Fotografía: Carmen Bamba

Entre el negro y el blanco, tratando de huir de las etiquetas que le comparan con otros artistas e invirtiendo la «A» de Gray para que el resultado no se parezca a nada antes visto. John Grvy (@johngrvy) ha descubierto que lo suyo es experimentar con la música y tras conciertos y maquetas, el 20 de marzo presenta su primera mixtape: G R I S, una playlist con colaboradores de lujo como Yung Beef, Javiera Mena, Sticky MA o Brisa Fenoy de la cual se siente orgulloso.

Nos atiende al otro lado del teléfono para responder a nuestras dudas y para contarnos lo que significa para él la música, para aclararnos las diferencias entre disco y mixtape o para contarnos anécdotas como la de que a pesar de ser de Toledo, por cantar en inglés y tener aspecto de cantante de R&B estadounidense, en muchos conciertos le hablan directamente en inglés.

Te adentras en el mundo complicado de producir música ¿Como ha sido el paso a producir tu propia mixtape?

Este disco es el resultado de intentar buscar el sonido y producir un disco de verdad. Dentro de ese intento de encontrar una idea, un sonido, fuimos descartando cosas y se me ocurrió la idea de ir sacando temas sueltos.

Surgió de manera natural, fuimos haciendo temas, se me fueron acumulando por así decirlo y llegó un punto en el que decidí sacar una especie de mixtape. Al final digamos que me acabé centrando en el proyecto de la mixtape.

¿Cuáles serían para tí las diferencias entre disco y mixtape? 

Para mí un disco es más en serio. Se hace para distribuir, para vender copias físicas. Tiene una cohesión, una coherencia. Una mixtape no tiene por qué tener.

Pero luego la mixtape es como un muestrario de temas que tú podrías hacer. Es mucho más libre, normalmente o antiguamente no se vendía, casi siempre era de carácter promocional.

Sobretodo la coherencia artística, yo le llamo mixtape porque yo lo considero casi como una colección de canciones sueltas más que un conjunto cohesionado con una idea.

¿A los colaboradores los conocías de antes?

A algunos los conocía de vernos y de tener amigos en común como el caso de Manu de Sticky MA, a Fernando (Yung Beef) si que lo conocía, ya hemos hecho algún tema juntos, a Brisa la conocí hace justo un año y fue a través de que escuché un tema suyo y nos escribimos por Internet y resulta que ella también me conocía y  le gustaba mucho lo que yo hacía.

«Que podamos mezclarnos y crear sinergias enriquece a todos»

Los temas surgieron más o menos de manera natural. De hecho, no pensé en hacer un tema por ejemplo con Fernando, hice el tema y se lo mandé. Pensé que Fernando podía encajar perfectamente y se lo mandé y así fue, encajó.

Así que los temas mas o menos fueron salieron así. Javiera por ejemplo fue a través de Sony España, me pusieron en contacto con su Product Manager y él me puso en contacto con la gente de Chile y tuve que hablar con cuatro o cinco personas pero al final todo el mundo fue súper amable y súper abierto para hacer cosas conmigo y por eso la verdad es que estoy muy agradecido.

Es precisamente muy importante en el mundo del arte esa red colaborativa. 

Totalmente. Yo creo que es algo que se va a ir viendo cada vez más. Enriquece a todos. Que podamos mezclarnos y podamos crear cosas nuevas de sinergias que no hubiesen pasado si no lo hubiéramos buscado.

Y yo creo que esta bien porque nos ayuda a crecer a todos, nos hace mejores a todos y da un producto, una creación artística para que el público pueda consumir. Creo que hay que pensar que el arte también es algo colaborativo.

De todo esto sale G R I S con espacio y con mayúsculas. ¿La música debería ser eso? ¿una mezcla de estilos? 

Si, yo creo que la música tiene que ser según la sientas. Yo hice G R I S porque estaba luchando con intentar desestigmatizar un poco qué es John Grvy, hago R&B… y si te soy sincero tengo influencias muy variadas desde Twin Shadow, que es mas indie rock, hasta el mundo mas hip-hop, pasando por el mundo mas electrónico.

«Habría que dejar de categorizar las cosas. El tema de las etiquetas a mí personalmente me hizo un poco de daño»

Y la idea de G R I S incluso te puedo decir que me salió porque escuché el disco de Kali Uchis, había una mezcla de géneros y una mezcla de cosas y al final sonaba coherente y sonaba a ella todo. Y luego era todo muy entretenido y estaba muy bien hecho. De ahí surge G R I S. Quiero que cada proyecto sea una aventura distinta para mí y para mi público.

Leyendo sobre ti todo el mundo te compara con algún artista. ¿No hay una obsesión por compararlo o etiquetarlo todo en lugar de defender la novedad que aporta el artista? 

Sí, sí yo estoy totalmente de acuerdo. Ademas hoy en día somos mucho mas flexibles con las ideas y con la forma de crear. Por ejemplo el hecho de que es mucho mas fácil crear hoy en día por el tema de los ordenadores o los instrumentos que son mas accesibles para la gran mayoría de la gente. 

Antiguamente música podía hacer quien realmente tuviese dinero o alguien que estuviese dispuesto a sufrir mucho tiempo para estar ahí. Habría que dejar un poco de intentar categorizar las cosas porque hoy en día no está todo tan fijo. El tema de las etiquetas no tiene mucho sentido.

Junior, tu nombre real, ¿De dónde viene el nombre artístico? 

Es una cuestión casi adolescente (Risas). Surge de un libro de Oscar Wilde «El retrato de Dorian Gray». Fue escrito básicamente basado en un amigo suyo que también ha escrito «Llamado John Gray«.

Cuando me hice llamar John Gray en su época, resulta que había otra persona que era John Gray que era un escritor de «Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus» y era un bestseller. Entonces como era imposible localizarme, dijimos de cambiar la «A» y pensando que John Gray fuese todo en mayúsculas, girar la «A» hacia abajo y de ahí salió.

Tienes experiencia en trabajar en EEUU produciendo tus temas ¿Hay diferencias a la hora de trabajar con respecto a España? 

Sí, aparte de tener todo el aparato, las posibilidades de trabajar allí, creo que la diferencia que yo noté allí era la ética de trabajo que ellos tenían. El productor con el que nos tenían asignados se sentaba y nos decía: tienes 9 horas y en estas 9 horas si quieres no me muevo de aquí. E incluso muchas veces te motivaba.

John Grvy, John Grvy: «La música es universal, es lo que te hace sentir»

Fotografía: Andrés Alcázar

No quiero decir que aquí la gente tampoco trabaje, es simplemente que la ética de trabajo es distinta. Ellos pueden estar 8 o 9 horas trabajando seguidas y lo ven normal. A lo mejor aquí tenemos otra forma distinta de ver las cosas.

Pero más allá de eso no creo que sea muy distinto trabajar en cosas creativas en cualquier parte. Para mí la única diferencia que vi fue eso y creo que es más bien cultural. Que ellos son más obstinados en el trabajo. Aparte también lógicamente la cantidad de recursos que tenía en el estudio y la capacidad que teníamos de traer músicos y gente que aportase un imput al proyecto.

¿Qué tiene el artista de tu nuevo disco que no tuviera el que grababa maquetas? 

Creo que en este disco he intentado disfrutar un poco más de crear y no estar tan obsesionado de intentar generar algo cohesivo. El tema de las etiquetas creo que a mí personalmente me hizo un poco de daño figurativo. En el sentido de que estuve bastante tiempo intentando encajar dentro de esas etiquetas. Y con esta mixtape me he liberado un poco de eso.

«la música tampoco es la comprensión racional, es lo que te hace sentir»

He intentado hacer, creer, mostrar a mi público que John Grvy es muy amplio, es muy grande y quiero que sea bastante amplio en cada proyecto. Mi idea era esa. Ampliar cada horizonte y desestigmatizar sobretodo eso que es John Grvy y llegar al público de aquí porque al cantar en inglés e ir a tocar en muchos sitios aquí en España, muchas veces me encontraba con que me hablaban en inglés: «Señor Grvy…» y yo: «soy de Toledo».

Últimamente surgen muchos artistas que cantan en varias lenguas pero se ve todavía raro lo de mezclar idiomas…

Sí, pero bueno yo creo que poco a poco vamos cambiando eso. La música es universal, además tenemos Internet a tiro de piedra y podemos traducir prácticamente cualquier cosa. 

Creo que cada vez más la gente irá escuchando temas de otros idiomas que aunque no lo puedes comprender al 100% comprendes la idea y la música tampoco es la comprensión racional, es lo que te hace sentir.

Te pueden hacer sentir cosas gente o canciones que a lo mejor no tienen nada que ver con tu cultura, con tu idioma… pero te hace evocar un sentimiento. Eso es lo bonito también del arte en general.

Ante nuestra clásica pregunta de Más de Cultura, él lo tiene claro: Más de Cultura y menos prejuicios.

Sin prejuicios, se puede escuchar la música de este cantante en plataformas como Spotify o en concierto, el próximo 20 de marzo en la sala Sol de Madrid.