La nombraron como Victoria, paso a ser Vicky Villanueva y ahora, las redes sociales la han consolidado como Vicu Villanueva. Utiliza lo digital para salir de lo binario, especialista y divulgadora de teorías feministas, es famosa por su rap feminista y un vídeo sobre los estereotipos de Disney. Con casi 40.000 suscriptores en su canal de youtube, la argentina de 24 años se define como «artista» porque lo de la influencia, dice, «solo se puede medir hacia afuera».

Fotografía: Rocio Frigerio

En su mochila, dos discos: Cancionera e Ironía Erótica. También forma parte de la banda argentina Dúo Microcentro. Desde Más de Cultura, un nuevo descubrimiento en el océano de lo digital, curiosamente, al otro lado del charco.  

Artista, compositora, Youtuber e influencer ¿te sientes identificada con estas categorías? ¿Cómo te definirías a ti misma?

Me siento identificada en cierta medida, pero también creo que algunas de esas palabras son relativas, por ejemplo influencer. Sería raro definirme a mi misma como tal, la influencia es algo que solo se puede medir hacia afuera, pero tengo que admitir que es muy poderoso sentir que lo que hago o digo pueda tener una influencia en mi audiencia y la gente que me sigue. Yo me definiría como artista, ya que engloba más todas mis sensibilidades.

¿Qué es ser feminista para ti?

Para mí, ser feminista es luchar por un mundo más justo para todxs. El feminismo que yo practico es el transfeminismo, que busca una transversalidad de la lucha, no sólo luchando contra la opresión de género sino también el capacitismo, la xenofobia, la homofobia, la transfobia, y todas las opresiones a aquello que se sale de la norma patriarcal.

¿Crees que todas las corrientes feministas actuales ayudan o que habría que enfocar más el discurso?

Creo que hay algunas corrientes feministas, sobre todo aquellas que discriminan a las personas trans por ejemplo, que quedaron estancadas en viejas estructuras y no logran aceptar los cambios de la sociedad. Comprendo que hay muchos tipos de feminismo y no siento correcto ponerme a opinar acerca de otros tipos de feminismo, pero sí me animo a decir que repudio cualquier corriente que sea transexcluyente.

Sobre todo en Argentina, de donde soy, el movimiento feminista tiene mucho que ver con la lucha trans, hemos militado por muchos derechos lado a lado y hacer de cuenta que esto no es así me parece invisibilizador y una pena.

También disiento con las corrientes feministas que persiguen a las trabajadoras sexuales en pos de la abolición de la prostitución. En fin, hay muchos feminismos, y siempre estaré más del lado de aquellos que busquen incluir en lugar de discriminar.  

«Me parece necesaria la pluralidad de voces feministas en Internet»

¿Es importante el esforzarse en utilizar un lenguaje inclusivo para mejorar la sociedad? ¿Cómo lo trabajas tú?

El lenguaje inclusivo se me hace cada vez más necesario en lo personal, quizás serán los ambientes en los que me muevo en los que ya es la norma hablar en inclusivo.

Comprendo que es difícil ya que nos hemos criado con el lenguaje que tira todo al masculino y a veces cuesta muchísimo modificarlo, pero no juzgo a quien no lo logra, y hasta te diría que tampoco a quién no lo intenta siquiera. Sí me molesta aquella gente que se burla de quienes tratamos de incorporarlo.

¿Qué opinas de otras youtubers que también hacen del feminismo su razón de ser en youtube como  María Herrejón o Andrea Compton ¿De qué manera crees que son necesarios todos estos canales?

Me parece súper necesaria la pluralidad de voces feministas en Internet. Como dije antes, hay muchísimas formas de ver y vivir el feminismo, y la conversación que se genera en YouTube es muy necesaria para que el movimiento crezca. Disfruto mucho de ver gente de todas partes del mundo hablando de sus experiencias, sus ideas y compartiendo su vivencia del feminismo.

«En Youtube no necesitamos que venga alguien a darnos permiso»

¿Hay diferencia aquí entre España y Argentina? En cuestión de formas de pensar…

No lo sé. Supongo que sí. No conozco España, me encantaría ir muy pronto a dar conciertos y conocer. Por lo que percibo en las redes, hay bastantes puntos en común entre el feminismo de Argentina y España, pero también siento que Argentina es más conservadora.

Quizás me equivoque pero por ahora Argentina como país está bastante atrasada en materia de género, a pesar de que hay voces súper poderosas y positivas.

Es curioso porque en otras entrevistas a otros compañeros que también están en Youtube, coinciden en que ojalá hubieran tenido una herramienta como Youtube o la seguridad que tienen muchas chicas jóvenes hoy en día. ¿Crees que es algo positivo de las nuevas generaciones?  ¿no encierra todo el tema de las redes sociales cosas negativas?

Creo que, como todo, Internet y las redes sociales tienen sus partes buenas y no tan buenas, pero en definitiva me considero muy afortunada de poder vivir en esta era en la que puedo comunicarme con gente de todo el mundo y compartir mis ideas y mi arte autogestivamente.

Siento que en Youtube hay lugar para toda la gente, con todas las ideas, y eso aunque a veces pueda ser frustrante también es necesario para que en la conversación estén todas las voces. Nos representamos a nosotrxs, no necesitamos que venga alguien a darnos permiso. Eso es genial.

Un rap feminista y un vídeo sobre los estereotipos de Disney, de lo más visitado en tu canal ¿crees que ese tipo de contenidos solo se hacen virales o que también remueven conciencias?

Me gusta creer que remueven conciencias, claro. Me llegan muchísimos mensajes de adolescentes de distintas partes del mundo contándome que se interiorizaron en el feminismo gracias a mis canciones, es un honor y una responsabilidad enorme saber que lo que hago tiene un efecto concreto en las vidas de otras personas. Me lo tomo muy enserio, por eso trato de hacer contenido de manera responsable. No lo veo como solo hacer cosas que se viralicen. Me importa mucho el mensaje.

¿De dónde surge Ironía Erótica? ¿Cómo definirías este proyecto?

Ironía Erótica es un proyecto de canciones pop que hablan de amor y desamor, en su mayoría escritas cuando tenía 18 años. Fue un proyecto que empezó como un juego, ya que cuando empecé con mi canal de Youtube parecía muy distante del discurso feminista que estaba tomando un disco romántico. Pero funcionó, supongo que porque es auténtico. No hay nada que no haya sentido de verdad.

Y ahora, con mi segundo disco Cancionera que ya está disponible, siento que quién entra a mis perfiles puede ver las dos caras de mi arte, la parte sensible y la parte guerrera. Me parece que mis discos me representan bastante bien.  

¿Cómo manejas la críticas? Imagino que con más de 40.000 suscriptores en el canal, existen.

¡Claro que existen! (risas), pero no me lo tomo muy enserio. Obviamente que cuando son críticas constructivas, trato de aprender de ellas y crecer.

Pero a veces son críticas destructivas, o insultos o amenazas. En Instagram suelo bloquear a la gente que viene con violencia, pero en Youtube ni me interesa porque a veces hasta se encargan mis seguidores de decirles “che, por qué venís a insultar acá?”. Me imagino que debes estar muy frustrado con tu vida para ir amenazando de muerte a toda Youtuber que no te gusta.

¿Cuáles son los límites del humor?

Considero que la opresión es un límite. Cuando tu humor oprime a un grupo de gente ya oprimido, considero que no es humor sino burla, humillación. El especial de stand up Nanette de Hannah Gadsby es esencial para entender este concepto, es realmente maravilloso. El humor, creo yo, debería cuestionar, provocar desde lo constructivo, nunca humillar. Habla de una capacidad muy limitada para hacer reír el burlarse de alguien marginado.

El evitar las etiquetas ¿no es otra etiqueta más? 

Yo creo que las etiquetas son políticas, pero también pueden ser irrelevantes. Es bastante personal. En lo político, están buenas las etiquetas porque permiten visibilizar y reconocer a otras personas que comparten ciertas características.

Pero también creo que en un nivel personal, terminamos siendo lo que somos y nunca encajamos del todo en ninguna etiqueta.

Si pudieras viajar al futuro, ¿qué te gustaría ver?

¡La legalización del aborto en Argentina!

Si viajaras al pasado, ¿qué cambiarías?

Uff, qué pregunta. No tengo idea. Supongo que nada. En mi vida, quizás hubiera tenido menos miedo en ciertos momentos. Exagero mucho a veces. 

Nuestra revista se llama Más de Cultura. ¿Más de cultura y menos de qué?

Más de Cultura y menos de prejuicios.

Sin pedir permiso, pero pidiendo un cambio, a Vicu Villanueva le espera un gran futuro por delante. Esperemos que, al menos, cuando venga a visitar España, el aborto en Argentina sea una realidad legal.