Amazon te quiere, pero no, esto no es un Arrebato.

Después de este chiste malo para millennials, prometemos que el objetivo de este artículo es hablar de un nuevo servicio revolucionario en el terreno de las compras por Internet: El Amazon Dash Replenishment Service, un servicio con el que abastecen de manera automática la despensa de la casa.

Para tratar de solventar necesidades del hogar básicas de toda índole, como disponer de productos para la limpieza o para el trabajo. Algunos de los productos que ya están disponibles en la plataforma ahora también lo estarán de manera más directa y automática.

El mecanismo es sencillo. A través de dispositivos conectados a Internet, éstos detectan cuando el producto necesita reponerse y de manera automática mandan la señal a la aplicación para generar una orden de compra. De esta manera, el producto se abastece antes incluso de que se agote.

Eso sí, para que el mecanismo funcione, los electrodomésticos deben estar conectados a Internet y ser compatibles con este servicio, así como disponer de los permisos necesarios.

Además de una cuenta de Amazon en activo, el usuario deberá descargarse la aplicación del fabricante del electrodoméstico para poder registrarse al servicio con las claves de Amazon. Registrando los datos de existencias, el aparato irá contabilizando los bienes en forma de inventario.

Como la dirección y forma de pago ya están registradas previamente como con cualquier compra habitual a través de la web, la compra y reposición a través del Amazon Dash Replenishment Service se hace de manera automática sin necesidad de estar pendiente y con avisos por parte de la aplicación para que el cliente esté al corriente en todo momento de las compras que se están realizando.

Los primeros países en implantar este servicio han sido Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Japón. A ellos les han seguido otros como Francia, Italia y España. Cada vez son más las marcas que se suman con sus electrodomésticos y dispositivos a esta herramienta que ahorra tiempo y puede resultar práctica para empresas o centros de trabajo, más allá del uso doméstico para el que ha sido concebido.

Algunos de los fabricantes que se suman al Amazon Dash Replenishment Service son relevantes en el mundo de las nuevas tecnologías como LG, Whirlpool, Samsung, HP, Epson o Brother. Sobre todo se suman muchas marcas de materiales como tintas para las impresoras, por ser un bien muy utilizado y a menudo conflictivo cuando no se dispone de existencias en el momento de la necesidad de imprimir algún documento.

Sin duda, una señal más de que la compra por Internet está cada vez más implantada y las iniciativas enfocadas a reducir los tiempos y facilitar el trabajo rutinario a la orden del día.