Cada 26 de abril se conmemora el Día de la Visibilidad Lésbica, una fecha que pretende poner el foco en el papel que las lesbianas ocupan en el espacio público. Una manera de mostrar referentes para las generaciones venideras.

Por eso, desde Más de Cultura nos sumamos a este Día de la Visibilidad Lésbica a través del mundo del arte.

Empezamos este repaso con Tamara de Lempicka, pintora polaca de la que ya hemos hablado en Más de Cultura. Tamara de Lempicka es un referente en la pintura art decó, y reconocida no sólo por sus obras, sino también por su estilo de vida. Entre sus cuadros vemos mujeres que se abrazan, así como mujeres que descansan de forma desinhibida sobre la cama, como es el caso del cuadro titulado La Belle Rafaela, en el que vemos a una mujer de curvas y volúmenes sinuosos, Rafaela, quien fue modelo de Lempicka durante un tiempo y protagonista de varias obras.

El nombre de Gerda Wegener quizá nos pueda resultar familiar, ya que su vida fue llevada al cine junto con la de su pareja Einar Wegener / Lili Elbe en la película La chica danesa. Pero en esta película todo gira en torno a la transición de su pareja, dejando sólo retazos de la vida de Gerda. Pintura e ilustradora trabajó para diferentes publicaciones, como Vogue, pero sobre todo, causó sensación y polémica con las acuarelas que realizó para el libro Doce sonetos Lascivos de Louis Pearceau.

Toulouse Lautrec (de quien también hemos hablado recientemente en Más de Cultura), también plasmó en sus obras el amor lésbico. Lautrec convivió un tiempo con numerosas prostitutas, y descubrió que muchas de ellas estaban enamoradas de otras mujeres. Entre las obras realizadas, está la obra titulada El beso que se aleja de lo erótico y nos muestra la ternura de este gesto, y que tienes al principio de este artículo.

Y la última pieza de este repaso lleva la firma de Auguste Rodin, quien con su manera de trabajar (alejándose del concepto académico) y convirtiéndose en el padre de la escultura moderna. Entre sus obras encontramos El nacimiento de Venus (La Aurora), una escultura que muestra a estas dos mujeres, desnudas, en un momento de intimidad y cercanía.

Cuatro cuadros son muy pocos, pero sí que nos sirven de muestra para este Día de la Visibilidad Lésbica. Y tú, ¿tienes algún cuadro boller favorito?