Conocí a Juan José Campanella en el año 2000 cuando presentaba en España El hijo de la novia. Hasta entonces nadie había oído hablar mucho de este director argentino que ya había intentado estrenar en España años atrás pero, digamos no era el momento. El éxito de El hijo de la novia en nuestro país fue tan rotundo que pudo estrenar algún título anterior, gracias a esta película Ricardo Darín llegó para quedarse y los estrenos de cine argentino posteriores, fuera quien fuera el director, siempre eran una fiesta entre los espectadores.

Cuando trabajamos en la promoción de la película pude comprobar que además de ser todo un talento -años después reconocido con el Óscar a El secreto de sus ojos– era una persona fantástica. Cercano, curioso, listísimo y muy divertido, su complicidad con Eduardo Blanco era más que evidente. Pronto supe que su amistad viene, como ellos dicen, desde “chicos” y es genial descubrir cómo perdura a través de las décadas. Porque de nuevo unen sus talentos, sus emociones y su enorme sentido del humor en una obra de teatro que llega a Madrid y que cosechó todo el éxito imaginable en Argentina: Parque Lezama.

Dice Juan José Campanella que cuando vió Parque Lezama de Herb Gardner en Nueva York, durante su etapa de estudiante, supo que algo extraordinario se había producido en él. El impacto fue tal que, a día de hoy, asume que ha influido en toda su trayectoria como cineasta. El espíritu de Parque Lezama se encuentra en El hijo de la novia, Luna de Avellaneda y El secreto de sus ojos.

A veces está bueno hablar con extraños. PARQUE LEZAMA.

La obra de teatro, adaptada por Campanella al castellano, fue posible gracias a la esposa del autor de origen, Herb Gardner, que terminó de decidir que daba los derechos al director argentino cuando éste consiguió el Óscar. De esta manera el sueño de Campanella se hizo realidad. Por fin podía poner encima de las tablas la emoción y las carcajadas de ese humor que este director maneja como pocos y que vió materializado cuando asistió a aquel estreno neoyorquino.

En Argentina, Campanella estrenó y arrancó risas, ovaciones y premios de Parque Lezama a mansalva, tras 850 representaciones y más de 300.000 espectadores. Ahora llega a Madrid, bueno en realidad en verano. Lleven pañuelo, las lágrimas por la risa y la emoción están garantizadas.

Parque Lezama

Dirigida por Juan José Campanella

Con Eduardo Blanco y Luis Brandoni

A partir del 28 de agosto 2019

Teatro Fígaro. C/ Dr. Cortezo, 5. Madrid