Javier Codina es diseñador en una empresa internacional de textil, pero sus estudios de ilustración y diseño le motivan a seguir creando en sus ratos libres. Como tantos otros profesionales del mundo de la cultura, estos meses se ha visto sacudido por la crisis del Covid-19. Es por esto que ha puesto en marcha la iniciativa de una sala 3D a modo de exposición virtual: Pandemic Showroom.

Pandemic Showroom, Pandemic Showroom, una exposición virtual para disfrutar del arte confinados

 

Este murciano de 29 años generó una convocatoria mediante su cuenta de Instagram y se vio sorprendido por numerosos artistas que se apuntaron en las primeras horas del lanzamiento: «en 72 horas habían pedido solicitud para exponer más de 250 artistas nacionales e internacionales«. Él, que no conocía a muchos, aprovechó la convocatoria para poder aprender de ellos y reconoce que ahora se lleva algún que otro amigo por haber organizado esta exposición.

Una exposición en de arte en Youtube

 

Lo que ahora se puede disfrutar a través de Youtube, aspira, eso sí, a volver a ser una exposición presencial. Sólo si tuvieramos que seguir confinados se plantearía realizar otra iniciativa similar: «plantearía una versión 2.0 donde además de la exposición virtual grabada, pudiera, mediante paseos virtuales en móviles y PCs pasear por una sala virtual. Ahora me planteo si esta iniciativa pudiera llevarse a cabo fuera del confinamiento y si a la gente le interesaría».

Pandemic Showroom, Pandemic Showroom, una exposición virtual para disfrutar del arte confinados

 

La banda sonora para este evento musical, la ponen los artistas Müsgo, con las canciones de su nuevo album Open the gate y Raquel Lúa del album Ruegos y demás.

Ideas para la post-pandemia 

Y es que no es la única idea que surgirá confinada y tendrá una vida tras la pandemia. Sobretodo en campos como el del arte, tan denostado por muchos y tan poco valorado por otros. Sin embargo, él es optimista: «Creo que el mundo estaba cambiando antes del 13 de Marzo. La gente joven ha pasado de gastarse el dinero en tonterías a invertir a muy corta edad en arte». De hecho, reconoce que su cliente medio está entre los 18 y los 30 años. Consumidores con un poder adquisitivo medio o bajo pero que no dudan en adquirir láminas o libros de ilustradores.

En cuanto a las galerías, piensa que «el arte siempre tendrá una compra física, eso es innegable, pero puede que muchos hagan galerías 3D para vender en digital lo que luego serán obras en físico». Consciente de que el arte, como otras disciplinas culturales, debe adaptarse a los nuevos tiempos: «el arte siempre ha ido de la mano del avance social, emocional y tecnológico. Debemos seguir experimentando».

Pandemic Showroom, Pandemic Showroom, una exposición virtual para disfrutar del arte confinados

Algunos ilustradores como Javier Pacheco, Elenagarnu, KokoCheJota han participado en esta curiosa exposición online. Lo que nació como un entretenimiento para un artista confinado, ahora podría convertirse en una práctica habitual en la nueva era que le espera a la cultura.

Otros ejemplo de iniciativas que aprovechan el poder de lo digital para visibilizar el arte y la ilustración. Como por ejemplo, la campaña #artecontraelcovidmadrid o la de #iamnotavirus de la artista Lucía Sun. Otras disciplinas artísticas, ya nacen directamente del contexto digital, como es el caso de los trabajos de Marta Ruiz Anguera.