Judith Trasmonte (judilustra) nació en Barcelona pero actualmente está afincada en Valencia. Estudió Diseño de Moda en la Escuela Illa de Barcelona, dice que como entonces eran 5 años de curso, es vintage. Conocemos sus diseños a través de una exposición virtual organizada por el artista Javier Codina. En ellos encontramos rostros y diseños florales. Conocemos un poco más a esta artista.

En tus ilustraciones vemos siempre la misma paleta de colores ¿Por qué eliges esa y no otra?

Los colores son parte de la voz del artista y también expresan muchos sentimientos. Por eso me gustan los colores vivos y vibrantes, me definen un poco a mí misma.

Las flores y las mujeres también son relevantes en tu obra. ¿Por algo concreto?

Yo soy mujer, así que me inspira la figura femenina porque, como los colores, intento buscar expresiones y miradas que reflejen lo que siento en ese momento. Y las flores son parte de nosotros, sin ellas no estaríamos en este mundo, soy una defensora de la naturaleza y el entorno, aunque viva en una ciudad. Las abejas y las flores son como parte de mí, es la esencia de la vida.

Haces también ilustraciones por encargo. ¿Es complicado vivir del arte si no se mueve mucho uno por redes sociales?

Puedo decir felizmente, que vivo de mis encargos desde hace casi 6 años. Y es muy difícil resaltar en una parrilla de un mundo tan globalizado.

Creo que se convierte en parte del trabajo del artista de este siglo. Si no eres 2.0, y te sabes vender en redes, mejor que tengas un buen mecenas que te haga ganar dinero. Por que es muy duro, pero a la vez satisfactorio, ver la respuesta de las personas, cuando ves que tu obra llega al alma.

View this post on Instagram

Live…⭐❤🌙

A post shared by J u d (@judilustra_) on

Me llama mucho la atención la del beso entre ancianos ¿Qué te llevó a realizarla?

La ilustración del beso forma parte de mi pasión por el amor y el respeto a las personas mayores y a mi tribu. Los abuelos son como las flores y las abejas, sin ellos y su sabiduría, el mundo no sería el mismo.

Ya veo que por esa parte de “Conciliando” estás creando a una pequeña artista. Como madre artista ¿Te gustaría que también optara por el mismo camino?

Llevo conciliando dos años de mi vida y es lo más duro e intenso que me ha tocado vivir. Pero me gusta educar a mi peque, con el arte siempre presente.

Porque yo he sido y soy una persona introvertida y el arte me ha ayudado a expresar, muchas veces, lo que con palabras no era capaz de decir. Así que espero que ella pueda elegir a lo que dedicarse y si quiere ser ilustradora, espero que le sirva toda mi experiencia. No para facilitarle la vida, porque tiene que aprender desde pequeña que la vida hay que currársela mucho.

¿Qué sensaciones son las que más te inspiran para crear?

Las miradas, lo tengo claro, al menos en esta etapa. Me gusta sentirme viva y las miradas me revuelven mucho por dentro, par bien y para mal.

¿Primer recuerdo relacionado con el arte?

Pues creo que no es uno, son muchos, porque al hacerme reflexionar sobre esta pregunta e intentar recordar uno en concreto, me ha hecho recordar muchos.

En mi pueblo tenemos el Ateneo. El cole siempre nos llevaba al teatro y en su vestíbulo siempre había exposiciones de los artistas que hacían cursos en el centro e ilustraciones. Y siempre me quedaba ilusionada en el pasillo, observando con detalle.

Mi madre también ha sido una artista, siempre estaba haciendo manualidades, pintando, cosiendo cuadros preciosos y eso es lo más inspirador quizás, o al menos el mas dulce.

¿Más de Cultura y menos de qué?

Wow, pues más cultura y menos odio, menos politiqueos, menos astucias para sacarnos lo dineritos, menos capitalismo, menos patriarcado, menos tortura animal, menos estrés, menos contaminación…