Para esta campaña de San Valentín, El Corte Inglés ha contado con el trabajo del cineasta Roberto Pérez Toledo para presentar cinco cortometrajes en los que nos cuentan distintas historias de amor. Todas ellas tienen como escenario algunas de las secciones que encontramos en esta cadena de grandes almacenes.

Vale, seguro que los anti-San Valentín dirán que este santo es un invento comercial para que compremos, y que El Corte Inglés no ha hecho más que aprovecharse de este día en el que estamos “obligados” a demostrar nuestro amor. Yo no sé si es que soy una romántica, si es porque me encantan las historias de 3 minutos, por lo que me gusta el trabajo de Roberto Pérez Toledo o porque creo en la eficacia que tienen los cortometrajes vinculados con las marcas, pero esta campaña me ha encantado.

En anteriores post hemos hablado de distintos ejemplos de cortometrajes de marcas comerciales, y de la eficacia que tiene. En este caso, El Corte Inglés hace que su campaña de San Valentín se centre en un público que es usuario de las redes sociales. La distribución de las piezas audiovisuales se ha realizado en los perfiles que El Corte Inglés tiene en las distintas redes sociales con los hashtags #ElAmorMola y #PensandoEnSanValentín. Un enfoque claro y directo.

No es de extrañar que para contar estas microhistorias cuenten con el trabajo de Roberto Pérez Toledo, un profesional del mundo del cine que hace que el espectador se enamore de las historias que cuenta en pocos minutos. Hace unos meses ya hablamos de Roberto y de su película “Los amigos raros”, por lo que ver su nuevo trabajo y además multiplicado por cinco es una gran noticia.

No quiero enrollarme mucho más, sino que casi mejor os dejo con las cinco piezas para que disfrutéis de ellas.

El amor es mentira


El colchón

Cupido in love

Demostración pública de afecto

Como dos desconocidos