En Más de Cultura nos gusta hablar de talento y descubrir nombres que puedan aportar novedad al panorama cultural de nuestro país. Este es el caso de Fernando Osuna, director de películas como «El Señor Manolo» y ¨Deus ex machina¨, trabaja ahora en la preproducción de la adaptación cinematográfica de la novela  “La dama de la rosa”. Hablamos con él para que nos cuente sus proyectos, su trayectoria y su forma de entender el cine.

Actualmente estás trabajando en la adaptación cinematográfica de la novela “La dama de la rosa”. ¿Cómo llega este proyecto a tu vida?

La Dama de la Rosa llegó de repente, en una época en la que estaba preparando mi tercera película como autor, un día navegando por la red vi una entrevista a Ángela Bonilla, la escritora de la novela, me llamó la atención la facilidad con la que se manejaba en los medios de comunicación siendo tan joven. Al poco tiempo decidí hacerme con la novela en la cual percibí una gran potencia cinematográfico, dejé lo que tenía entre manos y contacté con Ángela, la cual quedo encantada por la posibilidad de llevar su novela al cine.

Sabemos que habéis estado localizando para la película, ¿en qué fase del proceso se encuentra este proyecto?

Sí, hemos estado localizando por Andalucía, tiene muy buena pinta la cosa. Nos encontramos en fase de financiación, buscando el dinero para llevar el proyecto a cabo lo mejor posible.

¿Cómo está viviendo Ángela Bonilla, la autora del libro, esta experiencia?

Está entusiasmada, como en un sueño. Era una de las ilusiones de su vida y poquito a poco la estamos haciendo realidad.

¿Cómo te planteas hacer una adaptación cinematográfica de una novela? ¿Existen líneas que no se pueden cruzar habladas con la escritora?

En el proceso de adaptación de la novela a guion he intentado respetar de manera rigurosa la historia original, respetando la arquitectura en la que se sustenta la novela e intentando recortar el mínimo de situaciones posibles a la hora de narrar la historia de manera audiovisual, obviamente los formatos son muy diferentes y Ángela lo ha entendido desde el principio, dejándome absoluta libertad y confianza en este proceso. Ha sido un gusto trabajar con ella.

Fernando Osuna, Entrevista Fernando Osuna, director de cine

Tu ópera prima fue “El Señor Manolo”, cuéntanos un poco sobre el proceso creativo de esta película.

«El Señor Manolo» es una película a la que le tengo muchísimo cariño. Nació desde dentro, cuenta una historia muy sensible en la que se tocan temas sociales desde el cariño, quise romper con algunos prejuicios y mostrar que desde el amor se puede llegar al coraje necesario para defender lo que uno quiere, toda ella esta envuelta en un tono sarcástico cómico que la convierte en una película de cine negro con toques de acción.

En el momento que empecé a pensar en ella trabajaba en publicidad y decidí dejar el trabajo para encerrarme tres meses a escribir el guion y apostar todo por ella, fue difícil conseguir la financiación, un proceso largo en el que la paciencia fue la mayor virtud, mi familia, amigos y un equipo técnico y artístico maravilloso ayudaron a que el proyecto viese la luz, fue una experiencia muy dura y maravillosa al mismo tiempo.

Tu siguiente largometraje es ¨Deus ex machina¨, ¿qué encontrará el público en esta película?

Encontrará una locura entre cuatro paredes, es una película llena de giros de guion que transcurre enteramente en un despacho, un thriller que mantiene al espectador en una incógnita continua, protagonizada por Nacho Guerreros y Jorge San José.

Además de en el cine, has trabajado para la televisión y el mundo del videoclip. ¿En qué se diferencia el trabajo en cada uno de estos sectores?

Pues son formatos muy diferentes, tanto a la hora de realizarlos como de producirlos. El trabajo en televisión es mucho más pautado, un dos más dos continuo que tiende más a la repetición, dispones de plazos estables para preparar el producto y en cierta manera se hace cómodo , es cierto que nunca he trabajado en directos , ahí creo que la cosa se precipita bastante más.

El mundo del videoclip es muchísimo más anárquico en todos los aspectos, con sus pros y contras correspondientes, a nivel de creatividad es completamente abierto, da muchísimo juego y es muy recreativo. Lo único malo es que las producciones han bajado muchísimo en este sector

Por otro lado está la publicidad donde también estuve una buena etapa de mi vida, aquí te encuentras todo lo contrario, un mundo protagonizado por el «ya» y el «ahora» puede llegar a ser muy estresante, pero está muy bien pagado, además a nivel de realización es muy complaciente y cuidado, te permite recrearte muchísimo en la imagen para que quede lo mejor posible

Y ya por último nos encontramos el mundillo del cine, que es mi preferido. Son producciones largas que te permiten cuidar el trabajo, tanto en la preproducción como en la producción.

Si es cierto que el ritmo se ajusta al presupuesto, pero es una experiencia más prolongada en el tiempo que te permite vivir una aventura diferente y sumergirte en una historia con cada película, tanto a nivel de vivencias de rodaje como en la misma historia que se quiere plasmar , esto hace también que la recompensa a nivel personal al acabar una película sea mayor que al trabajar otros formatos, puesto que es mucho más difícil de hacer y es un trabajo mucho más prolongado en el tiempo.

¿Cuáles son los referentes que tienes como director?

La verdad es que consumo todo tipo de cine, es cierto que hay directores que me han marcado mucho mas que otros pero me cuesta muchísimo elegir cuales han sido mis referentes. Sé que mi ópera prima «El Señor Manolo»  todo el mundo la compara con el cine que hace Álex de la Iglesia y también creo poder decir que Jim Henson, Spielberg  o Richard Donner marcaron mi infancia, aun así me resulta difícil, hay cientos de películas que para mi son oro puro.

¿Qué tiene que tener un proyecto para que te metas en él?

Pues que me enamoré de alguna manera, ya sea porque el guion toca alguna tecla dentro de mí o porque la persona que me lo esté ofreciendo me contagie con el entusiasmo necesario para poder llevarlo a cabo.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta un profesional del cine en la actualidad?

Pues hay varios retos a los que enfrentarse desde mi punto de vista.

El primero es que hoy en día hay muchísima competencia en el sector audiovisual, somos muchos dedicándonos a lo mismo y con las mismas aspiraciones, es muy difícil encadenar proyectos para vivir únicamente de este sector y es aún más difícil dar con proyectos que consigan o tengan la financiación adecuada para poder cobrar lo necesario para llevar esto a cabo.

Es un sector muy complicado por la competencia y por la falta de industria, yo diría que el mayor reto es poder vivir única y exclusivamente del mundo del cine.

Otro gran reto que yo considero primordial en la época en la que vivimos es el mantenerte continuamente actualizado en las tendencias audiovisuales actuales, la cantidad de oferta es apabullante y hay que intentar estar a la orden del día, por otro lado comentar que aparte de realizar bien tu trabajo debes intentar estar en boca de todo el mundo, dándote a conocer por todos los medios posibles, el mundo virtual, Internet y las redes sociales son primordiales para destacar en este sector actualmente.

¿Qué consejo darías a los jóvenes que quieren trabajar en el mundo del cine de nuestro país?

Que se lancen sin miedo. Hoy en día hay muchas maneras de llevar a cabo un proyecto y darse a conocer, que no tengan tanto respeto por lo que hacen que se queden congelados, que trabajen y trabajen sin darse por rendidos, que poco a poco se consiguen las cosas. Hay que ser constantes, pacientes y apasionados.

Desde Más de Cultura esperamos impacientes los nuevos proyectos en los que Fernando Osuna se embarque.