La llegada del otoño invita a nuevos estados de ánimo y ciertos cambios, siempre apetecibles, en nuestras propuestas de ocio. Aunque es cierto que la bajada de las temperaturas y la lluvia invita a planes más a cubierto, optar por pasear por el bosque es una tendencia al alza.

Los árboles de hoja caduca son los protagonistas con colores dorados, rojos y amarillos intensos, conformando paisajes que vale la pena visitar. Y también llegan los frutos otoñales. A estas alturas no queda ni una mora, pero comienzan a brotar setas y hongos, esos curiosos «seres» que son tan suculentos como amenazadores.

No sé si saben, yo me enteré hace poco, que hongos y setas tienen una labor de limpieza de los bosques. Absorben suciedad, impurezas de las superficies para contribuir a la salud de árboles y suelos naturales.

Además son honestos, través sus curiosas formas y sus preciosos colores, nos indican cuanto de tóxicos son. El consumo de algunos lleva directamente a la muerte, mientras la toxicidad de otros es acumulativa. Es decir, su consumo continuado acaba siendo letal.

setas, El arte de ir a setas

En cualquier caso, la práctica de recolectar setas para el consumo, es un arte que muchos esperan con ganas cada otoño. Es innegable la satisfacciones de identificarlas y el manjar que supone la receta culinaria del boletus edulis, por poner un ejemplo.

Pero si bien setas y hongos pueden ser amenazadores, más los somos nosotros. Humanos descuidados que arrasamos en los bosques sin ninguna consideración. Como apunté, setas y hongos realizan una labor imprescindible en la naturaleza y por tanto debemos contribuir a que siga siendo así.

Les animo a que vayan a setas, es una experiencia inolvidable, pero háganlo de manera sostenible. Es decir, sabiendo cómo cortarlas -nunca arrancarlas-. Llévenlas en cestas -no es por ser bucólico- es porque soltarán esporas que volverán a sembrar el bosque de nuevos ejemplares.

Pero si quieren de verdad una recomendación, vayan acompañados por un micólogo. Descubrirán todo un mundo, aprenderán a identificar las diferentes especies y la experiencia será más completa.

Muy cerca de Madrid, la Central de Reservas Sierra del Guadarrama comienza este fin de semana unas Jornadas Micológicas muy interesantes.

Aquí les dejo información al respecto. Que lo disfruten:

Jornadas Micológicas en la Sierra de Guadarrama