Se titula “Antonio López. Apuntes del natural” pero bien podría llamarse «manual para retratar a un artista». Es el reto que se plantea Nicolás Muñoz Avia, su director, hijo de los reconocidísimos pintores Amalia Avia y Lucio Muñoz, cuando decide hacerle un homenaje a uno de sus amigos. El documental llega a las salas de cine el próximo 1 de marzo de la mano de Begin Again Films.

Sus primeros recuerdos con el artista se remontan precisamente a su niñez, cuando éste paseaba por su casa compartiendo opiniones con su padre. Aunque reconoce que la propuesta no ha sido fácil teniendo en cuenta que López no se lleva muy bien con las cámaras, el resultado tiene tanta naturalidad como los cuadros que le han hecho famoso. En nuestra charla, precisamente desde esa casa por donde se paseaba este genio de la pintura, su director nos desvela los secretos de este homenaje audiovisual.

¿Cómo surge este viaje? 

Yo soy hijo de pintores de Amalia Avia y Lucio Muñoz que fueron toda su vida íntimos amigos de Antonio y Maria Moreno, su mujer. Y yo desde pequeño he visto a Antonio por aquí por casa los fines de semana, o venía a mucho al estudio de mi padre y mi padre iba al estudio de Antonio. Intercambiaban opiniones sobre sus trabajos y prácticamente ha sido siempre un familiar mío.

Antonio López, Nicolás Muñoz: «desde pequeño he visto a Antonio López por casa»

Los padres de Nicolás Muñoz. Amalia Avia y Lucio Muñoz.

Y como yo me dedico al cine y directamente a los documentales, siempre tuve ganas de hacer algo con Antonio porque es una persona fascinante para grabar con él. Es poner la cámara y prácticamente todo lo que grabas sirve para algo.

¿Algún recuerdo de esa infancia aparece reflejado en el documental?

No, yo he seguido la premisa de que lo más importante era la figura de Antonio y que mi trabajo era ser testigo y ordenar una narración alrededor de eso pero siempre muy consciente de que yo tenía que estar en un segundo plano.

Y yo creo que una vez que está la película terminada y se ve el resultado, creo que tenía razón y que lo que es importante ahí es Antonio y lo que llama la atención y lo que sustenta al documental es él.

«mi trabajo era ser testigo y ordenar una narración en un segundo plano»

Organizar todo eso tampoco es que sea fácil y filmar a Antonio no es fácil y tiene su trabajo y su mérito, no me lo voy a quitar tampoco, pero siempre supeditado a la función de otro, como debe de ser en un documental biográfico.

Cuando se juega con el factor de seguir a una persona en su día a día se va a contrarreloj, ¿alguna cosa que te hubiera gustado contar y por tiempo no está en el documental?

No se que director de cine decía que cuando empiezas un rodaje tienes en la cabeza el 100% de tu película, de lo que quieres hacer. Y luego el trabajo de dirigir consiste en luchar porque no te quiten esos bocados de tu película perfecta.

A lo mejor por eso luego los directores suelen ser personas egoístas. Y yo en este caso, todo lo que grabas con Antonio es tan fascinante que me hubiera gustado estar grabando muchísimo más tiempo con él.

«el trabajo de dirigir consiste en luchar porque no te quiten esos bocados de tu película perfecta»

Pero a Antonio le molestan mucho las cámaras y cada vez que hemos ido, hemos tenido mucho cuidado de aprovechar al máximo todo ese día y grabar todo lo posible para no incordiarle un segundo día. Pero si me habría gustado hacer una serie de televisión de 10 horas que yo creo que da para ello.

Antonio, como todo genio, da la sensación de ser alguien muy hermético, sin embargo en la película nos sorprende detallando hechos concretos de su vida. ¿Cómo es el momento de «Antonio, quiero hacer esto»?

Costó. Sí. Y ahí si que tengo que reconocer que influyó el que yo soy hijo de gente que fue muy amiga suya y accedió más fácilmente.

Antonio López, Nicolás Muñoz: «desde pequeño he visto a Antonio López por casa»

Está muy acostumbrado a tratar con los periodistas, con la prensa, conceder entrevistas, planos recurso en su estudio para ilustrar… y que se vayan al cabo de una hora.

El tener a alguien con él todo el día encima no le gusta nada y aunque él accede a los medios de comunicación y sabe que eso es necesario para dar a conocer su trabajo y lo valora, el estar en medio del foco de atención tampoco le distrae, no le acaba de gustar.

¿Un genio siempre tiene luces y sombras?

Yo creo que no. Antonio tampoco me parece que sea una persona que tenga grandes sombras. Como todo el mundo tendrá sus defectos y sus cosas.

Aparte de tener un talento desde los doce años, cuando ya lo vio todo el mundo que tenía una grandísima facilidad, lo que tiene es una gran pasión por su trabajo irrefrenable y su vida transcurre alrededor del arte y es a lo que le dedica toda su energía.

Eso junto con su familia es lo más importante de su vida. Si no pudiese pintar o hacer escultura yo creo que se moría al día siguiente.

En el documental Antonio López asegura que la película “El sol del membrillo” le repele por verse a sí mismo. ¿Qué le ha parecido tu homenaje?

Sí, a él lo que le repele es verse a sí mismo. Y «El sol del membrillo» que es una película que a él le gusta mucho y en la que participó de forma muy activa durante mucho tiempo, sólo la ha visto, como confiesa en el documental, en el estreno en Cannes y porque era un evento casi obligatorio.

Pero no, no ve lo que se hace sobre él y no quiere ver este documental. Verse grabado no le gusta nada.

¿Qué tiene esta pieza que no tengan tus otros trabajos?

En los documentales que he hecho siempre he llevado yo la cámara, soy el director de fotografía, porque empecé mi carrera como ayudante de cámara, luego cámara, algunas cosas que he hecho de director de fotografía…y es una cosa que me apasiona.

En los documentales hay que tomar las decisiones sobre la marcha y el hecho de poder ser el mismo director el que decide en un instante qué graba, que no graba, para mí es importantísimo.

«no me apetecería hacer un documental sobre un pintor muerto. A mi me interesan las personas»

Este documental tiene bastantes particularidades, es el único documental que he hecho sobre un artista, los otros son más de tema social aunque si es cierto que incluso en este documental de Antonio puede haber un componente social por acercarse a la persona y reflejar sobretodo su aspecto humano y todo eso.

A mi no me apetecería hacer un documental sobre un pintor muerto, sobre alguien de la historia de la pintura española. A mi me interesan las personas y si no están ya entre nosotros pues mal vamos.

Antonio López, Nicolás Muñoz: «desde pequeño he visto a Antonio López por casa»

Después de embarcarte en lo más íntimo de Antonio López, ¿Alguna obra suya que te resulte más impresionante?

A mi me gustan mucho los dibujos de interiores. Los dibujos que tiene que casi todos son de una casa donde vivía antes, en el sótano, de unos cuartos de baño. Tiene incluso algún cuarto de baño vertical que está en óleo y los diseños en blanco y negro, sólo con lápiz me parecen realmente impresionantes.

Un documental a la espera de su camino en salas, después del camino que ha dejado su protagonista en el mundo del arte español.