Entrevista con Marcos Cabotá sobre el cortometraje documental nominado al Goya

Después de ganar Premio al Mejor Guion de Cortometraje Nacional en el Festival PNR de Madrid o la Biznaga de Plata Premio del Público en el Festival de Málaga. Marcos Cabotá se enfrenta a una nominación a Mejor Cortometraje Documental en los próximos Premios Goya 2019 por Kyoko. Pero lo hace con experiencia, puesto que ya fue nominado por el también documental “I am your father“.

Él y su compañero en la dirección Joan Bover se ponen a los mandos de Kyoko, que es el nombre de la hija que tuvo Yoko Ono con su exmarido, el productor de cine Anthony Cox.  El 23 de abril de 1971 tendría lugar un suceso que cambiaría la vida del cantante de los Beatles y que irónicamente tuvo lugar en nuestro país, en concreto en Mallorca.

John Lennon y Yoko Ono habían llegado a la isla el día anterior para buscar a la niña que permanecía retenida por Cox. Ambos, violando la custodia parental de la niña, la raptaron para llevársela a su hotel.

Un suceso que poca gente conoce, pero muy inteligentemente narrado en este cortometraje documental que guarda alguna que otra sorpresa y que, en palabras del propio Marcos, le ha ayudado a descubrir por qué de niño siempre le contaron algunas rocambolescas historias sobre personas que le sirvieron unas croquetas al mismísimo John Lennon, en los bares de su Mallorca natal.

Los detalles, de la historia de cómo John Lennon llegó a estar detenido en Mallorca, los comparte para Más de Cultura antes de saber si será para él el Goya este año.

La primera pregunta es obligada ¿Cómo llega a vosotros la historia?

Yo soy de Mallorca y durante toda mi vida he conocido a gente que me decía “pues yo llevé una vez a John Lennon en coche” o “yo una vez serví unas croquetas a John Lennon. Entonces, ya adulto pensé: “¿Qué hacía John Lennon en Mallorca?”

Entonces poco a poco fui tirando del hilo y me enteré de esta historia tan extraña y tan increíble a la vez y a partir de ahí comencé a moverlo y a hacer este documental.

Un hecho además muy relevante para la vida posterior de John Lennon que sentaría las bases de algunas de sus canciones como ese verso de “I hope someday you will join us”

Claro, a raíz de esta eterna búsqueda de esta niña, de Kyoko, creemos que fue el principio del tercer y último acto de su vida.

“John Lennon se había quedado una cinta de Miguel Soler y había grabado algo en ella”

Los últimos años de su vida realmente se los pasó buscando a esta niña que era la hija de Yoko y que estaba, de alguna manera, secuestrada por su padre. Eso fue lo que hicieron y ese fue su leitmotive de vida. Incluida la composición de la canción “Imagine”. Todo muy rocambolesco.

Durante el proceso de creación ¿algo que os sorprendiese especialmente que no estuviera ahí al empezar?

Sí, cuando entrevistamos a Miguel Soler, que es una de las piezas clave porque fue la persona que acompañó a John Lennon durante toda esta aventura aquí en Mallorca, nos sorprendió la historia de que John Lennon se había quedado una cinta de Miguel Soler y había grabado algo en ella.

Nuestra lucha fue entonces encontrar esa cinta y al final la encontramos y de hecho la hemos incluido en el documental. Descubrimos que hay en esa cinta que grabó John Lennon en Mallorca en el año 71. Así que sí, eso fue una sorpresa y también fue una gran satisfacción el poder encontrar esa cinta.

“I am your father” también hablaba de un mito ¿hay que ir con cuidado en cómo tratar o enfocar estas historias? 

Sí, la verdad es que hay que ir con bastante cuidado sobretodo porque al humanizar a los héroes, a veces alguien se puede sentir ofendido porque al final son eso: héroes. Hacerlos seres humanos a la gente le sabe mal.

Por ejemplo con “I am your father” hablábamos de Darth Vader y tanto Toni como yo somos muy fans de Darth Vader y en este caso Joan Bover y yo somos muy fans de John Lennon, por lo cual lo humanizamos con sus errores y sus fracasos pero no hay ningún problema en humanizar porque todos tenemos errores y todos tenemos fracasos.

Estás nominado con otro compañero Mallorquín. El director de “Gaza” y cerca de estrenar tu película “La jaula” sobre el suceso con ETA en la isla. ¿Son buenos tiempos para el cine mallorquín?

La verdad es que el otro día lo hablaba con otro compañero. Es verdad que estamos viviendo una época dorada porque realmente están sucediendo cosas.

Hace un año mi compañero y amigo Jaume Carrió ganaba el Goya a mejor cortometraje de animación (Woody & Woody). Con lo cual sí, estamos viviendo un momento dulce en cine mallorquín y esperemos que tenga continuidad.

“hay pocas plataformas que apoyen el cortometraje y la palabra Goya siempre ayuda a que la gente le de el clic”

Y sobretodo entender que lo que está sucediendo ahora con otros cineastas de aquí de la isla es algo maravilloso que debemos aprovechar porque a lo mejor no vuelve a suceder en varias décadas por lo que hay que intentar saborear y disfrutar este momento.

El público no aprecia de la misma manera un cortometraje. ¿El Goya ayuda? 

Es verdad que yo ya he estado nominado y al final la palabra “Goya” que ronda por el título de tu obra siempre es positivo para ayudar a promocionarlo. Lo ganes o no lo ganes porque si ganas el Goya pone “ganador del Goya” y sino “nominado al Goya”, que tiene casi la misma importancia.

Es verdad que hay pocas plataformas que apoyen el cortometraje y la palabra Goya siempre ayuda a que la gente le de el clic o haga una pequeña búsqueda para encontrar tu trabajo.

Cuando ganaste por tu cortometraje “Glitch” el Premio a Mejor Cortometraje en el Festival Nacional de Cine de Guadalcanal (Sevilla). Dijiste en twitter que “un grupo de mallorquines ganen por graciosos en Andalucía es poca broma” ¿Tan serios sois?

(Risas) Sí, la verdad es que los mallorquines somos unos sosos de narices y estoy generalizando, pero bastante soseras somos.

Entonces es lo que decía, ganar en humor encima en Andalucía pues la verdad es que tiene mérito porque no creo que haya sucedido muchas veces.

De momento ninguna comedia en el frente, pero si una historia que va a sorprender a muchos sobre un hecho real en “La Jaula”

Sí, es una película que también a raíz de una investigación sobre la intrahistoria de los últimos atentados con víctimas mortales de ETA que sucedieron aquí en Mallorca.

Hay una intrahistoria sobre una persona que parece ser que coincidió con los terroristas durante el tiempo que prepararon esos atentados. Espero que a la gente les sorprenda o por lo menos que disfrute de esta investigación que hemos hecho.

Resuelto el misterio de qué pudo llevar a una estrella como John Lennon a viajar a Mallorca para después ser detenido en la isla por secuestro, sólo nos queda saber si será capaz un mallorquín de hacer una comedia. Por el momento, habrá que esperar.