Escribe para los que buscan porque esa gente, los que están buscando cosas y no saben muy bien hacia dónde van, son los que de verdad experimentan lo que es la vida. De eso va también el libro «Laura Ferrero, Laura Ferrero escribe novelas para los que buscan«, dedicado expresamente a esos que buscan por su autora Laura Ferrero.

Es periodista y filósofa, filósofa y periodista o ninguna de las dos,  pero asegura en su blog «Los nombres de las cosas» (lauraferrero.com) que no se le dan bien ni las presentaciones ni las despedidas. Pero como entiende la vida a través de lo que escribe, mejor leer lo que nos cuenta para Más de Cultura.

La protagonista de su libro «Qué vas a hacer con el resto de tu vida» se llama como ella, sin embargo, aunque reconoce que «todo lo que escribes tiene algo de autobiográfico», en este caso al ser una novela fue escribiendo a lo largo de tanto tiempo que al leerlo hay partes de ella de todos los últimos años en los que estuvo enfrascada en el texto: «lo que pasa es que es difícil escapar de la ficción y de lo que uno hace porque al final todo lo impregna. Aunque hagas algo de ciencia ficción al final estás escribiendo sobre ti mismo».

Una novela que otros periodistas han definido como «intensa, inteligente y maravillosamente controlada».

«Aunque hagas algo de ciencia ficción al final estás escribiendo sobre ti mismo»

Las anécdotas personales, las que ayudan a «no inventárselo todo». Algo de deformación profesional debe tener el hecho de que en sus novelas nos retrate a las personas: «A mi es lo que me interesa, me resultaría muy raro contar algo que no tuviera en cuenta esa dimensión tan importante que es la relación entre las personas porque al final es lo más importante y al final a lo que le dedicamos más tiempo. Aunque estemos en el trabajo estamos con personas, estamos hablando de relaciones continuamente».

El beneficio de centrarse en los personajes, es que el escritor puede crear a personajes que en realidad odiaría: «puedes empatizar con distintas cosas con las que igual tú no estás de acuerdo». Eso sí, recuerda que en su caso, al haber escrito para múltiples medios, siempre hay que «tener un poco más de respeto por ciertas cosas» pero en una sociedad en la que muchos se esfuerzan cada vez más en ser tolerantes e inclusivas «el trabajo de un periodista o de un escritor es huir de los estereotipos».

Para que un proyecto le atrape, basta con tocar los temas que le interesan: «cada uno tenemos unos temas y tiene que tocarte en algún punto. Muchas veces los proyectos abarcan intereses ajenos que no te mueven y es más difícil que te salgan bien. Entonces yo intento meterme siempre en cosas que me digan algo».

«autopubliqué y como se posicionó muy bien en Amazon, me contactaron de Alfaguara y me hicieron una oferta»

De los que todavía no ha tocado, el mundo del espacio exterior y los astronautas: «estoy pensando en escribir sobre ello. Para un relato, o algo así me gustaría escribir sobre ello».  Y si pudiera reunirse con un escritor de cualquier época el sueño sería hacerlo con Joan Didion, que vive en Nueva York y firmó el libro «El año del pensamiento mágico». Los libros de esta autora le han influido mucho en su «manera de pensar y estar en el mundo. Simplemente me gustaría conocerla, pasar un rato con ella o ver cómo es de cerca».

El éxito en Amazon de su novela autopublicada «Laura Ferrero, Laura Ferrero escribe novelas para los que buscan«, fue lo que le dio la llave para que la editorial Alfaguara le hiciera una oferta: «lo autopubliqué y como se posicionó muy bien en Amazon, me contactaron de Alfaguara y me hicieron una oferta y lo publiqué después con ellos».
Precisamente por eso es perfectamente consciente de lo complicado que es que una gran editorial llame a tu puerta: «si no tienes muchos seguidores o no eres alguien que sea conocido…también es cuestión de suerte. Es cuestión de estar en el momento adecuado y en el lugar adecuado. Es un tópico pero al final es bastante cierto».  A lo mejor no es tan conocida como un personaje de la televisión pero actualmente tiene más de 10.000 seguidores en Instagram que admiran su trabajo.
Sobre la polémica Internet vs papel, reconoce que no lee mucho en Internet: «yo siempre leo siempre libro físico y yo creo que es como todo, Internet ofrece un montón de herramientas que son muy útiles y hay que saber aprovecharlas. Pero también hay que aprender a usarlo».
Por supuesto, que a alguien acostumbrado a expresar con palabras no podía ser más claro ante nuestra clásica pregunta:
¿Más de Cultura y menos de qué?
«Más de Cultura y menos tontería».