Este verano Susan Sarandon fue detenida varias horas tras una marcha de mujeres en Washington contra las políticas migratorias de Trump, cuya estrella en el Paseo de la Fama fue recientemente destrozada con un pico. Un hombre querido en Hollywood este Trump. No es la primera vez para Sarandon: en 1999 fue acusada de desorden público en una protesta tras la muerte del emigrante africano Amadou Diallo por los disparos de la policía.

Tampoco es la primera vez que una estrella de cine es detenida y encerrada unas horas o días en un calabozo. La lista y su anecdotario nos daría para un libro, pero en MDC hemos hecho una selección de los más sonados arrestos. Ahí van:

Sean Penn

Amigo de Sarandon y su ex pareja Tim Robbins (con los que trabajó en la estupenda Pena muerte), fue detenido por agredir a un fotógrafo en Brentwood, Los Angeles. Penn, un tipo que siempre ha tenido serios problemas para canalizar su violencia interior, fue acusado de agresión y vandalismo, cargos por los que ya fue condenado en el 87. Pasó 33 días en la trena por pegarle a un extra en el rodaje de Colors, dirigida por otro famoso camorrista:

Dennis Hopper

Era famoso por liarla parda en las fiestas a las que era invitado. Bien cargado de alcohol y maría, de joven se acercaba a los productores del viejo Hollywood y les gritaba que estaban acabados y que él y otros chicos malos iban a terminar con todos ellos con sus películas. Casi lo consiguen. En una de sus juergas se dio a la fuga cuando un agente de policía intentó pararlo en la carretera. Fue en julio de 1975 y le acusaron de conducción temeraria, omisión de informar de un accidente, huida y resistencia a la autoridad. Se declaró culpable sin pestañear.

cárcel, La alfombra roja de la trena

Robert Mitchum

En 1948 fue arrestado por posesión de marihuana y aceptó entrar en prisión y pasar una buena temporada en la cárcel, algo que no afectó a su carrera. Cuando fue detenido durante una redada policial estaba con la bella Lila Leeds, que había aparecido en La dama del lago, y su compañera de piso, la bailarina Vicky Evans. A diferencia de Mitchum, la carrera de la bella Leeds sí se fue al traste

Frank Sinatra

Como no, un pichabrava como Sinatra tenía que ser detenido por ¡mantener relaciones con una mujer casada! Tenía solo 23 años y fue en 1938, poco antes de convertirse en una gran estrella de la música y el cine.

cárcel, La alfombra roja de la trena

Jane Fonda

Antes de forrarse con el aeróbic y casarse con el multimillonario Ted Turner, Jane fue muy guerrera. Toda Norteamérica, y sobre todo la más conservadora, quedó impactada cuando visitó Vietnam y se sacó una foto con el puño en alto. La acabaron apodando Hanoi Jane. La Fonda fue detenida en 1970 en la aduana por llevar un cargamento de fármacos. Años más tarde, volvió a ser detenida por manifestarse ante la embajada de Sudán en Washington. Fue en una sonada protestaba contra el presidente sudanés Omar al-Bashir, un criminal que provocó una devastadora crisis humanitaria.

Martin Sheen

Igual que Fonda, declaró estar a favor de ciertos regímenes comunistas y fue abiertamente contrario a la guerra de Vietnam. Sheen, que acabó protagonizando la película del Vietnam por excelencia, Apocalypse Now, fue detenido en 1996. Fue en Nueva York, en una manifestación antinuclear. Pero no contento con este incidente, un año después fue arrestado en una protesta por los derechos de los recolectores de fresa en California. Su hijo Charlie llegó a ser también un viejo conocido de la policía pero más por sus pasotes con el alcohol y la cocaína.

 

Daryl Hannah

Otra actriz guerrera que siguió los pasos de Fonda. Fue por su implicación en la lucha por el medioambiente. La que fuera la famosa replicante Pris y la sirenita Madison fue detenida frente a la Casa Blanca por manifestarse por la construcción de un oleoducto entre Estados Unidos y Canadá.

 

Al Pacino

Fue más precoz que Sinatra, otro italoamericano pendenciero. Alfredo James Pacino tenía solo 21 añitos cuando fue detenido por portar armas ilegalmente y estuvo por ello tres días en la trena. Pacino fue encontrado en un coche en el que había tres ocupantes y todos usaban máscaras y guantes negros. Diez años después era descubierto por Francis Ford Coppola para protagonizar El Padrino.

cárcel, La alfombra roja de la trena

Mel Gibson

Por todos es sabido que la carrera de Mel Gibson como director y como estrella de Hollywood se fue al garete cuando lo detuvieron en estado de embriaguez y soltó lo siguiente a los agentes que lo arrestaron: “Los judíos son los responsables de todas las guerras del mundo”. El que fuera una estrella cotizadísima en los ochenta y noventa, fue detenido en el 2006 por conducir borracho a 140 km por hora. Una pena que un director con talento como él haya tardado tanto en levantar sus proyectos por borracho y bocazas.

Hugh Grant

El joven tímido, delicado y estirado de Maurice, Cuatro bodas y un funeral, Sentido y sensibilidad y Nothing Hill, resultó ser un putero. Ante el asombro de medio planeta, Hugh Grant fue arrestado en 1995 en Los Ángeles por “faltas a la moral”. Lo pillaron teniendo sexo en su coche con una prostituta negra. Como Mitchum, lo superó. Su carrera no quedó especialmente afectada.

Macaulay Culkin

A este ya no le quedaba carrera aun que sí una cuenta corriente de infarto. 14 años después de Solo en casa, Culkin fue detenido por posesión de drogas. Lo liberaron tras pagar 6.000 dólares en concepto de fianza. Calderilla para su fortuna.

Matthew McConaughey

Tras ser descubierto en Lone Star y convertirse en una estrella con Tiempo de matar, Contact o Amistad, en 1999 McConaughey fue detenido en su Texas natal por estar bajo los efectos de la marihuana. Tras la detención llegó su época de espantosas y alimenticias comedias de cuarta. Se redimió con Dallas Buyers Club (con la que ganó el Oscar de forma muy previsible) y El lobo de Wall Street, a las órdenes de Scorsese.

 

Woody Harrelson

Solo tenía 22 años y fue detenido por conducta escandalosa. Los agentes lo pillaron bailaba en plena carretera entorpeciendo el tráfico. Pero ese día Woody apostó fuerte y acabó saltando a la furgoneta policial a carcajada limpia.

cárcel, La alfombra roja de la trena

Nick Nolte

Otro enchironado por conducir borracho en el 2002 en Malibú. Las pintas que llevaba en la foto policial fueron dignas de película de terror.

 

Mickey Rourke

Otro de la escuela de Hopper, con el que trabajó en La ley de la calle, de Coppola. Rourke fue detenido en julio de 1994 por violencia conyugal (algo que Hopper también practicaba, por cierto). Finalmente Carré Otis, su esposa de entonces, le perdonó. Pero la cabra tira al monte. Treces años después, Rourke hizo un giro prohibido con su moto en Miami y fue detenido. Iba borracho como una cuba.

cárcel, La alfombra roja de la trena

Y sí, hay más y no son todos los que son, pero esta es una buena ristra para recordar lo mal que se ha llevado Hollywood con la protesta política, el alcohol y las sustancias o las relaciones prohibidas.