El bailaor granadino Rafael Amargo volvía este jueves a los escenarios con una revisión muy personal del clásico de Federico García Lorca, Yerma. Antes de poder estrenar el espectáculo, el bailaor ha sido detenido por presuntos delitos de organización criminal y tráfico de drogas en una operación de la Policía Nacional que todavía está abierta.

En Más de Cultura hablamos con Rafael Amargo justo antes de su detención para conocer los proyectos que tenía en mente, entre los que se encontraba una serie sobre su vida.

El Teatro La Latina  todavía no ha explicado qué pasará con el espectáculo, programado a partir del 3 de diciembre,

Yerma, Rafael Amargo: «Lorca es un pie para no caerse»

El 3 de diciembre estás con el espectáculo Yerma en Madrid, ¿qué tal la vuelta al escenario?

Hace cuatro años que no estaba en los teatros madrileños, desde 2016. En plena pandemia yo ya estaba pensando en retirarme por todo lo que estaba aconteciendo. Han sido entre seis y siete meses casi sin bailar. Después de una pandemia me meto directamente a hacer una temporada de dos meses en teatro en Madrid. Una cosa de locos. Era ahora o nunca.

¿Por qué pensabas en retirarte antes de Yerma?

También es un poco el miedo que a uno le da. Se te descuelgan los músculos. Tras cuatro meses en tu casa sin poder salir… es muy difícil. Ha sido complicado. Ya no es el seguir bailando sino el tener que empezar de cero casi.

¿Cómo planteas el espectáculo de Yerma?

La versión que yo hago es sobre cómo el poeta construye la obra. Me baso en una entrevista que llega a mis manos de un periodista que se encuentra con Federico. El periodista hace una entrevista a un Lorca que está enamorado de su siguiente obra, que es Yerma. Yo voy construyendo la historia en el escenario a la vez que Lorca se la va contando al periodista.

¿Qué diferencias podemos encontrar con respecto a la versión original de la obra?

Es la misma obra. El texto no está tocado. Federico habla pero su obra la escribe como personaje.

¿Cómo has trabajado para poder identificarte con esta obra de Lorca?

Se ha ido dando poco a poco. En un principio yo hacía de Yerma pero en Madrid me veo mejor haciendo de Federico. También en el fondo, para hacer un registro de mujer, tienes que prepararte el personaje de otra manera. Era muy difícil hacer de Yerma y hacerlo bien.

En Yerma hay mucha fusión de géneros, se mezcla lo clásico con lo más actual, flamenco, danza urbana… ¿En el arte es buena la fusión entre lo clásico y lo moderno o se debe preservar más la parte más tradicional?

¿Dónde podemos ver o diferenciar entre lo que es lo moderno y lo clásico? Para mí, modernísimo es hacer un clásico. Hacer un clásico bien es super difícil, hacerlo bien con el rigor de aguantarte. Ahí entraríamos en un debate un poco complicado. Yo no hago danza urbana considerándola moderna y flamenco considerándolo antiguo. Creo que los dos son igual de bonitos y maravillosos.

Hoy en día la danza urbana trae a mucha gente al teatro. El teatro está sufriendo un momento de crisis importante. La danza urbana (con el rap, el trap y el resto de géneros) y toda la gente que está por rrss, es un público que viene al teatro que si no pongo este tipo de cosas a lo mejor no vendría.

¿Qué es lo que tiene Lorca que tanto atrapa?

Lorca es un pie para no caerse. Es tener un pie ya puesto. Cuando entras con otro autor te quedas como cojo pero con Lorca das un título y la gente ya se interesa. Y para los actores imagínate. Las grandes damas de la escena han hecho Yerma. Ahora estas dos muchachas que hacen de Yerma protagonistas y todos los personajes que están alrededor tienen que medirse con las que lo hicieron en su día. Son títulos de grandes damas del teatro. Ahí es donde mejor me lo he pasado, dirigiendo a las actrices.

¿Tienes más proyectos en mente?

Estoy escribiendo una serie para televisión como autor, muy simpática, muy enrollada. Es una comedia, ficciona una catarsis de lo que sería mi personaje en el mundo real. Y con mucha ilusión con Yerma con poder hacer una gira larga.