Gaby Smith nos habla desde su cuenta de Twitter Cinema Palettes de los colores en el mundo del cine. Esperamos que os guste.

Seguramente si la alfombra del Hotel Overlook de “El resplandor” hubiese sido de otros colores o estampado, no habría sido lo mismo. O si las casas de “Eduardo Manostijeras” no hubiesen sido de esas tonalidades tan chillonas. Y es que más allá de un buen guion, una buena fotografía o un buen sonido, los colores aportan la identidad a un documento audiovisual y algunos de ellos son tan importantes en las películas que contribuyen a contar la historia.

películas, La paleta de colores de las películas

Esto mismo debe pensar Gaby Smith, el creador de Cinema Palettes, una cuenta de Twitter que aglutina planos reconocibles de películas mundialmente conocidas junto con su paleta correspondiente de colores.  Cualquier cinéfilo que analice la paleta, verá que ésta predomina en el resto de la cinta. A través de otra cuenta llamada Neon Cinema, Smith analiza la iluminación y los planos de las películas.

películas, La paleta de colores de las películas

Así, se pueden comparar los colores de múltiples películas y encontrar las similitudes entre los tonos elegidos y las temáticas de las películas. El perfil aglutina grandes títulos como Mad Max, El Viaje de Chihiro, El Renacido, Totoro, El Marciano, Moonrise Kingdom, Lost in Translation, El Resplandor o Deadpool, entre otros.

películas, La paleta de colores de las películasUna bonita manera de rendirle tributo a todo ese equipo de profesionales que compone el departamento de etalonaje de una película. Ellos son los responsables de que estas paletas de colores existan.

Así, el color de una película puede darle la identidad hasta el punto de ser reconocida por ello, como es el caso de títulos como American Beauty (con el rojo imperante) o cualquiera de los títulos de Wes Anderson.

películas, La paleta de colores de las películas

El patrón, lo que provocan estos colores en nuestra psicología como los tonos azules que nos tranquilizan o los rojos y amarillos que nos ponen de los nervios.

La pregunta que nos hacemos ahora es, y tú, ¿con qué paleta te quedas?