Lo nunca visto. El Teatro Echegaray abría sus puertas para la presentación de nuestro documental “La Pantalla Herida” con lleno total y dejando en la puerta a mucha gente. Una expectación nunca vista antes en el Festival de Málaga (dicho por sus representantes, no por mí), sobre todo tratándose de un documental que ni siquiera iba en sección oficial. Y por supuesto el increíble trabajo de Luís María Ferrández no sólo no defraudó, sino que provocó un par de tandas de aplausos interminables, y motivó que los asistentes regalaran a la salida del teatro una emotiva ovación tanto a Luís como a nuestra compañera Belén Bernuy. No soy de lágrima fácil, pero ante tanto cariño y tanta generosidad es difícil controlarse.

La crítica no iba a ser menos y Twitter se llenó de felicitaciones desde el minuto uno, provocando que fuera prácticamente imposible contestar a todas las muestras de apoyo y cariño que hemos recibido. Mi “wasap” echaba humo, imaginaros el de Luís y Belén. Son muchos los medios que están recogiendo todo lo que sucedió ayer en el pase y sobre todo en la mesa redonda posterior, siempre destacando nuestro documental con críticas como “…brillante reflexión sobre el estado actual del cine español…” o “…un documental genial, catártico y necesario para conocer de primera mano el status quo del audiovisual en este país y en este momento…”. Nos consta además, que en las próximas horas se seguirá hablando de “La Pantalla Herida”, y es que el teléfono no deja de sonar para entrevistas, reportajes y encuentros varios con los medios. Mérito de la calidad del documental, por supuesto, pero también de nuestra jefa de prensa Laura Pérez Vehí, incansable en la promoción de la película, y dispuesta, si es necesario, a raparse al cero por un titular. Tenemos la sospecha de que lo ha hecho :-).

Ya sabéis que tras la proyección se desarrollaba la mesa redonda moderada por el Director del Festival, Juan Antonio Vigar, y compuesta por Susana de la Sierra, directora general del ICAA, Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, Belén y Luís María. Con este plantel de figuras del audiovisual, y después de que todo el mundo hubiera descubierto las “verdades” que destapa el documental, estaba claro que se iba a liar.

Después de la presentación de Vigar, comenzó Susana de la Sierra dando la enhorabuena a Belén y Luís: “el documental refleja perfectamente los problemas por los que atraviesa actualmente la industria del cine”, resaltando la importancia de este tipo de iniciativas como un primer paso para cambiar la situación que vivimos en el cine español desde la autocrítica y el consenso de todos los sectores.

Pero como no podía ser de otra manera, Susana aprovechó para dar respuesta a las declaraciones que FAPAE y su nuevo presidente, Ramón Colom, dieron en su rueda de prensa en el Festival de Málaga el pasado sábado, atacando la gestión de la Directora General: “es necesario un gran pacto de Estado entre todos los implicados en el mundo del cine, alejados de colores políticos”. Dejando al mismo tiempo muy clara su postura de que es absolutamente necesario un interlocutor único: “ello servirá para generar un debate general sobre la situación del cine nacional y con interlocutores que representen a todo el sector, para beneficiarlo en su conjunto”.

Nuestra compañera Belén apoyó inmediatamente en su intervención a Susana: “es importante que todos nos sentemos a hablar para ver hacia dónde vamos. Y hacerlo todos de la mano y respetándonos, dejando egos fuera”. Y es que a veces, como también destacó Susana, ciertos interlocutores actúan más movidos por el interés personal que por el general. Esto es algo que los que estamos en este sector sabemos desde hace tiempo, pero que queréis que os diga, me tranquiliza que sea una Directora General del ICAA la que lo diga.

La verdad es que sólo tenemos palabras de agradecimiento hacia Susana de la Sierra que desde el primer momento nos ha apoyado en esta aventura en Málaga. Al contrario de lo que otros piensan, y hablo por mí, creo firmemente que algunos deberían de revisar su currículum y el de Susana antes de atreverse a cuestionarla siquiera. Y precisamente fue la falta de respeto de un productor malagueño, que pidió la dimisión de la Directora de muy malas maneras, lo que propició unas duras declaraciones de Susana de la Sierra contando cómo diariamente, tanto ella como sus compañeros en el ICAA, reciben presiones e incluso amenazas de algunos productores importantes: “¿Y por qué? Porque antes pedían dinero y se lo daban, y ahora no se lo dan. En el ICAA recibimos cada días presiones, gritos y amenazas. Hay interlocutores no accesibles”. Es curioso, ningún medio de comunicación ha contado que Susana dijo esto en respuesta a dicho productor, y no en contestación a FAPAE, como hemos podido leer hoy en varias cabeceras.

También aseguró con esto no era algo generalizado, y que se trataba de casos muy puntuales, cosa que es cierto, pero todos sabemos que estos casos son de gente muy importante, con un peso específico en la industria. Como Susana yo no daré nombres, pero vamos, que todos nos conocemos…. Un mal de hace mucho tiempo que nos tiene hartos a todos los que procuramos hacer las cosas bien, ya era hora de que se hablara abiertamente, y prueba de ello es que las palabras de Susana despertaron los aplausos de buena parte del aforo, que contaba con la presencia de todo tipo de reprensentantes del cine.

Como os podéis imaginar, habrá gente muy cabreada hoy con estas declaraciones, pero que queréis que os diga, el que se pica ajos come…, yo he dormido muy tranquila.

Y de esto mismo habló el director del documental, Luis María Ferrández, quien denunció que algunos productores como él están «cansados de tantas siglas.”, «Sobran siglas y faltan oídos. Está bien que nos asociemos, pero hay 300.000 asociaciones y no llegamos nunca a un acuerdo. No quiero ser crítico, pero no nos sentimos representados. ‘¿Qué hace toda esa gente?”.

Luis nos contó que este documental nació porque le resultaba imposible sacar una película adelante, y nunca tenía que ver con la calidad del proyecto: «El mercado no da para más. Pero quizá muchos de los que hablan, deberían dejarnos hablar a otros», palabras que levantaron también el aplauso de los asistentes al acto. La gente del cine que nunca está en los medios está muy harta de tanta tontería, sobre todo de las tonterías de los que siempre salen en la foto, y que, creerme, hambre no pasan. A lo mejor es hora de dejar que los que sí lo están pasando mal nos den su opinión ¿no?.

Belén contó además como la APPA y el ICAA están trabajando juntos para sacar adelante el nuevo modelo de presupuesto, lo que ayudará a desarrollar con mayor precisión los presupuestos de las películas y la presentación de los reconocimientos de costes, tema este polémico éste donde los haya, básicamente porque FAPAE no está de acuerdo en que ciertos gastos queden fuera a la hora de justificar una subvención. Es un tema complicado, muy técnico, en el que quizá FAPAE tenga razón en la mayoría de las cosas que plantea, pero que habría que pensar, y sin querer frivolizar con el tema, que el ICAA debe de estar hasta las “narices” de que les intenten colar fiestas de final de rodaje, y otras barbaridades como gasto subvencionable. Como ciudadana, no como productora, prefiero mil veces que se sea muy duro con esto que todo lo contrario. Al fin y al cabo es mi dinero también. Cosas como ésta son las que ponen a la gente en contra del cine español y parece que seguimos sin enterarnos.

Bernuy también destacó “el mucho talento” existente en el cine español, “porque son los creadores los que llevan a los espectadores a las salas”. Y complementó su intervención hablando de lo que siempre decimos desde marketingdecine.com: “la educación es básica para crear futuros espectadores”.

Pero hubo una intervención que me llamó la atención, y fue la de Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, que como exhibidor hizo un comentario muy interesante hablando de la necesidad de dar una solución al hecho de cualquier película, incluso las que tienen éxito, dispone de una vida limitada en salas: “habría que dar salida a esa película en otras ventanas de explotación en menos tiempo”, ¿se refería a internet? Si es así hay luz al final del túnel , amigos.

Gómez Fabra, que desde el principio apoyó el proyecto cediendo sus cines para rodar, comentó la importancia de “La Pantalla Herida” como generador de un debate necesario, y puso un toque de esperanza asegurando: “De ésta saldremos: es irrenunciable que haya algo igual a ver una película en el cine”. Y en eso estamos totalmente de acuerdo.

La Pantalla Herida, “La Pantalla Herida” y Susana de la Sierra abren un nuevo debate sobre la situación del cine español

No quiero acabar esta crónica de lo vivido sin hablar del equipo de “La Pantalla Herida”, con quien ayer tuve el placer de compartir mesa y mantel tras la proyección. Ellos son el futuro, no otros que pueblan las instituciones del cine patrio. Gracias por vuestro esfuerzo, pero sobre todo por vuestra ilusión. Las películas sin vosotros sólo son sueños, y sois capaces de hacerlos realidad.

Y voy a hacer un homenaje personal a Carlos Barrero, ya sabéis, él y yo somos “los productores en la sombra”. Sin él esto hubiera sido otra cosa, probablemente peor. Me siento muy afortunada de caminar a tu lado.

“La Pantalla Herida” no es sólo una peli que hemos producido. Luís no es sólo un director, es un amigo, pero sobre todo es esa persona que ha sido capaz de devolvernos la ilusión por el cine a Belén y a mí. Eso no tiene precio.

No se qué pasará a partir de ahora. Todavía nos queda el estreno en Madrid, y el ruido no cesará, pero está claro que no os mentía hace meses: este documental es un antes y un después para el cine español, aunque sólo sea porque por fin otras voces son escuchadas. Gracias a todos.

Lo nunca visto. El Teatro Echegaray abría sus puertas para la presentación de nuestro documental “La Pantalla Herida” con lleno total y dejando en la puerta a mucha gente. Una expectación nunca vista antes en el Festival de Málaga (dicho por sus representantes, no por mí), sobre todo tratándose de un documental que ni siquiera iba en sección oficial. Y por supuesto el increíble trabajo de Luís María Ferrández no sólo no defraudó, sino que provocó un par de tandas de aplausos interminables, y motivó que los asistentes regalaran a la salida del teatro una emotiva ovación tanto a Luís como a nuestra compañera Belén Bernuy. No soy de lágrima fácil, pero ante tanto cariño y tanta generosidad es difícil controlarse.

La crítica no iba a ser menos y Twitter se llenó de felicitaciones desde el minuto uno, provocando que fuera prácticamente imposible contestar a todas las muestras de apoyo y cariño que hemos recibido. Mi “wasap” echaba humo, imaginaros el de Luís y Belén. Son muchos los medios que están recogiendo todo lo que sucedió ayer en el pase y sobre todo en la mesa redonda posterior, siempre destacando nuestro documental con críticas como “…brillante reflexión sobre el estado actual del cine español…” o “…un documental genial, catártico y necesario para conocer de primera mano el status quo del audiovisual en este país y en este momento…”. Nos consta además, que en las próximas horas se seguirá hablando de “La Pantalla Herida”, y es que el teléfono no deja de sonar para entrevistas, reportajes y encuentros varios con los medios. Mérito de la calidad del documental, por supuesto, pero también de nuestra jefa de prensa Laura Pérez Vehí, incansable en la promoción de la película, y dispuesta, si es necesario, a raparse al cero por un titular. Tenemos la sospecha de que lo ha hecho :-).

Ya sabéis que tras la proyección se desarrollaba la mesa redonda moderada por el Director del Festival, Juan Antonio Vigar, y compuesta por Susana de la Sierra, directora general del ICAA, Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, Belén y Luís María. Con este plantel de figuras del audiovisual, y después de que todo el mundo hubiera descubierto las “verdades” que destapa el documental, estaba claro que se iba a liar.

Después de la presentación de Vigar, comenzó Susana de la Sierra dando la enhorabuena a Belén y Luís: “el documental refleja perfectamente los problemas por los que atraviesa actualmente la industria del cine”, resaltando la importancia de este tipo de iniciativas como un primer paso para cambiar la situación que vivimos en el cine español desde la autocrítica y el consenso de todos los sectores.

Pero como no podía ser de otra manera, Susana aprovechó para dar respuesta a las declaraciones que FAPAE y su nuevo presidente, Ramón Colom, dieron en su rueda de prensa en el Festival de Málaga el pasado sábado, atacando la gestión de la Directora General: “es necesario un gran pacto de Estado entre todos los implicados en el mundo del cine, alejados de colores políticos”. Dejando al mismo tiempo muy claro su postura, que nosotros compartimos, de que es absolutamente necesario un interlocutor único: “ello servirá para generar un debate general sobre la situación del cine nacional y con interlocutores que representen a todo el sector, para beneficiarlo en su conjunto”.

Nuestra compañera Belén apoyó inmediatamente en su intervención a Susana: “es importante que todos nos sentemos a hablar para ver hacia dónde vamos. Y hacerlo todos de la mano y respetándonos, dejando egos fuera”. Y es que a veces, como también destacó Susana, ciertos interlocutores actúan más movidos por el interés personal que por el general. Esto es algo que los que estamos en este sector sabemos desde hace tiempo, pero que queréis que os diga, me tranquiliza que sea una Directora General del ICAA la que lo diga.

La verdad es que sólo tenemos palabras de agradecimiento hacia Susana de la Sierra que desde el primer momento nos ha apoyado en esta aventura en Málaga. Al contrario de lo que otros piensan, y hablo por mí, creo firmemente que algunos deberían de revisar su currículum y el de Susana antes de atreverse a cuestionarla siquiera. Y precisamente fue la falta de respeto de un productor malagueño, que pidió la dimisión de la Directora de muy malas maneras, lo que propició unas duras declaraciones de Susana de la Sierra contando cómo diariamente, tanto ella como sus compañeros en el ICAA, reciben presiones e incluso amenazas de algunos productores importantes: “¿Y por qué? Porque antes pedían dinero y se lo daban, y ahora no se lo dan. En el ICAA recibimos cada días presiones, gritos y amenazas. Hay interlocutores no accesibles”.

También aseguró con esto no era algo generalizado, y que se trataba de casos muy puntuales, cosa que es cierto, pero todos sabemos que estos casos son de gente muy importante, con un peso específico en la industria. Como Susana yo no daré nombres, pero vamos, que todos los sabemos. Dejó claro que no hablaba de productores independientes, pequeños, y que generalmente hacen las cosas bien. Un mal de hace mucho tiempo que nos tiene hartos a todos, y que ya era hora de que se hablara abiertamente, y prueba de ello es que las palabras de Susana despertaron los aplausos de buena parte del aforo.

Como os podéis imaginar, habrá gente muy cabreada hoy con estas declaraciones, pero que queréis que os diga, el que se pica ajos come…

Y de esto mismo habló el director del documental, Luis María Ferrández, quien denunció que algunos productores como él están «cansados de tantas siglas.”, «Sobran siglas y faltan oídos. Está bien que nos asociemos, pero hay 300.000 asociaciones y no llegamos nunca a un acuerdo. No quiero ser crítico, pero no nos sentimos representados. ‘¿Qué hace toda esa gente?”.

Luis nos contó que este documental nació porque le resultaba imposible sacar una película adelante, y nunca tenía que ver con la calidad del proyecto: «El mercado no da para más. Pero quizá muchos de los que hablan, deberían dejarnos hablar a otros», palabras que levantaron también el aplauso de los asistentes al acto. La gente del audiovisual que nunca está en los medios está muy harta de tonterías, sobre todo de las tonterías de los que siempre salen en la foto, y creerme, hambre no pasan.

Belén contó además como la APPA y el ICAA están trabajando juntos para sacar adelante el nuevo modelo de presupuesto, lo que ayudará a desarrollar con mayor precisión los presupuestos de las películas y la presentación de los reconocimientos de costes, tema este polémico éste donde los haya, básicamente porque FAPAE no está de acuerdo en que ciertos gastos queden fuera a la hora de justificar una subvención. Es un tema complicado, muy técnico, en el que quizá FAPAE tenga razón en la mayoría de las cosas que plantea, pero que habría que pensar, y sin querer frivolizar con el tema, que el ICAA debe de estar hasta las “narices” de que les intenten colar fiestas de final de rodaje, y otras barbaridades como gasto subvencionable. Como ciudadana, no como productora, prefiero mil veces que se sea muy duro con esto que todo lo contrario. Al fin y al cabo es mi dinero también. Cosas como ésta son las que ponen a la gente en contra del cine español y parece que seguimos sin enterarnos.

Bernuy también destacó “el mucho talento” existente en el cine español, “porque son los creadores los que llevan a los espectadores a las salas”. Y complementó su intervención hablando de lo que siempre decimos desde marketingdecine.com: “la educación es básica para crear futuros espectadores”.

Pero hubo una intervención que me llamó la atención, y fue la de Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, que como exhibidor hizo un comentario muy interesante hablando de la necesidad de dar una solución al hecho de cualquier película, incluso las que tienen éxito, disponen de una vida limitada en salas: “habría que dar salida a esa película en otras ventanas de explotación en menos tiempo”, ¿se refería a internet? Si es así hay luz al final del túnel , amigos.

Gómez Fabra, que desde el principio apoyó el proyecto cediendo sus cines para rodar, comentó la importancia de “La Pantalla Herida” como generador de un debate necesario, y puso un toque de esperanza asegurando: “De ésta saldremos: es irrenunciable que haya algo igual a ver una película en el cine”. Y en eso estamos totalmente de acuerdo.

No quiero acabar esta crónica de lo vivido sin hablar del equipo de “La Pantalla Herida”, con quien ayer tuve el placer de compartir mesa y mantel tras la proyección. Ellos son el futuro, no otros que pueblan las instituciones del cine patrio. Gracias por vuestro esfuerzo, pero sobre todo por vuestra ilusión. Las películas sin vosotros sólo son sueños, y sois capaces de hacerlos realidad.

Y voy a hacer un homenaje personal a Carlos Barrero, ya sabéis, él y yo somos “los productores en la sombra”. Sin él esto hubiera sido otra cosa, probablemente peor. Me siento muy afortunada de caminar a tu lado.

“La Pantalla Herida” no es sólo una peli que hemos producido. Luís no es sólo un director, es un amigo, pero sobre todo es esa persona que ha sido capaz de devolvernos la ilusión por el cine a Belén y a mí. Eso no tiene precio.

No se qué pasará a partir de ahora. Todavía nos queda el estreno en Madrid, y el ruido no cesará, pero está claro que no os mentía hace meses: este documental es un antes y un después para el cine español, aunque sólo sea porque por fin otras voces son escuchadas. Gracias a todos.

Lo nunca visto. El Teatro Echegaray abría sus puertas para la presentación de nuestro documental “La Pantalla Herida” con lleno total y dejando en la puerta a mucha gente. Una expectación nunca vista antes en el Festival de Málaga (dicho por sus representantes, no por mí), sobre todo tratándose de un documental que ni siquiera iba en sección oficial. Y por supuesto el increíble trabajo de Luís María Ferrández no sólo no defraudó, sino que provocó un par de tandas de aplausos interminables, y motivó que los asistentes regalaran a la salida del teatro una emotiva ovación tanto a Luís como a nuestra compañera Belén Bernuy. No soy de lágrima fácil, pero ante tanto cariño y tanta generosidad es difícil controlarse.

 

La crítica no iba a ser menos y Twitter se llenó de felicitaciones desde el minuto uno, provocando que fuera prácticamente imposible contestar a todas las muestras de apoyo y cariño que hemos recibido. Mi “wasap” echaba humo, imaginaros el de Luís y Belén. Son muchos los medios que están recogiendo todo lo que sucedió ayer en el pase y sobre todo en la mesa redonda posterior, siempre destacando nuestro documental con críticas como “…brillante reflexión sobre el estado actual del cine español…” o “…un documental genial, catártico y necesario para conocer de primera mano el status quo del audiovisual en este país y en este momento…”. Nos consta además, que en las próximas horas se seguirá hablando de “La Pantalla Herida”, y es que el teléfono no deja de sonar para entrevistas, reportajes y encuentros varios con los medios. Mérito de la calidad del documental, por supuesto, pero también de nuestra jefa de prensa Laura Pérez Vehí, incansable en la promoción de la película, y dispuesta, si es necesario, a raparse al cero por un titular. Tenemos la sospecha de que lo ha hecho :-).

 

Ya sabéis que tras la proyección se desarrollaba la mesa redonda moderada por el Director del Festival, Juan Antonio Vigar, y compuesta por Susana de la Sierra, directora general del ICAA, Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, Belén y Luís María. Con este plantel de figuras del audiovisual, y después de que todo el mundo hubiera descubierto las “verdades” que destapa el documental, estaba claro que se iba a liar.

 

Después de la presentación de Vigar, comenzó Susana de la Sierra dando la enhorabuena a Belén y Luís: “el documental refleja perfectamente los problemas por los que atraviesa actualmente la industria del cine”, resaltando la importancia de este tipo de iniciativas como un primer paso para cambiar la situación que vivimos en el cine español desde la autocrítica y el consenso de todos los sectores.

 

Pero como no podía ser de otra manera, Susana aprovechó para dar respuesta a las declaraciones que FAPAE y su nuevo presidente, Ramón Colom, dieron en su rueda de prensa en el Festival de Málaga el pasado sábado, atacando la gestión de la Directora General: “es necesario un gran pacto de Estado entre todos los implicados en el mundo del cine, alejados de colores políticos”. Dejando al mismo tiempo muy claro su postura, que nosotros compartimos, de que es absolutamente necesario un interlocutor único: “ello servirá para generar un debate general sobre la situación del cine nacional y con interlocutores que representen a todo el sector, para beneficiarlo en su conjunto”.

 

Nuestra compañera Belén apoyó inmediatamente en su intervención a Susana: “es importante que todos nos sentemos a hablar para ver hacia dónde vamos. Y hacerlo todos de la mano y respetándonos, dejando egos fuera”. Y es que a veces, como también destacó Susana, ciertos interlocutores actúan más movidos por el interés personal que por el general. Esto es algo que los que estamos en este sector sabemos desde hace tiempo, pero que queréis que os diga, me tranquiliza que sea una Directora General del ICAA la que lo diga.

 

La verdad es que sólo tenemos palabras de agradecimiento hacia Susana de la Sierra que desde el primer momento nos ha apoyado en esta aventura en Málaga. Al contrario de lo que otros piensan, y hablo por mí, creo firmemente que algunos deberían de revisar su currículum y el de Susana antes de atreverse a cuestionarla siquiera. Y precisamente fue la falta de respeto de un productor malagueño, que pidió la dimisión de la Directora de muy malas maneras, lo que propició unas duras declaraciones de Susana de la Sierra contando cómo diariamente, tanto ella como sus compañeros en el ICAA, reciben presiones e incluso amenazas de algunos productores importantes: “¿Y por qué? Porque antes pedían dinero y se lo daban, y ahora no se lo dan. En el ICAA recibimos cada días presiones, gritos y amenazas. Hay interlocutores no accesibles”.

También aseguró con esto no era algo generalizado, y que se trataba de casos muy puntuales, cosa que es cierto, pero todos sabemos que estos casos son de gente muy importante, con un peso específico en la industria. Como Susana yo no daré nombres, pero vamos, que todos los sabemos. Dejó claro que no hablaba de productores independientes, pequeños, y que generalmente hacen las cosas bien. Un mal de hace mucho tiempo que nos tiene hartos a todos, y que ya era hora de que se hablara abiertamente, y prueba de ello es que las palabras de Susana despertaron los aplausos de buena parte del aforo.

Como os podéis imaginar, habrá gente muy cabreada hoy con estas declaraciones, pero que queréis que os diga, el que se pica ajos come…

 

Y de esto mismo habló el director del documental, Luis María Ferrández, quien denunció que algunos productores como él están «cansados de tantas siglas.”, «Sobran siglas y faltan oídos. Está bien que nos asociemos, pero hay 300.000 asociaciones y no llegamos nunca a un acuerdo. No quiero ser crítico, pero no nos sentimos representados. ‘¿Qué hace toda esa gente?”.

Luis nos contó que este documental nació porque le resultaba imposible sacar una película adelante, y nunca tenía que ver con la calidad del proyecto: «El mercado no da para más. Pero quizá muchos de los que hablan, deberían dejarnos hablar a otros», palabras que levantaron también el aplauso de los asistentes al acto. La gente del audiovisual que nunca está en los medios está muy harta de tonterías, sobre todo de las tonterías de los que siempre salen en la foto, y creerme, hambre no pasan.

 

Belén contó además como la APPA y el ICAA están trabajando juntos para sacar adelante el nuevo modelo de presupuesto, lo que ayudará a desarrollar con mayor precisión los presupuestos de las películas y la presentación de los reconocimientos de costes, tema este polémico éste donde los haya, básicamente porque FAPAE no está de acuerdo en que ciertos gastos queden fuera a la hora de justificar una subvención. Es un tema complicado, muy técnico, en el que quizá FAPAE tenga razón en la mayoría de las cosas que plantea, pero que habría que pensar, y sin querer frivolizar con el tema, que el ICAA debe de estar hasta las “narices” de que les intenten colar fiestas de final de rodaje, y otras barbaridades como gasto subvencionable. Como ciudadana, no como productora, prefiero mil veces que se sea muy duro con esto que todo lo contrario. Al fin y al cabo es mi dinero también. Cosas como ésta son las que ponen a la gente en contra del cine español y parece que seguimos sin enterarnos.

 

Bernuy también destacó “el mucho talento” existente en el cine español, “porque son los creadores los que llevan a los espectadores a las salas”. Y complementó su intervención hablando de lo que siempre decimos desde marketingdecine.com: “la educación es básica para crear futuros espectadores”.

 

Pero hubo una intervención que me llamó la atención, y fue la de Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, que como exhibidor hizo un comentario muy interesante hablando de la necesidad de dar una solución al hecho de cualquier película, incluso las que tienen éxito, disponen de una vida limitada en salas: “habría que dar salida a esa película en otras ventanas de explotación en menos tiempo”, ¿se refería a internet? Si es así hay luz al final del túnel , amigos.

Gómez Fabra, que desde el principio apoyó el proyecto cediendo sus cines para rodar, comentó la importancia de “La Pantalla Herida” como generador de un debate necesario, y puso un toque de esperanza asegurando: “De ésta saldremos: es irrenunciable que haya algo igual a ver una película en el cine”. Y en eso estamos totalmente de acuerdo.

 

No quiero acabar esta crónica de lo vivido sin hablar del equipo de “La Pantalla Herida”, con quien ayer tuve el placer de compartir mesa y mantel tras la proyección. Ellos son el futuro, no otros que pueblan las instituciones del cine patrio. Gracias por vuestro esfuerzo, pero sobre todo por vuestra ilusión. Las películas sin vosotros sólo son sueños, y sois capaces de hacerlos realidad.

Y voy a hacer un homenaje personal a Carlos Barrero, ya sabéis, él y yo somos “los productores en la sombra”. Sin él esto hubiera sido otra cosa, probablemente peor. Me siento muy afortunada de caminar a tu lado.

 

“La Pantalla Herida” no es sólo una peli que hemos producido. Luís no es sólo un director, es un amigo, pero sobre todo es esa persona que ha sido capaz de devolvernos la ilusión por el cine a Belén y a mí. Eso no tiene precio.

 

No se qué pasará a partir de ahora. Todavía nos queda el estreno en Madrid, y el ruido no cesará, pero está claro que no os mentía hace meses: este documental es un antes y un después para el cine español, aunque sólo sea porque por fin otras voces son escuchadas. Gracias a todos.