Este artículo, al igual que la fama del Satisfyer, proviene del boca a boca. Es el resultado de una serie de opiniones totalmente subjetivas de amigos/as y conocidos/as que han probado más juguetes sexuales además del famoso Satisfyer.
Sabemos cuál va a ser el regalo estrella de este 2019 y de las Navidades que vienen, pero ¿y si a la persona a la que se lo ibas a comprar ya lo tiene y no te lo ha dicho? Para evitar malentendidos y excedentes de Satisfyer, os voy a recomendar otros juguetes sexuales al nivel del famoso succionador de clítoris (o eso dicen mis contactos). Hago un inciso antes de meterme en faena: Este artículo va dedicado especialmente a todas aquellas hipsters que a pesar de haber seguido las instrucciones de Vega Guerra y Sonia Abbas todavía no han conseguido follar. No os preocupéis, los productos que os voy a mostrar a continuación dejan al sexo convencional en una posición un tanto comprometida. Ahora sí, comenzamos.

Satisfyer Pro 3 Next Generation

Hay vida más allá del Satysfier rosita que hemos visto hasta en la sopa. Este nuevo modelo, llamado Satisfyer Pro 3 Next Generation, combina vibración y succión. Se puede utilizar de forma simultánea o por separado, en compañía o sola y tiene hasta 110 combinaciones posibles. Su cabezal es más grande que el del Satysfier corriente, lo que permite una mejor adaptación a la anatomía de la vulva.
Tiene un cargador magnético vía USB, y funciona perfectamente en contacto con el agua. Esta nueva versión de 2019 ha mejorado la duración de la batería y el ruido.

Juguete sexual Satisfyer Pro 3 Next Generation

Lyo

Esta recomendación está dedicada a aquellas mujeres innovadoras que quieren dar un paso más allá. Lyo es un vibrador tipo “conejito” diseñado por el equipo de Platanomelón, que combina tres tipos de estimulación: el clítoris, el famoso punto G y el desconocido punto A. Esta última zona, la que se conoce con el nombre técnico de Anterior fornix erogenous zone se encuentra en la pared anterior a la vagina, una vez pasamos el punto G, a las puertas del cuello del útero.
La mejor forma de estimularlo es ejerciendo presión sobre esa zona y aunque es más difícil acceder a él, con Lyo parece que se llega sin problemas, o eso dicen mis contactos.
También es recargable vía USB y es resistente a salpicaduras, pero cuidado porque no es sumergible.

Juguete sexual Lyo de Platanomelon

Ora 2 de Lelo

Este vibrador es algo peculiar y las opiniones que hay sobre él son contradictorias. Se trata de un juguete sexual que imita el sexo oral. Desarrollado por la marca sueca Lelo, una compañía que fabrica productos eróticos de lujo, tiene un diseño que ha ganado varios premios internacionales.
Se trata de una esfera que imita los movimientos de una lengua y tiene varios niveles de intensidad. Algo que destaca del Ora 2 es la tecnología SenseTouch: Cuando aumentas la presión del juguete contra tu cuerpo también aumenta la intensidad de vibración, sin tener que preocuparte de cambiarlo tu misma, todo un lujo.
Aunque hay usuarios que cuestionan su nivel de intensidad en comparación con otros juguetes sexuales, yo ya estoy ahorrando para comprármelo.

Juguete sexual Ora2 de Lelo

Eva II

Este pequeño vibrador de diseño un tanto extraño es un “manos libres” de la estimulación del clítoris. Se puede usar tanto en solitario como en pareja y está creado para que se ajuste a los labios mayores del clítoris. Al usarse sin necesidad de ayudarte con las manos permite combinarlo con la penetración de tu pareja o de otro juguete.

Juguete sexual Eva II

Tito

La última recomendación es práctica y económica, además de tener un diseño monísimo. Aunque está diseñado para estimular el clítoris, es un juguete sexual que se puede utilizar en todas las zonas erógenas que quieras (labios vaginales, pecho, testículos…).
Ideal para encenderlo en los preliminares. Tiene tres velocidades y cuatro modos de vibración, y es resistente al agua.

Juguete sexual Tito vibrador