Ala, pues ya estaría. Esto es lo que ha debido pensar media España tras la vuelta del Puente de Diciembre. La Navidad ya está aquí y qué quieres que te diga, yo todavía no siento que el espíritu navideño haya inundado mi vida, por muchas luces de Navidad que haya en la calle.

Por eso, voy a utilizar este artículo para hacer que este espíritu navideño venga a mí. ¿Y cómo conseguir? Como todo, a base de tarjeta de crédito. ¡Allá vamos!

Empezamos con la decoración de nuestro hogar. En mi casa siempre se ha aprovechado para poner el Belén durante el puente. Así que es el momento de buscar toda el atrezzo para que a nuestra casa llegue la Navidad. Las personas más tradicionales podrán ir a los Mercadillos Navideños, como el de la Plaza Mayor de Madrid, para comprar sus figuritas de los Reyes Magos, su musgo y su espumillón. Si quieres decorar tu casa pero sin renunciar al frikismo, que sepas que puedes encontrar [amazon_textlink asin=’B014I733Z4′ text=’bolas de Navidad de Star Wars’ template=’ProductLink’ store=’masdecultura-21′ marketplace=’ES’ link_id=’53b3cd44-fc91-11e8-ae31-fb122cacc956′] o hacer un DIY y convertir un árbol de Navidad en un Wrecking Ball a lo Miley Cyrus.

Navidad, Espíritu navideño, ven a mí

Otra opción es que lleves la Navidad encima. ¿Cómo? Pues gracias a los calcetines de Navidad, jerséis Navideños, bisutería festiva o incluso orejas de reno. ¿Cuándo empezó esta moda por el jersey navideño? ¿Fue Love Actually la culpable? Sea como sea ahora mismo encontramos jerséis de todo tipo: renos, árboles de navidad, grecas, Papá Noel, elfos,… hay de todo.

Si lo tuyo es una barba poblada, la Navidad puede convertir tu vello facial en una fiesta. Hipsters del mundo, no os dejéis convencer porque la gracia de estas Navidades es poner luces y adornos en tu barba. Que la idea es buena, no. Divertida, bah. Pero oye… las modas son así.

Así que con todo el equipo preparado, ya nos podemos poner a celebrar la Navidad. ¿No?