redes sociales, 3 casos de éxito en redes sociales: Coca Cola, Starbucks y Best Buy

En la época de los social media y la web 2.0 en la que nos encontramos, que una empresa destaque en ellos sobre el resto, es digno de mención. Muchas son las marcas que, empujadas por el desconocimiento y la “moda”, empiezan a crearse perfiles en las diferentes redes sociales sin saber muy bien para qué y por qué lo hacen. No hay nada peor que hacer esto. Como leí un día en un artículo, es mejor no estar en las redes sociales que estar en ellas y no participar. Sin embargo, en esta entrada, os voy a hablar de todo lo contrario; voy a hablar de 3 marcas que SÍ han sabido adaptarse a los nuevos tiempos y que han conseguido un gran éxito en su estrategia online.

El primer ejemplo es Coca Cola. Coca Cola jugó con la gran ventaja de ser una marca ya consolidada en los medios de comunicación tradicionales y asentada en todo el mundo. La estrategia de Coca-Cola en las redes sociales fue aprovechar la ventaja de tener un público tan entregado a la marca y hacer que fuera éste el que generara el contenido: hábitos de consumo, opiniones sobre los distintos productos o contarle al mundo que son fans de la marca. En este caso, es el usuario el que da el «primer paso», justo lo contrario de lo que suele ocurrir con las grandes marcas.

Logo Coca Cola

Starbucks decidió dedicar un tiempo a formar a su personal en las exigencias del nuevo medio, consiguiendo de esta forma un trato más profesional para sus seguidores. El lema de Starbucks en Twitter es “si no importa en Twitter, es que no importa”, algo que deja muy claro la importancia que le da la marca a su presencia en Internet.

La compañía creó su propia red social, “My Starbucks Idea”, donde los clientes pueden compartir sus ideas o sugerencias relacionadas con la marca. También permite ver las sugerencias de los demás, votar las ideas y comprobar los resultados. Este acercamiento con sus clientes es la clave en su estrategia social. Los usuarios tienen importancia en la toma de decisiones de la compañía y esto los hace sentir que forman parte de ella.

Logo Starbucks

Starbucks creó también “Ideas in Action”, el blog de la compañía, actualizado por varios empleados de Starbucks y en el que explica lo que se hace con las ideas que los usuarios proponen en “My Starbucks Idea”, aumentando así la fidelidad hacia la marca.

Por último, está Best Buy. La clave de su éxito estuvo en la decisión de convertir las diferentes plataformas sociales en medios de comunicación entre sus trabajadores y los usuarios, y no limitarse únicamente a usarlas para promocionar sus servicios. De esta forma, consiguió humanizar un poco más la marca.

Best Buy comprendió que Twitter es una herramienta rápida, donde los usuarios buscan respuestas cortas y al instante, y por eso creo la cuenta Twelpforce, manejada por empleados reales y cuyo objetivo fue proporcionar soporte y ayuda las 24 horas del día. Cada uno de los miles de empleados de Best Buy a nivel nacional cuenta con un smartphone y una cuenta en Twitter desde la que monitorizar las dudas de los clientes y responder en tiempo real. Además, para una mayor transparencia, se creó un feed donde se muestran las conversaciones que se están llevando a cabo en ese momento. La campaña fue tan exitosa que recibió premios por su creatividad y eficiencia en distintos festivales.

Twelp de Best Buy

Para fomentar aún más la participación, Best Buy creó dos acciones más: “Ideax”, para que los usuarios compartan sus ideas de cómo mejorar la marca, y “Ratings & Reviews”, creada para generar tráfico en la web y donde los usuarios pueden dejar su opinión y calificar los distintos productos de la marca.

Queda claro pues, que estar en los social media es muy importante para la imagen de una compañía, pero es más importante pararse a pensar antes de hacerlo y decidir qué camino queremos tomar para llevar nuestra marca hacia el éxito.