Paula Usero (@paulausero) forma parte del tándem Luimelia, que tiene a los fans de Amar es para siempre enganchados todas las sobremesas de Antena 3. Y está la cosa, como para echarse la siesta.

Entre rodaje y rodaje, nos tomamos un tiempo para una charla con Paula Usero, que interpreta a Luisita, y que junto con Carol Rovira en el papel de Amelia, han conseguido revitalizar la serie entre el público más joven y, de paso, dar una lección sobre el tratamiento de las historias LGTBI en la ficción española.

En sus palabras encontramos sinceridad, inteligencia y comedia, aunque ella sostenga que se le da mejor el drama. Cuando nos cuenta que eso de separar las lentejas feas en la cocina fue ocurrencia propia, la curiosidad nos puede. Una entrevista para descubrir sus «cosinas», como dice ella.

Paula Usero, Paula Usero: «Es muy interesante que Luisita se plantee cosas, por ejemplo abrir su corazón a la amistad con hombres»

El papel de Luisita me resulta muy interesante porque la hemos visto pasar de la comedia más absoluta al drama más doloroso. ¿Las contradicciones son interesantes?

Claro, además es que yo no me considero una actriz cómica ni mucho menos. Me hace especial ilusión que mi personaje tenga esta libertad de tener comedia y drama.

Porque yo considero que se me da mejor cuando estoy un poco más dramática. Creo que es bastante más fácil hacer drama que hacer comedia. En comedia tienes que ser bastante inteligente con tus aportaciones.

«no contaba con que mi personaje podía dar este giro. Es algo que se tiene que ir cultivando y tiene que empezar a aflorar»

Estar explorando esto me hace tener mayor capacidad de resolución. Y para mí, me hace tener una lista de cosas mentales que me sirven, como un bagaje. Nos hace más ricos a la hora de interpretar.

He leído por ahí que tu compañera Carol si sabía que a su personaje le gustaban las mujeres pero en tu caso, ¿Lo previste o fue ya leyendo el guion?

Yo entré una temporada antes de que entrase Carol entonces mi personaje era una chica que estaba en La Floresta, una comuna hippie de Barcelona, enamorada perdida de un tipo. Un poco como los Manson… de este palo.

Ella estaba enamorada de un chico, entonces no contaba con que mi personaje podía dar este giro. Cuando al principio de la temporada 7 conocí a Carol y nos contaron por dónde iba a ir la trama, imagínate…

Un cambio en el que sabes que vas a tener que currar fuerte porque tú no cambias de orientación sexual de un día para otro, o sí, no lo sé. Es algo que se tiene que ir cultivando y tiene que empezar a aflorar en pequeñas dosis.

Para encarnar a vuestros personajes introducís elementos de manera espontánea que se nota que están fuera de texto ¿Hay libertad para hacer esto? ¿Lo hablas previamente o surge así?

Lo bueno que tienen las series diarias es que te permiten mucha libertad a la hora de trabajar. Es una cosa natural. Tienes tan interiorizado el personaje, sabes hasta como respira, que te puedes permitir el «lujo» de incorporar cosas que te salen de manera orgánica.

En mi caso yo no lo digo porque quizá me salen en el ensayo y al final del ensayo sí que digo: «Oye, ¿te pareció bien esto que incluí?» y si gusta lo hago en las dos tomas. Pero normalmente es algo que suele surgir en los ensayos antes de grabar.

¿Algún ejemplo de esto?

En realidad infinitas cosas. Sobretodo el tema de los dichos y cosas verbales. En realidad lo técnico o de acción en todas las secuencias aportamos cosas de nosotras mismas.

«me pareció interesante escoger las lentejas feas que es como está ella, fea por dentro, muy triste»

Pero sí, justo hoy hay una secuencia en la que estoy con Mateo Ordóñez. Estamos en la cocina y yo estoy esparciendo lentejas y escogiendo las más feas. Eso fue un planteamiento de secuencia en la que yo aparentemente no tenía nada que hacer y dije que no podía estar en la cocina sentada sin hacer nada, porque en un bar se trabaja todo el rato.

Vi que al lado había un bote de lentejas lo propuse por sostener el texto y la acción de cómo está Luisita. Me pareció interesante escoger las lentejas feas que es como está ella, fea por dentro, muy triste.

A veces estos detalles son los que marcan la diferencia…

Claro, son los que enriquecen la secuencia. Tenemos que transmitir que somos personas normales en el 77. ¿Qué se hacía entonces? Ahora no se si nos paramos a separar las lentejas una por una pero entonces se hacía.

«Luisita no es lesbiana, ella se enamora de la gente, de las personas»

Es bonito traer al ahora, las cosas que se han ido perdiendo con el paso del tiempo.

Yo siempre digo que hay dos grandes acontecimientos para el público español en twitter que son Eurovisión y los Premios Goya, se desata la creatividad. El vuestro es #luimelia. ¿Recuerdas algún tweet o montaje que te haya hecho especialmente gracia?

Hay varias cuentas en Twitter que no se si son fans o no lo son, que tienen cuentas con los nombres de los personajes como Luisita Gómez, Amelia Ledesma o Benigna Castro. Se curran mucho ese tipo de cosas con memes, montajes o frases. Y piensas: «Qué ingenio tiene la peña».

La que habéis liado en las redes… además tienes el papel de conciliadora de masas. Cuando hay drama el fandom te busca a ti para que les tranquilices…

¡Claro! Porque como Carol no tiene twitter y ahí es donde más se genera el lío pues siempre me dicen a mi.

¿Estás satisfecha con el camino que está llevando tu personaje en lo que queda de temporada?

Jo, yo creo que sí. Se que se está creando un revuelo enorme en las redes porque Carol ya no está grabando y porque ahora está lo de Premium que lo pueden ver por adelantado, la gente se está volviendo loca.

Están intuyendo cosas que van a pasar pero creo que también es muy interesante. Que me den la oportunidad de que ahora Luisita se plantee cosas que hasta ahora no se había planteado o que después de esta historia de amor con una mujer pueda replantearse cosas.

Por ejemplo abrir su corazón en cuanto a la amistad con hombres, que hasta ahora no ha tenido esa oportunidad, me parece muy rico. Tengo mucha suerte de que los guionistas confíen en que lo voy a saber hacer bien. Es dotar a Luisita de una personalidad real.

Luisita no es lesbiana. Ella a lo largo de su vida no ha estado con más mujeres, solamente con una. Lo que ahora llamaríamos pansexual, ella se enamora de la gente, de las personas, no de un sexo en concreto todo el rato.

«reflejar que en las parejas homosexuales también puede haber pequeños impás en sentimientos u orientación sexual»

Y también está muy bien porque no hay que olvidar que Amar es para siempre es una serie que aunque la ve mucha gente mayor, también la está viendo mucha gente joven. Y ahora mismo la gente joven tiene infinitos problemas e infinitas ralladas de cabeza.

Es importante que igual que hemos reflejado una historia homosexual, también reflejar que en las parejas homosexuales también puede haber pequeños impás en su persona, sentimientos u orientación sexual.

Dijiste en una entrevista que tu escena preferida aún no había salido, ¿Ya la hemos visto o quedan escenas todavía que te emocionará ver?

Sí, lo dije al final de la temporada pasada porque tuvimos una trama que fue increíble grabarla. Cuando a Amelia le hacían los electroshocks para que no fuera nunca más lesbiana y tenía un padre muy facha.

Fue una de mis tramas favoritas y ahí está mi secuencia favorita que fue el reencuentro con Amelia, cuidarla…todo esto.

En esta temporada, empezó muy guay, en París, nos construyeron una buhardilla preciosa… Ahora mismo todavía no se ha emitido pero va a empezar una trama muy guay para Luisita con los compañeros de la radio y tengo secuencias muy guays ahí.

Paula Usero, Paula Usero: «Es muy interesante que Luisita se plantee cosas, por ejemplo abrir su corazón a la amistad con hombres»

¿Qué haces cuando no estás trabajando?

Estando en una diaria poco tiempo nos queda. Me gusta dedicar mi tiempo a ir al teatro, al cine.

«tienes que estar muy centrado en lo que tu quieres conseguir con tu carrera. Si te dejas llevar por lo que alrededor sucede, tu objetivo puede cambiar»

Mi tiempo de calidad, como es poco, me gusta encontrarme con mi gente. Al final soy de Valencia y tengo a mucha gente aquí y es bonito juntarse. También hago deporte… mis «cosinas».

Te pasa lo mismo que le pasa a Álvaro Rico, lo más buscado en Google después de tu nombre es «Paula Usero edad». ¿Cómo nos tomamos esto?

(Risas) Qué bueno. Es la leche de bueno porque te ven y dicen: «ah bueno tendrá veinte». Es genial, la curiosidad de la gente me fascina. Peor sería que buscaran «Paula Usero novio o novia», cosas así. Mejor que no pase.

¿Un consejo que te hayan dado que guardes?

Ante todo, no dejarte llevar por el ruido que hay en esta profesión. Creo que ese es uno de los consejos más sabios que me han podido dar y creo que tienen toda la razón del mundo.

No me lo ha dicho solamente una persona. De hecho, hace poco en el último rodaje de cine que hice, esto lo hablé mucho con Candela Peña. Que no nos tenemos que dejar llevar por el ruido de fuera.

Porque al final esto es como una vorágine de emociones, gente, energías… y tienes que estar muy centrado en lo que tu quieres conseguir con tu carrera. Si te dejas llevar por lo que alrededor sucede, tu objetivo puede cambiar. Tu manera de proteger tu carrera va a cambiar.

Por otro lado, por supuesto, hacerlo de verdad y desde ti y desde la más absoluta verdad. No hay nada más horrible que ver a un actor hacer cosas.

¿Nuevos proyectos? “La boda de rosa” va ya avanzada… 

Sí, es la última película que ha hecho Icíar Bollaín. No se cuando se estrenará pero es un proyecto muy bonito.

Tengo muchas ganas de que lo vea la gente porque te hace reflexionar a tope sobre tus sueños en la vida. Espero que haga reflexionar a las personas que escriben para las mujeres y que contratan a las mujeres para papeles femeninos.

El tema de la maternidad me ha tocado muy de cerca porque mi personaje es madre de dos niños y he tenido la suerte de poder estar con los niños fuera del rodaje en la pre-producción. Pequeños encuentros con ellos y con los padres.

Poder tener tiempo de calidad con los padres. Sobretodo con la madre, con Eva, me ha dado la vida. Una hostia de realidad. Las mujeres, igual que los hombres, cuando tenemos los primeros hijos, supongo que me pasará, no estamos preparados. Tenemos mucha falta de información. Normalizamos algo que no deberíamos, la maternidad idílica.

Nos gusta que nuestros entrevistados nos recomienden talento… 

Francesco Carril. Es actor, es un tío inteligentísimo y que creo que podríais hacerle una entrevista maravillosa.

¿Más de cultura y menos de qué?

Más cultura y más empatía, pero menos gente irrespetuosa.