protagonistas, ¿qué es lo que más te inspira?

Me inspiran los cuerpos de ellas, también siento que cada fotografía que hago forma parte del mapa que estoy cruzando para encontrarme a mi misma. A la vez me inspira la seguridad de la persona o personas que voy a fotografiar, que estén relajadas, que se quieran y que sientan que están en un lugar seguro y tranquilo, que se dejen llevar. A veces pienso que, todo esto que siento mientras disparo, es lo que me gustaría sentir la mayor parte de mi vida aunque no siempre es así; seguridad y tranquilidad, por eso imagino que mi trabajo a parte de ser mi herramienta de expresión es mi lugar de tranquilidad, de paz, de sentirme bien, porque si hay algo que no dudo en la vida es en mi trabajo y esto me hace sumamente feliz.

¿Tienen algo en común las protagonistas de tus fotografías?

Sensibilidad.

¿Cómo es tu proceso creativo?

No tengo un proceso creativo muy marcado. Normalmente creo in situ y la inspiración me viene trabajando. Todo depende de si hay cliente entre medio o no, pero de todos modos me dejo llevar por las sensaciones y las ideas me van viniendo solas a lo largo del shooting. Para mí es muy importante que haya una cierta conexión entre modelo- fotógrafo pero no siempre es así.
Para mi el proceso creativo va acompañado de la inspiración y mis 3 pilares fundamentales para ello son: cine, música y lectura.

¿Es posible vivir de la fotografía? ¿Tienes algún consejo para la gente que se quiera dedicar a esto?

Yo hace ya bastantes años que vivo de la fotografía, así que si, si que es posible. Mis consejos no sé si van a servir de mucho pero aquí los dejo: Para mi, lo más importante es creer en uno mismo. Si no crees en ti, no avanzas, esto pasa en cualquier ámbito o aspecto de la vida; en el trabajo, en el amor o en correr 10 km. Justo me estoy leyendo un libro que se llama: De qué hablo cuando hablo de correr, de Murakami y habla un poco de esto. Nadie va a creer en ti más que tú mismo, así que para mi es la base fundamental y esencial. Antes de creer tienes que confiar, una vez confías crees y una vez crees, creas. Yo creo mucho en lo que hago, no porque sea mejor o peor, sino porque es lo que me sale de dentro, para mi hacer fotos es como respirar.

¿Instagram te ha ayudado en tu carrera?

Realmente sí, básicamente porque es una red social que la ve todo el mundo 24h. Es mi ventana al mundo. Lo único que no me gusta son las restricciones pero a pesar de eso, me gusta y me ha ayudado mucho en mi carrera profesional. He llegado a trabajar con Netflix porque me vieron ahí.

¿Algún proyecto en mente para el futuro que podamos saber?

Tengo un nuevo proyecto pero que estoy creando poco a poco, y qué tampoco puedo decir mucha cosa, pero tiene que ver con letras y con fotos. 🙂

En Más de Cultura nos gusta descubrir talento, ¿alguna recomendación?

Frank Horvat sin duda.

Nuestra revista se llama Más de Cultura y nos gusta acabar las entrevistas con esta pregunta, ¿más de cultura y menos de qué?

Egoísmo.