Que levante la mano (se acepta el botón de compartir artículo) quien de los que está leyendo esto ha comprado alguna publicación editorial sólo por el regalo que conseguían. Así, miles de familias españolas han llenado sus casas de vajillas, ebooks, aspiradoras, secadores, sartenes…todo elemento electrónico en su mayoría para el hogar.

Ahora bien, lo que para la empresa valenciana Cecotec comenzó como unas simples promociones para un periódico, terminó por convertirse en una de las mayores empresas productoras de “caprichos tecnológicos” de marca blanca.

Con más de 50 semanas consecutivas entre lo más vendido en Amazon España el Robot de limpieza Conga ha sido sin duda su mayor éxito de ventas. Suple, a todos aquellos que no pueden asumir los hasta 600 euros que puede llegar a costar el iRoomba, que también suena a estilo de baile, pero todos sabemos que la conga siempre ha sido más asumible para el que no domina tanto de baile (no se rían porque precisamente el nombre viene de ahí).

¿Cuál es la clave de la empresa? invertir en mejores prestaciones a un precio mucho más asequible. Lo que ya consiguieron en 2015 al aliarse con La Razón para regalar a los lectores la Thermomatic, una versión más barata pero igual de productiva para las familias españolas de la clásica Thermomix. La Razón no salió tan bien parada al darse cuenta de que sin promoción no tenía lectores tan fieles. Sin embargo, después de ver incrementadas sus ventas con Conga, Cecotec ha vuelto a apostar por el baile y la robótica gastronómica para crear otra marca blanca de la Thermomix que en este caso han bautizado como Mambo.

Cuatro años de éxito que han servido para que la empresa se especialice en tecnología del hogar. Porque aunque el robot de cocina y el robot aspirador son sus caballos ganadores, también cuentan con aspiradores de mano, robots limpia-cristales, microondas, hornos portátiles…  Una de sus últimas apuestas es la del patinete eléctrico.

Un modelo de producción que se aprovecha de los caprichosos por la última tecnología, que no tienen demasiado dinero en el bolsillo. Un sistema tecnológico que se sostiene del mismo modo que lo hacen los grandes como Apple, diseñando en el país de origen, pero fabricando en China.