El Fitboxing es un entrenamiento que combina movimientos de boxeo y kickboxing sin contacto. Una manera divertida de realizar ejercicio en la que la parte de juego tiene gran importancia. Hablamos con Jesús Blanco, master Trainer de Brooklyn Fitboxing para que nos cuente más sobre este entrenamiento.

La primera pregunta es sencilla, pero en estos momentos creemos que necesaria 😊 ¿Qué tal estás?

No puedo negar que está siendo una etapa dura, pasé el Covid a mediados de marzo (con síntomas muy leves, eso sí), pero a pesar de la situación es importante mantenerse bien física y mentalmente para afrontar los nuevos retos y reinventarse continuamente.

Eres el master Trainer de Brooklyn Fitboxing. ¿Cómo llegas hasta aquí?

La verdad es que fue un proceso curioso, porque en los inicios, cuando hacía falta ser “multitarea” para ayudar a lanzar la compañía, pasé por multitud de roles distintos, desde el plano comercial al deportivo, pasando por logística o incluso marketing. Finalmente fui encaminándome hacia mi especialidad, que es el management deportivo.

Para quien no lo conozca, ¿qué es Brooklyn Fitboxing?

Es una experiencia de entrenamiento que combina movimientos de boxeo y kickboxing sin contacto sobre sacos profesionales, con intervalos de entrenamiento funcional para conseguir un entrenamiento completo. En Brooklyn Fitboxing incorporamos una selección de música exclusiva especialmente preparada para mantener la motivación durante toda la sesión. Nuestra tecnología patentada permite monitorizar en tiempo real la sincronización, fuerza y quema de calorías durante el entrenamiento, gracias al sistema de puntuaciones instalado en cada saco.

Las actividades se orientan a gamificar la experiencia

¿Qué aporta esta actividad a quien la practica que no da otras modalidades?

Sin duda la gamificación. Hoy en día todas las actividades se orientan a gamificar la experiencia, es decir, darle un componente de juego para hacer más atractivo el entrenamiento. Pero, en nuestro caso, el elemento diferencial está en que cuando haces una sesión Brooklyn Fitboxing puedes jugar por mejorar tu puntuación, o en competiciones mundiales contra otros Fitboxers. Además, hemos creado Hit4Change. Gracias a los sensores en los sacos los fitboxers obtienen puntos de karma según cómo haya sido su entrenamiento, los entregan a los cuatro proyectos solidarios que apoyamos según sus preferencias, y nosotros repartimos el 1% de nuestra facturación siguiendo estas donaciones.

Fitboxing, Brooklyn Fitboxing, entrenamiento y juego en la misma experiencia

¿Podría ser el Fitboxing una parte de un entrenamiento global?

El entrenamiento en Brooklyn Fitboxing puede servir a multitud de objetivos de rendimiento: ganar agilidad y reflejos, bajar peso, tonificar la musculatura, liberar estrés… Partiendo de esta base, la mayoría de nuestros usuarios lo practican como su entrenamiento regular, pero también puede hacerse de forma complementaria, como parte de una rutina de entrenamiento que incluya otra actividad como la principal, como es el ejemplo jugadores de fútbol que entrenan una o dos veces a la semana en Brooklyn Fitboxing para trabajar su capacidad cardiovascular y su coordinación.

Cada dos semanas cambiáis el reto y con ello los movimientos, ¿cómo desarrolláis estos ejercicios?

Es todo un desafío, ya que cada dos semanas hay que plantear nuevas combinaciones y con ello lograr darle al sistema un gran dinamismo, evitando caer en la rutina y la repetición constante. Las sesiones que llegan a la pantalla de nuestros centros son el fruto del trabajo de un equipo de 8 personas, cada una con su parte para hacer un engranaje perfecto cuando se unen.

Entrenamiento efectivo, divertido y fácil de encajar en la rutina

Si pudieras hacer un retrato robot del usuario de Brooklyn Fitboxing, ¿cómo podría ser?

Como yo digo, el Fitboxer es una especie única, ya que fundamentalmente se trata de usuarios que, cuando están saliendo por la puerta de su club, ya están pensando en cuándo vienen a la próxima sesión. Siendo más concretos, el perfil de usuario de Brooklyn Fitboxing es el de una mujer en torno a los 35 años, ocupada, que ha probado muchas disciplinas para ponerse en forma sin engancharse y que busca ponerse en forma de manera global en poco tiempo y de manera efectiva. Le engancha la efectividad del entrenamiento, que es divertido y fácil de encajar en su rutina semanal.

En Brooklyn Fitboxing tenéis hasta una competición entre centros, ¿puedes contarnos un poco más sobre esta iniciativa?

Es la parte más divertida de Brooklyn Fitboxing. Acabamos de arrancar la quinta edición de nuestra liga mundial por clubs, la Brooklyn Fitboxing World League. Se trata de una competición en la que cada club es un equipo formado por sus Fitboxers. Los clubs se pueden enfrentar entre sí en la distancia gracias a las puntuaciones que damos en cada entrenamiento con los sensores de los sacos.  En esta quinta edición, por primera vez, compiten más de 100 clubs de tres países, ya que por desgracia la crisis del Covid-19 no ha permitido al resto de países poder participar. Conoceremos al club campeón de esta edición en octubre.

Brooklyn Fitboxing nació en España, pero ya está presente en otros países. ¿Cómo ha sido el salto a otros lugares?

Apasionante. El reto es enorme, ya que el objetivo es llevar nuestra idea más allá de nuestras fronteras, y la suerte es dar con las personas adecuadas, que comparten la misma pasión que nosotros, y hacen de Brooklyn Fitboxing su nueva filosofía de vida. Y por supuesto está la acogida de los usuarios, la cual ha sido tremendamente positiva en todos los países; de lo que más orgullosos nos sentimos es de que, en cualquier parte del mundo donde se hace Brooklyn Fitboxing, la experiencia del usuario es la misma.

La crisis del COVID-19 ha afectado a todos los sectores, y con el cierre de gimnasios lo habéis vivido en primera persona. ¿Cómo os habéis enfrentado a estos cambios? ¿Qué habéis hecho para estar al lado de vuestros usuarios?

La clave es ponerte en su lugar y practicar la empatía. Brooklyn Fitboxing no se entiende sin los Fitboxers, por lo que se ha aplicado una extensa batería de medidas para poder atender las necesidades de cualquier usuario y facilitarles el seguir con nosotros. Pero, si hay algo que nos ha permitido mantener a nuestros Fitboxers conectados con Brooklyn Fitboxing, eso ha sido el contenido online que hemos desarrollado durante el confinamiento, con sesiones diarias a través del canal de YouTube, y con el lanzamiento de BF Home, nuestra plataforma de entrenamiento online a la carta, diseñada tanto para tener una rutina completa de entrenamiento como para complementar las sesiones en el club.

¿Nos puedes contar algún plan de futuro que tengáis desde Brooklyn Fitboxing?

Seguir creciendo tanto a nivel nacional como internacional, y potenciar el proyecto Hit4Change, que es la iniciativa por la que nuestros Fitboxers tienen la oportunidad de cambiar el mundo mediante su apoyo a proyectos solidarios, consiguiendo que sea parte fundamental de su experiencia de usuario.

Nuestra revista se llama Más de Cultura, por lo que nos gusta preguntar, Más de Cultura y ¿menos de…?

Aburrimiento.