Los personajes que interpreta Paula del Río en la gran pantalla están atrapados dentro de su propio vehículo. En el caso de Sara, en El desconocido, atrapada en el coche del protagonista en un secuestro inesperado y mortal. En Cuerdas interpreta a Elena, una joven tetrapléjica que tiene que sobrevivir y superarse a sí misma atrapada en una casa que se le antoja inaccesible y peligrosa. La película se podrá disfrutar en salas a partir del 28 de febrero.

Cuando interpretó a la primera tenía solo 14 años y todavía no había descubierto parte de las cosas que le apasionan. Charlamos con esta actriz de 20 años de su preparación, el reto de representar un personaje cargado de emoción en Cuerdas y aprovechamos para preguntarle por otras de sus aficiones, la tortilla de patatas, que también es arte, es una de ellas.

¿En qué ha cambiado la Paula del Río de El desconocido a la de Cuerdas?

En muchas cosas. Cuando hice El desconocido tenía 14 años y aunque hubo una muy buena dirección yo era muy pequeña y era la primera cosa que hacía. Por eso iba a saco a disfrutar y además el personaje era bastante yo.

Paula del Río y Luis Tosar en El desconocido

Paula del Río y Luis Tosar en El desconocido

Ahora en Cuerdas lo que más ha cambiado es que soy consciente de que es un trabajo. Un personaje que no soy yo. De que me lo tengo que currar para preparármelo y básicamente en eso, en que soy consciente de las cosas.

En esta película ha sido muy importante el trabajo de documentación y el asesoramiento de profesionales para tu personaje. Imagino que luego es un trabajo muy satisfactorio.

Sí, la verdad es que si. Sobre todo cuando es una rodaje tan duro al que le hemos metido tantas ganas y tantas horas previas al rodaje. Es mi primera película de protagonista y la primera película del director, por eso verlo es espectacular.

Además, siempre te sorprende cuando lo ves porque, al menos yo, no me imaginaba que iba a quedar así. Estoy super contenta con lo que ha quedado. Es una pasada.

¿Te enseñaron cosas antes o lo viste todo ya terminado?

¡No! No me dejaron ver nada. Monty (José Luis Montesinos) es super escrupuloso y no me dejó ver nada hasta que estaba todo montado.

Que lo entiendo ¿eh? Porque la película sin audio debe ser rara. Por eso cuando la vi entera fue como: dios mío. Fue muy guay.

¿Primer recuerdo relacionado con la interpretación? 

Es un poco raro. Mi película favorita de cuando era pequeña era Las crónicas de Narnia. En la primera película salía una niña pequeña y cuando la vi yo tenía la misma edad, más o menos.

Me acuerdo de que cuando vi la película yo quería ser esa niña por lo que le pasaba. Quería ser el personaje.

No sabía que eso era ser actriz, quería vivir lo que vivía el personaje. Entrar en un mundo de magia estupendo y creo que relacioné: «¿Qué es lo más parecido que puedo hacer para vivir esto?».

Por eso me apunté a teatro. Creo que el primer recuerdo que tengo es viendo esa película y viendo a esa niña.

¿Y has encontrado ya tu Narnia o eso no se encuentra nunca?

Pues… lo más parecido a Narnia es ser actriz. El otro día lo hablaba con una amiga. Yo tengo mucha imaginación y querría vivir cosas que no puedo. Entonces, lo más parecido es ser actriz. Por eso creo que me gusta tanto.

Tanto el de Cuerdas como el de El desconocido, son personajes que sufren mucho. ¿Te gustaría interpretar otro registro totalmente diferente?

Sí, si fuera por mi yo encantada. Tengo ganas de dejar de sufrir un poco. En las dos películas me lo pasé muy bien pero sí que es verdad que los dos personajes están muy torturados.

Ahora van saliendo cositas. Por ejemplo, hice una serie para Televisión Española que era comedia y ya cambié el registro justo después de Cuerdas, así que fue guay también.

Cuando te llega un personaje por primera vez ¿Qué es lo primero que analizas para preparártelo?

Depende mucho del proyecto y de cómo te llega el guión. Si te llega antes del casting o después… Por ejemplo la primera vez que leí el guión de Cuerdas, yo trabajo a partir de la sensación general que me transmite el personaje en el guión. Conecté muchísimo con Elena.

Igual yo lo veo de una forma y está escrito de otra. Por eso es llegar a un acuerdo con el director de cómo lo ve él o los guionistas.

Paula del Río, Paula del Río protagoniza Cuerdas: «Ojalá un papel en el que tuviera que bailar o cantar»

¿Qué hace Paula del Río cuando no está dedicándose a las artes escénicas?

Normalmente estar con mis amigos. Pero me gusta mucho bailar, me he apuntado a baile hace poco. Me gusta mucho tocar la guitarra, cantar… parecen las típicas cosas que diría una actriz ¿no? Pero en realidad todo lo relacionado con el arte me encanta.

Hacer fotos, hablar con la gente y conocer a gente. Cocinar tortilla de patatas también me gusta mucho.

¿Una canción que defina tu estado actual?

Ahora mismo me viene a la cabeza Bohemian Rhapsody de Queen. Estoy en un momento de cambios muy bestias, alborotado pero feliz, contenta.

¿Qué reto te gustaría correr en un papel?

Ahora mismo no se me ocurre nada más que decir que ojalá un papel en el que tuviera que bailar o cantar. Me fliparía, me encantaría.

¿Más de cultura y menos de qué?

Más cultura y menos privilegios.