En Más de Cultura aprovechamos este Día Mundial del Teatro para hablar con Marta Fuenar, protagonista de LADY OFF, película que llega a los cines este viernes 29 de marzo.

Porque el teatro, ese lugar para contemplar, en un espejo que nos puede mostrar realidades que en ocasiones no son tan lejanas como pensamos. En este Día Mundial del Teatro, hemos querido charlar sobre este arte escénico, pero también de todo lo que lo rodea. Para ello, hemos entrevistado a Marta Fuenar quien sabe de teatro, pero también de cine, ya que está a punto de estrenar la película LADY OFF de la que ya os hemos hablado en Más de Cultura.

Marta Fuenar es una actriz canaria que en LADY OFF interpreta a Ana, pero también a Lady Ana. Con ella hemos hablado de la película, de cómo enfrentarse a un papel doble, de la realidad del teatro off en nuestro país, de la improvisación, de los clásicos, del trabajo como director de David R. Losada (con quien también hemos hablado) y de mucho más. Pero mejor que seguir leyendo, os dejamos con la entrevista:

 

 

¿De qué trata Lady Off?

Ana es una joven actriz que, desgraciadamente, no puede dedicarse profesionalmente a la interpretación. De hecho, debe compaginar pequeñas producciones teatrales en las que encuentra espacio, con su trabajo a media jornada como dependienta en una tienda, cada mañana de lunes a sábado. Ahora, Ana está inmersa en la preparación de un nuevo papel: ha sido seleccionada para interpretar a Lady Ana en una modesta representación del Ricardo III de Shakespeare que se llevará a cabo en un pequeño teatro off madrileño. Pese a la humildad de la producción, la oportunidad es ilusionante para Ana, pero esa ilusión chocará enseguida con la férrea visión del director de la obra, que entiende únicamente al personaje de Lady Ana como un juguete al que Ricardo debe asfixiar (metafóricamente), humillar e incluso vejar sobre el escenario.

Si quieres descubrir la historia de Ana y Lady Ana, puedes hacerlo con LADY OFF a partir del viernes 29 en cines.

Esta entrevista está hecha a seis manos, las de Alba SánchezSonia Abbas y Vega Guerra