Todos nos hemos topado alguna vez con uno de estos llamados «bichos raros», a veces, incluso, le hemos descubierto reflejado en el espejo… Desde Teatro Kamikaze llega una propuesta para ser capaces de entenderlos, de llegar a ellos, incluso de amarles. Lo hacen a través de la danza con el talento, dirección y coreografía de Manuela Barrero -antes bailarina en la compañía de Chevi Muraday. Premio Nacional de Danza-.

Cuenta Manuela Barrero que zèbre se traduce tanto como «bicho raro», como persona altamente sensible y la manera en que todo esto desemboca en el estado habitual de melancolía de estos «ejemplares zebra» que habitan en o entre nosotros.

Cómo mostrar la idiosincrasia de esta personalidad a través de la danza es el reto que se marca Manuela Barrero, pero una imagen llena su mente. La proyectada por un dramaturgo clásico:

«Cuenta Aristófanes que al comienzo del mundo los hombres tenían cuatro brazos y cuatro pies y, orgullosos, se comparaban con los dioses. Por ello fueron separados en dos mitades y, desde entonces, tienen la esperanza de verse unidos de nuevo y hacerse uno a través del amor».

Y esta imagen queda completa con un dibujo que también evoca la coreógrafa:

«Esto me recuerda a Alegoría del placer y del dolor, de Da Vinci, y a la unión de las dos figuras que aparecen en su dibujo que, según se cuenta, son el propio artista y su amante».

danza, Zèbre o cómo llegar hasta el universo del Bicho Raro

Pues bien con estos mimbres Zèbre sube a escena para mostrar el carácter de las personas que por su talento extraordinario, su creatividad desbordante, su modus vivendi diferente…se sienten incomprendidos, señalados, juzgados y finalmente solos. Manuela Barrero quiere acogerlos, comprenderlos y abrazarlos. Por admiración, por empatía o más bien porque ella también ha descubierto en su propio espejo una «zebra».

«Zèbre es soledad común, es reivindicar lo diferente como la esencia desencadenante del acercamiento entre seres humanos diversos en una cultura que impone la homogeneidad del no criterio. Es provocar un abrazo a lo desconocido».

Zèbre

Manuela Barrero. Compañía DicAos

El Pavón Teatro Kamikaze, Embajadores, 9. Madrid

Del 4 al 15 de diciembre.