Dicen que las vivencias que tenemos en nuestra infancia marcan definitivamente nuestra historia. Las impresiones que recibimos crean una especie de marca indeleble que, parece, buscamos reparar en nuestros años adultos, cuando somos dueños de nuestros destinos o, a veces, desatinos.

Una deuda con la infancia, tiene toda la pinta de ser, la que quiere saldar el director de cine Samuel Alarcón con su película Oscuro y Lucientes. Yo, que soy una privilegiada y ya la he visto, sin ánimo de hacer spoiler, debo decir que realizada con exquisito tino, por seguir con el juego de palabras…

Dice Samuel que fueron los paseos, de pequeño con su padre, por Madrid y las historias que le contaba acerca de los lugares que visitaban, las que un día desembocaron en un torrente de cuentos y realidad, bien mezclados, sobre el lugar donde estaba enterrado Goya y por qué sus restos carecían de cabeza.

Supongo, porque tengo cerca a dos pequeños que se quedan con la boca abierta cada dos por tres, que el pequeño Samuel se quedó tan impresionado con la historia que no dejó de darle vueltas en su imaginario infantil.

Dice Samuel: “Mi padre no pudo responder con rigor mi requerimiento de detalles, pero inventó todos los que pudo para satisfacer mi curiosidad. Tras unos años experimentando con la ficción, el documental de estilo directo o la producción de otros cineastas, retomé el viejo cuento que me contó mi padre sobre la muerte de Goya. De aquella historia asomaban decenas de flecos de los que comencé a tirar para encontrar un relato fragmentado entre la leyenda, la investigación y la historia”.

Ahora Samuel ha contado la historia de la cabeza perdida de Goya en un largometraje documental interesantísimo, fantásticamente armado, bellamente resuelto. Con una música que contribuye a aumentar la intriga, a veces el oscurantismo y que nos lleva de la mano hasta el final, al que llegamos con los ojos secos del escaso parpadeo al que nos somete la historia.

Goya perdió su cabeza y Samuel, sabueso, nos lo cuenta… Esta magnífica historia podrá verse en el próximo Festival de Sevilla y en L’Alternativa en Barcelona, antes de su estreno en salas comerciales: Próximo 16 de noviembre.

Yo que ustedes no me la perdería…la película, digo.

Oscuro y Lucientes
Dirigida por Samuel Alarcón
16 de noviembre en cines.