Anna Moliner es una de esas actrices que en los últimos años ha trabajado en ficciones televisivas más exitosas de nuestro país, y eso sin dejar de lado el teatro. En esta temporada extraña, la Compañía Nacional de Teatro Clásico presenta en Madrid «El vergonzoso en palacio» de Tirso de Molina. Anna Moliner es una de las protagonistas de esta obra que podrá verse en el Teatro de la Comedia hasta el 1 de noviembre. Aprovechamos su estancia en Madrid para hablar con ella de teatro, clásicos, televisión y mucho más.

No queremos comenzar este cuestionario sin preguntarte qué tal estás

😊

El 29 de septiembre estrenas en Madrid la obra de teatro “El vergonzoso en palacio”. ¿Qué nos puedes contar sobre tu personaje y participación? 

Es un proyecto muy especial para mí porque significa la primera vez de muchas cosas. Mi primera vez en el Teatro de la Comedia, mi primera vez de trabajo de verso en castellano, y mi primer protagonista teatral en Madrid. Llevo dieciséis años trabajando como actriz principalmente en Barcelona, mi ciudad de nacimiento y a la que amo, pero me moría de ganas de trabajar en Madrid y en los últimos años he tenido la suerte de tener varios proyectos aquí. En la obra interpreto a Madalena, un personaje de éstos que siempre quieres hacer porque empieza siendo una niña obediente con lo que le viene marcado por su padre y su entorno y acaba creciendo y descubriéndose a sí misma. Una mujer que lucha por su amor, arriesga y aprende a tomar sus propias decisiones.

Anna Moliner: «los clásicos siempre tienen este carácter universal que te permite descubrir cosas nuevas cada día»

Te hemos visto en las tablas con obras como Mrs. Dalloway o Las Brujas de Salem. ¿Qué se siente con al subirse al escenario a defender estos clásicos?

Los clásicos siempre tienen este carácter universal que te permite descubrir cosas nuevas cada día. Con ambos proyectos he aprendido mucho y han supuesto un antes y un después para mí. Las Brujas de Salem me marcó especialmente porque la función duraba tres horas y mi personaje sufría mucho. Entrar ahí no era fácil, pero cada día al salir del teatro pensaba que había valido la pena y que me sentía preparada para afrontar cualquier reto.

También has trabajado en series como Tiempos de Guerra o Las chicas del cable. De toda tu carrera, ¿cuál es el personaje al que más cariño le tienes?

Reconozco que el personaje que me cambió la vida fue Magdalena de Tiempos de Guerra. Era un personaje muy entrañable que también tenía una gran evolución a lo largo de la serie, lleno de bondad y coraje. Me sigue emocionando que tiempo después, todavía recibo mensajes de personas a las que les ha llegado este trabajo e incluso les ha ayudado o inspirado en tiempos tan complicados como los que vivimos ahora. Al final de eso se trata nuestra profesión, de transmitir un mensaje que pueda provocar un efecto a quien lo recibe. Con Magdalena también aprendí lo difícil que es muchas veces decir adiós a proyectos maravillosos.

Pero además de actuar, también te atreves con la música. ¿Cómo surge esta faceta musical?

En mi casa no hay ningún actor, pero la música siempre ha estado muy presente. Mi hermana, que es arquitecta y músico, y yo estudiamos música des de pequeñas. Siempre ha sido mi pasión y considero la música como una herramienta más como actriz. De hecho, empecé mi carrera haciendo musicales. Y en la intimidad me encanta componer. En 2014 me atreví con un disco, Scents. Y tengo la ilusión de hacer un segundo disco, pero cuando sea el momento y sin presión.

Anna Moliner: «tengo una experiencia que me permite equivocarme y disfrutar»

¿En qué ha cambiado Anna desde la primera vez que se subió a un escenario a la Anna que está contestando a estas preguntas?

En muchas cosas. Ahora tengo mucha más seguridad y confianza, sobre todo porque me conozco mucho más y tengo una experiencia que me permite equivocarme y disfrutar. Pero también me reconforta darme cuenta de que mi esencia y la vocación que me llevaron a ser actriz siguen intactas.

En esta época complicada, es difícil contestar esta pregunta, pero ¿qué planes de futuro tienes?

La verdad es que no tengo muchos planes. La pandemia me ha afectado como a todos. He perdido un rodaje y la temporada de teatro se aguanta con pinzas. Por la tanto vivo al día. Es verdad que estoy en un momento en el que me puedo permitir escoger los proyectos por los que realmente quiero apostar y me siento muy afortunada por ello. Mi sueño sería hacer cine.

Anna Moliner, Anna Moliner: «mi esencia y la vocación que me llevaron a ser actriz siguen intactas»

Fotografía: Paco Navarro

¿Nos puedes recomendar el último libro, canción, película, obra de teatro, o cualquier expresión artística que te haya emocionado?

He leído mucho durante en confinamiento, y también he visto muchas películas. Como libro, me ha impactado La montaña Mágica de Thomas Mann. Y descubrí una pequeña película de Louis Malle, Mi cena con André, que me pareció maravillosa.

En Más de Cultura nos encanta descubrir nuevos talentos, así que te pedimos algún nombre… ¿podríais recomendarnos alguna persona al que seguirle la pista?

Ya que antes os he hablado de mi hermana, Núria Moliner, aprovecho para recomendaros que escuchéis su grupo Intana. Ya tienen dos discos en el mercado y preparan el tercero. Soy fan.

Nuestra revista se llama Más de Cultura, por lo que nos gusta preguntar, Más de Cultura y ¿menos de…? 

Menos de ignorancia en general, ¿no?