Epístola siglo XXI para un día que aún no existe.

“No juzgues a nadie antes de haber caminado durante dos lunas en sus zapatos”. Proverbio Sioux

Es curioso, parece que fue ayer y ya es la décima vez que voy a participar.

Algunos dicen que sus postulados están basados en el libro del famoso pedagogo español Cesar Bona, otros dicen que no, que fue uno más entre los que influyeron y otros que esto venía de mucho más atrás, el caso es que en 2.024 la Organización Mundial de las Naciones Unidas, declaró este día como el Día Mundial de la Empatía.

Aunque en un principio no lo reconocieron abiertamente, esta organización declaró ese día para prevenir una situación como la que se dio a partir del centenario de la primera guerra mundial –ocurrida en el S.XX-, eras tú muy pequeño todavía y afortunadamente no te enteraste mucho pero hubo distintas organizaciones políticas asentadas en varios países, algunos de los cuales eran muy poderosos, e intentaron imponer una cultura de confrontación, animadversión e incluso odio entre las personas en algunos casos, por motivos de su origen, ideología, economía, creencias religiosas u orientaciones sexuales.

Pasado este peligro de consecuencias impredecibles, se estableció este día para educar a las personas a ponerse en el lugar de otras y poder así comprenderlas mejor para llegar a espacios de diálogo y acuerdo.

Este día comenzó celebrándose en los colegios, algunos padres nos pusimos ese día de profesores y nos dimos cuenta de lo difícil que es ponerse delante de 27 niños y que te hagan caso y no hablen mucho mientras se sienten motivados por la tarea. A partir de ahí, mejoramos nuestras relaciones con ellos y tuvimos mucho cuidado a la hora de criticarlos, incluso algunos nos hemos convertido en sus defensores.

Fue curioso ver a la P.T. de jefa de estudios, hizo unos turnos para el recreo que fueron un desastre, menos mal que al final del día tomamos el pic-nic ,que si no, algunos se habían ido a casa sin almorzar. También nos divertimos mucho viendo al inspector sudar la gota gorda dando clase de plástica y a tu compañero David dando clase de educación física. ¿Te acuerdas cuando la profe de sociales que hacía de conserje se olvidó de abrir las puertas y tuvo a los padres cuarto de hora esperando fuera lloviendo? Fueron anécdotas con las que nos reímos mucho luego en el pic-nic.

Fíjate que al año siguiente las cocineras y las de la limpieza de por la tarde comentaban que se sentían más valoradas y que la gente era un poco más cuidadosa con su trabajo.

Yo ya he hecho de policía, el primer año que se empezó a celebrar en sitios que no era sólo el colegio, de juez –qué difícil- y hasta de concejal. El año que hice de jardinero no me miraron muy bien cuando les pregunté si realmente era necesario podar todas las ramas, fue un poco tenso la verdad, pero me parece a mí que ahora dejan algunas ramas más.

También estuve en la perrera y con los bomberos forestales, es increíble que con lo que trabajan cobraran tan poco antiguamente, menos mal que se les ha reconocido su gran trabajo, eh (yo trabajé ese día media jornada y quedé agotado). Fíjate, no logro acordarme ya de lo que he hecho algún año, tu padre se va haciendo ya mayor.

Este año se me ha ocurrido apuntarme para seleccionador nacional, te dejan hacer la alineación en un partido amistoso con los jugadores que tú elijas, pero parece que hay miles de solicitudes para el puesto.

Bueno hijo ¿Qué tal por Dinamarca? ¿Hace mucho frío ahora por allí? No tardes mucho en contestar a este videomail anda. ¿Tienes novia? ¿Tiene perfil en Holistic Person o en Yin-yang? Llama a tu madre. Un abrazo muy fuerte, te queremos mucho.

Estudié filosofía como autodidacta durante 7 años, aunque alguna vez también iba a las clases de la facultad e incluso aprobé algunas asignaturas. Durante dos años me convertí en Técnico de Animación Sociocultural, este vez sí con título. Me crucé por la calle con una chica especial que me dijo: “ven a un curso muy divertido”, “¿Pero de qué es?” Dije yo, “Tú vente”.       Me convertí en Educador Ambiental y trabajé en ello durante 7 maravillosos años. He tenido la fortuna de crear y dirigir el Festival de cine y naturaleza Valle de la Fuenfría y los eventos “Cómete Madrid en Los Molinos” y “Bailando con perros”. Ahora, mientras trabajo para poder alimentar a mi familia y guio rutas por la Sierra de Guadarrama, colaboro con ArteGB haciendo aquello que me sale del alma desde los dieciocho años, escribir.

By |2018-11-23T12:38:32+00:00 25 noviembre, 2018|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.