¿Y tú que color de cine eres? VOL 1

El color en el mundo del cine más importante de lo que en un primer momento podemos pensar. Por eso hablamos de esas películas vinculadas con sus colores predominantes y qué nos hacen sentir. 

Quizás identifiques un color a una película de tal modo que lo haces con una canción, una mirada o un paisaje. Pero lo más gratificante de un pantone bien elegido es que inconscientemente podemos vincular otra marca significativa a tu director favorito.

Antes de profundizar en algún caso en concreto (ya que hasta a veces un pantone parece convertirse en una obsesión) existe un perfil en twitter que analiza cada color presente en fotogramas de grandes películas. Y aquí algunos de los grandes trabajos realizados por @CINEMAPALETTES.

TheShining (1980) dir. Stanley Kubrick.

Ruby Sparks (2012) dir. Jonathan Dayton, ValerieFaris.

Corpse Bride (2005) dir. Tim Burton, Mike Johnson.

Labyrinth (1986) dir.JimHenson.

NapoleonDynamite (2004) dir. Jared Hess.

Vamos a pensar en un color específico. ROJO. Usado con pasión por Pedro Almodóvar en cada una de sus obras. (Inclusive uno de sus personajes más carismáticos tiene como nombre artístico “Huma Rojo”). Pero si nos centramos en hasta lo que hoy es su último film “Julieta”, encontramos nuevas tonalidades en su paleta de colores como el blanco y el amarillo. En palabras del propio director:

“La paleta es distinta a otras películas, pero sigo inclinándome por colores contratados y vivos: es mi naturaleza. Por un lado pienso siempre en el impacto visual. Si hago un plano ahora contigo, lo que más aparece es el color de la silla, el color de tu camiseta y el color de la pared. El suelo y la pared se convierten en elementos protagónicos de lo visual. Y los muebles y los trajes. Lo ensayo todo como un pintor. Primero quiero que el color y lo que veamos tenga que ver con el personaje. Cada decorado habla, o al menos yo puedo interpretarlo, de la Julieta en ese momento.”

En cambio no es evitable pensar en el rojo sin ponerle “Almodóvar” como primer y casi también segundo apellido. Aquí la mejor muestra de ello. Sangre, energía, pasión, fuego, deseo, poder, prohibición…en todo su cine, y en toda su gama cromática.

Pero no sólo el citado director manchego hace uso de ello. Stanley Kubrick  también explota en sus mejores escenas el rojo para provocar diversas emociones en el espectador. Demostrando una vez más que no sólo era perfeccionista en los detalles más obvios, ya que también ha utilizando la psicología de este color para incrementar sus obras maestra al olimpo del cine.

 

Red: A Kubrick Supercut from Rishi Kaneria on Vimeo.

Y para continuar de la manera menos técnica seguimos con la teoría del color explicada a través de diversas imágenes de películas en el siguiente vídeo.

Color Theory from Kat Smith on Vimeo.

Pero para un gusto perfecto de la paleta de colores tenemos a nuestro peculiar Wes Anderson. Con un uso del color poco minimalista consigue crear ese mundo personal que tanta nostalgia nos presenta.

En su última película próxima a estrenar “Isla de perros”, más cerca de “Fantastic Mr. Fox” que de “El gran hotel Budapest”…¿Qué pantone elegirá para sorprendernos y deleitarnos una vez más con su cuidada estética?

Podríamos ponernos aún más técnicos con las teorías del color y su simbología para comprender en su “casi” totalidad el uso de ellos en cada escena, pero aquí una pequeña pista:

El color del 2018 es “Ultra Violet” el cual evoca ingenio, provocación, pensamiento visionario, contracultura…¿Algún director estará pensando en como introducirlo en alguna escena de su próxima película para el 2019?

 

P.D: “Cuando dejes de quererme” se estrena el 16 de febrero. Puedes conocer mucho su grama cromática y proceso de elección en la segunda parte de nuestro post. Será sorprendente. Aquí el tráiler de película del año.

 

“Mi padre compró un ordenador en 1995. Yo solamente tenía 4 años. En sus brazos me enseñó a dibujar. Lo primero fue un círculo rojo. A partir de ese momento el mundo se hizo más creativo. Cuando empecé a ver el mundo con otros ojos, dibujar, bailar y escribir era la mejor manera de evadirme. Autodidacta, pragmático, crítico y señora. Antes de empezar ampliando mis estudios en el ámbito del diseño y la creatividad, tuve mi primer contacto con ellos en Bachiller Artístico, donde comencé a interesarme también por el mundo audiovisual. Aparte de comercio y marketing, he adquirido estudios de diseño gráfico y edición de vídeo. Admiro a la gente curiosa y los círculos rojos como comienzo de un todo. Nunca dejaré de crear”.

By | 2018-04-17T11:52:02+00:00 26 enero, 2018|0 Comments

Leave A Comment