Ya desde antes de la cuarentena llevábamos años asistiendo a la lenta y dolora masacre de las revistas y periódicos en papel. Y me pongo tan dramática porque es una verdadera catástrofe. Hemos perdido esa emoción de correr al kiosko a comprar nuestra revista favorita el día de la semana que tocaba, hacer los test que te venían para saber qué clase de persona eras según tu dedo gordo del pie, o colgar los póster de tus cantantes y actores favoritos en tu cuarto. A mi además de todo eso, me fascinaba recortar todas las fotografías que aparecían y crear collages con ellas. Forraba todas las carpetas, agendas y cuadernos con mis artistas favoritos. Igual aparecían los de OT Primera Generación al lado del capitán Jack Sparrow y el reparto de Embrujadas, pero yo estaba orgullosa (ahora igual me daría un poco de vergüenza ajena).

La cosa fue derivando en el instituto hacia las riot grrrls, lo gótico, John Lennon y los mensajes pacifistas. Ahí descubrí el maravilloso mundo de los fanzines. La libertad expresiva en su mejor interpretación mediante collage e ilustración. Aunque pueda parecer antiguo ya, pertenezco a esa generación en la que los móviles eran un mero accesorio con el que hacer perdidas a tus amigos y a la persona que te gustaba. Los collages seguían construyéndose en papel.

Luego llegó la universidad y la aparición de Instagram, esa red social que tanta autoestima nos da y nos quita. Aquí descubrí que aunque el papel desapareciera, el collage sobreviviría en formato digital. Podemos encontrar un sinfín de artistas plásticos que no se manchan las manos de pegamento Imedio pero hacen cosas maravillosas. Os dejo una selección de mis favoritos, por si queréis rememorar viejos tiempos o poneros creativos con el Photoshop lo que queda de confinamiento.

Todos estos artistas provienen de diversas partes del mundo pero me gustaría empezar por nuestros referentes más cercanos. Lara Lars, que es gallega, es especialista en convertir mujeres que eran consideradas “florero” en heroínas que invaden ciudades.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de LARA LARS (@_lara_lars_) el

Nathan Hussain es otro artista gráfico que destaco por su uso de la tipografía como elemento central del collage con paletas de color muy relajantes. Sus mensajes son positivos pero no llegan a ser tan cursis como los de Mr. Wonderful.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nathan Hussain (@analogbynat) el

Como fan absoluta que soy de las imágenes en movimiento, tenía que mencionar a este artista que además de diseñar collages, los anima. Aunque su fama comenzó en Tumblr, Nicolas Monterrat es capaz de atraparte con su surrealismo también en Instagram. Su trabajo se centra en gran medida en imágenes en blanco y negro que te sorprenden cuando le das al play.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nicolas Monterrat (@ugdtg) el

La italiana Francesca Sacco también tiene algo que enamora, y son los edificios decadentes. ¿Serías capaz de contar cuántas fachadas diferentes hay en cada collage?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Francesca Sacco (@francescasaccocollages) el

Giuseppe Ragazzini, además de diseñar, también ha creado una app para que tú mismo puedas realizar collages desde el móvil. Hasta hace unos días sólo estaba disponible para Iphone pero ahora los de Android también podremos disfrutar de este invento tan peculiar con los más pequeños.

Dejando a los niños a un lado (muy a un lado) os recomiendo otra cuenta cuyo número de seguidores no se si tiene que ver con el collage en sí o con la carga erótica de los diseños.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Anyone got a good innuendo? 👉👌

Una publicación compartida de slimesunday (@slimesunday) el

Para los amantes de los gatos, no podía faltar el cat art de Matt McCathy. Gatos inmensos durmiendo sobre paisajes y edificios emblemáticos, ¿hay algo mejor que esto?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Matt McCathy | Cat Collage (@mrmattmccarthy) el

Y termino esta selección con Serg Nehaev, que a simple vista puede parecer otro collage más pero creo que le da una nueva dimensión a las fotografías de modelos tradicionales que encontramos en revistas como Vogue o Cosmopolitan. Además, sus nuevas creaciones con el Covid-19 como elemento principal son impecables.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Serg Nehaev (NightCollage) (@serg_nehaev) el

Si os habéis quedado con ganas de más, entonces podéis seguir estos hashtags y encontrar a vuestros propios artistas del collage digital favoritos.

#digitalcollage

#collagecollectiveco

#collagecollective

#surrealcollage

#collageartistsoninstagram

#collagist

#contemporarycollage