Carsten Höller fue ingeniero aunque siempre combinó su faceta profesional con su pasión por el arte. Tanto es así que su talento, junto a su fascinación por la mente humana acabó derivando, hasta instalarse definitivamente, en el territorio de lo artístico.

Sus proyectos son un cruce de arte e investigación científica, de manera que el espectador acaba siendo conejillo de indias y así Carsten Höller pueda indagar a partir de las reacciones que provoca con sus instalaciones. Interesante propuesta, no sé si para los espectadores, para él o para ambos…

En 2006, por ejemplo, una instalación en el Tate Modern invitaba a disfrutar de toboganes con formas irresistibles, mientras Höller investigaba las reacciones que despertaba. ¿Quién se divirtió más?

Instalación de Carsten Höller en Tate Modern.

Instalación de Carsten Höller en Tate Modern.

Ahora se adentra en el territorio psicodélico de la Amanita Muscaria. Curioso hongo de apariencia bucólica, de bosque de cuentos de hadas, reconocible y reconocidos por su alta toxicidad: son venenosas y contienen sustancias alucinógenas utilizadas en ocasiones en ritos chamánicos.

Elegida por Carsten Höller como uno de los elementos capacitados para abrir la mente humana y llegar a sus lugares más recónditos y desconocidos, incluye la Amanita Muscaria en su instalación, en formato XL, símbolo de su enorme potencial. Aunque, bien mirado, quizá quiera ofrecer un homenaje a una “sustancia” que tanto puede ayudar a un fanático investigador, como él,  sobre el comportamiento humano.

Alrededor de las Amanitas Muscarias expuestas, la exposición se completa con cuadros donde elementos geométricos evocan un recorrido hasta el infinito, a partir de la repetición de su forma, lo que se denomina geometría fractal. Sensación casi psicodélica que experimentamos sólo con la visión y que experimentaríamos a través de la amanita, sin visión previa ni nada…

Maremagnum de sensaciones que el espectador combina a través de un arte expresivo y matemáticamente perfecto. Un acicate para agitar la mente y mostrar caminos. ¿Estamos dispuestos a tomarlos? Los caminos digo…

Carsten Höller. “Mushrooms mathematics” 

Galería Massimo di Carlo 

Piazza Belgioioso, 2. Milán

Hasta el 12 de enero de 2019