Daniel María acaba de presentar su último libro «Un camerino propio» (Editorial Egales). Un libro que, como el propio Daniel, define como híbrido, sobre la construcción de la identidad camp, pop y queer.  En Más de Cultura hemos charlado con Daniel María para que nos hable de este libro, de la difuminación de las diferencias, de la diversidad y de referentes.

– Queremos empezar este cuestionario con una pregunta sencilla, ¿qué tal estás?

Este año es tan duro y cruel que ya ni nos preguntamos cómo estamos. Así que agradezco mucho la pregunta. Suponemos que unas personas lo sobrellevan peor que otras, pero, en general, estamos mal. Yo sobrevivo e intento visualizar un futuro mejor. Pero puedo decir que estoy bien. Y así lo resumo.

– Empezamos por el principio, ¿quién es Daniel María?

Soy una máscara que vive, escribe y sueña. Detrás de la máscara hay una persona que no cree en la simpleza ni en la sencillez. También podría decir que soy todas las que soy.

– “Un camerino propio” es el título de tu último libro, ¿qué podemos encontrar en sus páginas?

Podrán encontrar relatos de ficción, la mayoría protagonizados por personas del colectivo LGBTIQ+, al que pertenezco, y también crónicas sobre mis ídolos del pop y mis referentes culturales: de Bowie a Lola Flores, pasando por Capote, Gloria Swanson o Marlene. Ah, y también encontrarán dos poemas. Como ves, es un libro híbrido, que presume de no limitarse, ni de encorsetarse en ninguna clasificación genérica, y que se enreda en la emoción, la risa y la fascinación.

“Un camerino propio” o «Puro teatro»

– Si tuvieras que definir “Un camerino propio”, ¿con qué tres palabras la definirías?

«Puro teatro». Me queda una palabra, que podría ser «libre».

– En tu libro dices, “La esperanza es un autobús repleto de pelucas en medio del desierto” y no nos puede encantar más.  ¿De dónde nace esta frase?

Me alegra que les guste. La frase es una alusión-homenaje a la película Las aventuras de Priscilla, reina del desierto y al hecho de vivir atravesando espacios difíciles siempre con las armas de la resiliencia y de la fantasía. También alude a que el público lector encontrará el cuento titulado El Paraíso, que es uno de los que más aprecio, y que está descaradamente inspirado en esta película.

– Suponemos que la crisis del COVID-19 ha trastocado tus planes tanto personales como profesionales. ¿Ha afectado esta situación a tu libro?

Estaba previsto que el libro viera la luz en mayo y fue retrasándose hasta octubre. La crisis ha afectado a todo el sector del libro. Por mi parte, intento visibilizarlo a través de redes y de medios como el vuestro, que hacen hueco a libros menos comerciales y que tratan temas y miradas diferentes. En lo personal, he pasado mucho tiempo lejos de personas a las que quiero, como toda mi familia de Madrid, y no pude ver en concierto a Patti Smith.

Daniel María: «La inspiración es un amante que siempre sabe cómo satisfacerte»

– ¿Cómo te llega la inspiración? ¿Cómo es tu proceso creativo?

La inspiración, como todo lo que aprecio, también es diversa: una imagen, una idea, una historia, algo o alguien que ves por la calle, una sensación… Lo que más me gusta de la inspiración es que me sorprenda, que sea inesperada. La inspiración es un amante que siempre sabe cómo satisfacerte.

– Has escrito poemas, has novelado guiones literarios, escribes también artículos… ¿Es diferente tu manera de trabajar dependiendo el proyecto que tienes entre manos?

Siempre hay algo distinto, porque cada lenguaje exige un modo, un tiempo o una dedicación diferentes. Pero hace tiempo que me interesa, sobre todo, la hibridez y la difuminación de las diferencias. Eso posibilita que el espacio del artículo sea lírico, que el espacio del guion literario se vuelva crónica o que la novela relate lo autoficcional, algo que está muy en auge. La literatura manifiesta la mirada de quien escribe; y yo, que sigo creciendo en la interseccionalidad, la aporto a mi literatura.

– Siempre nos sorprende ver el precio de las novelas en su formato online en algunos portales a cero euros. ¿Cómo se lleva esta situación como novelista? 

No me he enfrentado a esta circunstancia, pero creo que el sector editorial sigue luchando para que la sociedad capitalista comprenda que el acceso a la cultura contempla también los derechos de la comunidad artística y de todos los agentes que intervienen en la publicación de un libro. El tema siempre es complejo.

– ¿En que se parece y en qué se diferencia el Daniel María de hace unos años con el que está contestando estas preguntas?

Al Daniel del pasado me parezco en los ojos, que siguen curioseando. Pero la mirada es distinta. Las teorías queer, los transfeminismos, la lucha de la comunidad LGBTIQ+ y la literatura, el cine, las artes plásticas, el cine, la música… que proyectan estos discursos y realidades son los que me están enseñando a expresar y conocer a todos los Danieles que soy.

– ¿Puedes adelantarnos algunos planes de futuro que tengas?

En 2021 quiero continuar visibilizando Un camerino propio, ya que muchas actividades presenciales se han aplazado. Tengo un poemario inédito, totalmente acabado, que quiero comenzar a mover y que surge de mi experiencia desde el cuerpo y con otros cuerpos, con los que he compartido encuentros y diálogos. Luego, sigo trabajando en dos libros. Uno de ellos se titula Legendarias, y es un álbum de referentes camp, y el otro es una obra en prosa que parte de mi infancia, en la que voy redescubriendo el niño queer que fui, sin yo saberlo, y a quien le solté la mano un día. He vuelto a ese niño y estamos conociéndonos.

Daniel María, Daniel María, emoción, la risa y la fascinación en su nuevo libro «Un camerino propio»

Foto de Katia Mora

– ¿Qué referentes tienes tanto profesional como en lo personal?

Al final no distingo ambas facetas, porque incorporo a mi vida personal y sentimental a aquellos referentes que me ayudan a creer y a buscar mi voz literaria. Pedro Lemebel, Virginia Woolf, Luis Cernuda, Audre Lorde, Natalia Sosa Ayala, Terenci Moix…

– ¿Podrías recomendarnos el último libro, canción, película, obra de teatro, o cualquier expresión artística que te haya emocionado?

He entrado en bucle con la canción This Is My Life cantada por Shirley Bassey. La conocía hace mucho, pero algo últimamente ha hecho que me emocione de manera especial. Me ha encantado el último libro de Aida González Rossi, Pueblo yo, y disfruté el musical dirigido por Ryan Murphy para Netflix: The Prom.

– Nuestra revista se llama Más de Cultura, así que la pregunta es, ¿Más de Cultura y menos de…? 

LGBTIQ+fobia.

Muchas gracias Daniel María por esta charla y te deseamos mucha suerte con tu libro.