Acercarte al arte de Maruki Maremotto, es encontrarte con sus mujeres. Invariablemente elegantes, hermosas y cargadas de determinación, el look ligero que otorga la tinta china y la acuarela sólo es el contrapunto de la fortaleza de carácter que reflejan.

Maruki Maremotto es la marca que suena a asiática y que ha elegido Mar Herrero, artista bilbaína, para exponer sus deliciosos trabajos.

Mar dice de sí misma que es curiosa por vocación y, a la vez, tímida por naturaleza…y lo cierto es que ha creado un universo de mujeres que destilan ese aire. Habitualmente las representa solas, pero inmediatamente registras lo cómodas que están en su soledad. Rodeadas de ambientes coloristas, relajadas sobre sofás confortables, sus miradas a través de ojos grandes y transparentes interpelan al espectador como diciéndole: “Aquí estoy, donde quiero estar”.

Dice Mar que su arte habla del individuo, de actitud y además está envuelto de subjetividad. Desde luego así lo percibimos, pero además su declarado interés por investigar los caminos de creatividad la llevan a un arte genuino que pocas veces se consigue si además apuestas por la discreción, como es el caso. Porque las mujeres de Maruki Maremotto son absolutamente identificables y eso, en arte, es matrícula de honor.

Mar no trabaja sola porque sus soportes son variados y fantásticos. Pañuelos de seda, platos, cuadernos, lapiceros… son, además del papel y el lienzo, los lugares donde habitan las mujeres bellas que les presentamos y que conforman el Atelier Maremotto. Para ello colabora con artesanos locales y proveedores responsables además de optar por materiales sostenibles, certificados y respetuosos con los bosques.

Plato de cerámica

Plato de cerámica

Pero la belleza de esta propuesta no sólo queda en el ámbito artístico y respetuoso con los materiales y su elaboración, va más allá. Una pestaña de su bonita web habla de solidaridad. Contundente, Mar nos habla de los niños como “el jardín colectivo del mundo. Ellos necesitan amor y educación como un jardín merece agua y debemos proteger.”

Ágil, ha conectado su arte con la solidaridad, a partir de diseños de Maruki Maremotto descargables en móvil, tablet o pantalla de ordenador. La compra de este material digital por parte de cualquier usuario va directamente y al 100% a la Red Acoge: ONG que da apoyo educativo a los niños y niñas más vulnerables, los que viven en entornos de migración y refugio.

Nos encanta la propuesta de Maruki Maremotto porque no puede ser más redonda ni más bella. Enhorabuena, Mar.