La extraña pareja: 50 años con Oscar y Felix

La extraña pareja, una peli de verano por excelencia y ambientada en un caluroso Nueva York, cumple 50 años. Basada en una exitosa obra del dramaturgo Neil Simon, ha sido adaptada en numerosas ocasiones tanto a las tablas como a la televisión. En ella dos viejos amigos cuarentones deciden compartir piso y situación de divorciados, pero son demasiado diferentes y su convivencia se convierte en un infierno.

La magia de este clásico de la comedia es su inolvidable pareja protagonista, Walter Matthau como el desastroso y cochino Oscar Madison y Jack Lemmon como el enfermo del orden y la limpieza Felix Ungar. Fue su segunda película juntos (de 10) y para el recuerdo quedarán siempre esas guarras partidas de póquer de los amigotes de Oscar, ese plato de pasta estampada contra la pared de la cocina, ese Felix haciendo ruidos extraños ante los clientes de un restaurante (escena “homenajeada” en Cuando Harry encontró a Sally) o esa cita frustrada con las Hermanas Periquito.

Todo empieza cuando a Neil Simon se le ocurre escribir un personaje inspirado en su maniático hermano mayor Danny. La obra, dirigida por Mike Nichols, se estrenó en Broadway en 1965 y fue un tremendo éxito. En ella Matthau interpretaba a Oscar y Art Carney a Felix. Nota curiosa: Matthau le pidió a Simon que le dejara hacer el papel de Felix porque quería “asumir retos” y el papel de Oscar, idéntico a él, le parecía demasiado fácil de interpretar. Simon le contestó: “Walter, sé un actor en la obra de otro, en la mía eres Oscar”. Matthau acabó ganando el Tony.

Hollywood no tardó en echarle el ojo a este éxito descomunal y fue Paramount el estudio que se hizo con los derechos para el cine de la obra. Pero así como estaban seguros de contratar a Matthau, que acababa de ganar el Oscar por En bandeja de plata, de Billy Wilder, el productor Robert Evans pensó que su pareja ideal sería su compañero en esa película: Jack Lemmon. Evans también pensó, y con razón, que el director ideal para La extraña pareja era Wilder. Pero las negociaciones con los respectivos representantes no salieron como deseaban. El coste de contratar a los tres ascendía a los 3 millones de dólares de entonces y un 50% de los beneficios de taquilla. Finalmente, Wilder se bajó de las negociaciones (y entró Gene Saks, director de Descalzos por el parque), Lemmon se llevó un millón y nada menos que el 10% de los beneficios de taquilla y Matthau 300.000 dólares.

Tras el gran éxito de taquilla de 1968 (la película se convirtió en el mayor bombazo de Paramount tras Los diez mandamientos), pronto llegó su versión televisiva. Fue dos años después y con Jack Klugman como Oscar y Tony Randall como Felix, dos fabulosos actores que habían sido considerados para la versión cinematográfica. Se llegaron a emitir 114 episodios de 30 minutos, estuvo cinco años en antena y por la serie, producida por Garry Marshall (director de Pretty Woman), Klugman ganó dos premios Emmy y un Globo de Oro.

Cuarenta años después, La extraña pareja tuvo una nueva versión televisiva en la CBS con Matthew Perry como Oscar y Danny Jacobson como Felix. Su última temporada, la tercera, tuvo un promedió de 5 millones de espectadores totales por episodio y un 1.0 de rating. No fue suficiente para la cadena, que acabó cancelándola.

Pero Oscar y Felix no siempre han sido hombres, la obra también tiene su versión femenina. En 1985 Simon creó a Olive Madison (Oscar) y Florence Unger (Felix), protagonistas de La extraña pareja femenina. Se estrenó en el Broadhurst Theatre de Broadway el 11 de junio de 1985 y fue interpretada por Sally Struthers (Florence) y Rita Moreno (Olive). En España se adaptó, en 2001, con Cristina Higueras y Fiorella Faltoyano. Fue en el teatro Lara y con Andrés Rus como director.

Los Oscar y Felix españoles han sido Paco Morán y Joan Pera, Pedro Osinaga y Joaquín Kremel, Raúl Cimas y Juanjo Cucalón, Antonio Dechent y Joan Pera y Fernando Esteso y Andrés Pajares, que tuvieron un éxito morrocotudo en los ochenta. Fue en el teatro Calderón y con dirección de José Osuna.

El cine también siguió el filón con La extraña pareja, otra vez, secuela rodada por Howard Deutch nada menos que 30 años después (tiene el record de tardar tantos años). La historia narra el reencuentro de Oscar y Felix, que llevan sin verse 17 años. Lo hacen de camino a la boda de sus respectivos hijos. Y se lía parda, claro. Deutch, por cierto, ya había dirigido a Lemmon y Matthau en Dos viejos gruñones (1993) y Discordias a la carta (1995).

Pero no acaba aquí la mina de oro que es esta obra. Hasta se llegó a producir una serie de dibujos animados titulada The Oddball Couple (emitida en 1975) y sus protagonistas eran un perro y un gato. ¡La de dólares que ha tenido que amasar en derechos de autor el señor Simon!

La influencia de su obra en otras series de televisión nos daría para otro artículo. Solo piensen en lo que le deben los personajes de series exitosísimas como Las chicas de oro y sobre todo Dos hombres y medio, que son Oscar y Felix convertidos en hermanos.

Una de la mejores comedias de todos los tiempos para el American Film Insitute, La extraña pareja es la fusión perfecta de una irrepetible pareja de actores y una obra brillante sobre el divorcio y la amistad. Este verano es una buena ocasión para volverla a ver y celebrar su tan rentable medio siglo.

 

Periodista, crítico de cine y escritor, Iván Reguera actualmente escribe en Corten de Cuarto Poder, desde donde habla del mundo del cine. Escritor de libros de cine como “2001. Un largo camino hacia las estrellas”, “Apocalypse Now. Odisea en los territorios del horror” y “Carlos Pumares, un grito en la noche”, pero también de la novela “Liquidación”. Comenzó su andadura profesional en el periódico cántabro Otra realidad y más tarde en Periodista digital. También es colaborador de la revista Cinemanía.

By |2018-08-14T09:02:23+00:00 14 agosto, 2018|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.