Cuando hablamos de buscadores generalmente nos referimos a Google y no es casualidad. Ahora mismo el gigante americano es el buscador más utilizado del mundo, así que en realidad lo que queremos es ver en primer lugar nuestra bonita web «en el guglee». Normal ¿no?.

Pero lo cierto es que el señor Google no lleva entre nosotros desde el inicio de los tiempos, aunque a alguno le parezca increíble, pero lo más perturbador es que no es el único que se dedica a lo mismo, hay otros… Así que es bueno que os cuente, aunque sea por encima, qué es esto de un buscador y para qué puñetas sirve.

¿Qué es un buscador?.

Cuando hablamos de buscadores o motores de búsqueda, estamos hablando de las herramientas que usamos para encontrar servicios, productos o información en internet. Como definición parece corta, pero es lo que es…

Un poquillo de historia.

A finales de los años 90, y casi al mismo tiempo de que los mortales nos enterábamos de la existencia de internet, aparecieron los primeros buscadores.

El primero fue Galaxy, en el año 94, y flipar…todavía funciona. Pero un mes después apareció Yahoo, invento de unos estudiantes de la universidad de Stanford, que evidentemente no tenían novia…

A partir de entonces aparecieron todos los demás: WebCrawler, Lycos, Inktomi, Ask Jeeves… todos se usaban y todos hacían negocio, pero no había ningún caballo ganador.

Las cosas empezaron a ponerse interesantes en 1998 cuando surgió Google, MSN Search (ahora Bing) y de Open Directory Project (DMOZ). Todos siguen en carrera actualmente pero ya sabemos quién va en cabeza…

Siguieron apareciendo buscadores como Alltheweb, y ahora estamos enredados en eso de los buscadores semánticos como Hakia, o Gnossel, primer buscador de este tipo en español.

¿Pero qué tipo de buscadores existen?

Existen cuatro grandes tipos de buscadores, que fundamentalmente se diferencian en la forma de buscar, almacenar en sus bases de datos y mostrar los resultados.

Los índices o directorios

Normalmente son gestionados por un equipo de personas (reales o eso creemos, je,je…) que van rastreando la web y muestran por categorías lo que les parece de interés.

Para el usuario fue toda una revolución en su momento, directorios como el Yahoo dieron el pelotazo con esto. El problema es que este tipo de buscadores sólo resultan útiles si se sabe muy bien qué se busca, vamos, que funcionan como unas «páginas amarillas» de toda la vida. Navegas por las distintas categorías hasta encontrar lo que necesitas.

Motores de búsqueda

Aquí el factor humano desaparece y rollo robot se impone. Los motores de búsqueda son programillas (conocidos como arañas…) que van rastreando la web y guardan en su base de datos lo que van encontrando. Relacionan la temática de la web con las palabras que ha encontrado, y en función de esto (y de otras cosas…) clasifica los resultados por su importancia y nos lo muestra. El famoso algoritmo en acción, amigos.

La araña utilizada por Google, es el llamado GoogleBot. Constantemente rastrea la web y siguiendo los enlaces va almacenando toda la información que se encuentra. Una de las labores más importante del trabajo SEO es facilitarle al robot el acceso a nuestra web, dejarle bien claro de qué tema hablamos, y las palabras clave por las que queremos que nos indexe.

Metabuscadores

Los metabuscadores, no tienen arañitas, sino que utilizan las bases de datos de varios buscadores para ofrecernos los resultados. Metacrawler es un buen ejemplo.

Buscadores semánticos o inteligentes

Un buscador semántico es aquel que no se basa en la búsqueda de las palabras clave «tal cual», si no aquel que tiene en cuenta el significado de dichas palabras y ofrece sus resultados en función del contexto correcto de lo que se busca. Se trata de que la búsqueda que realice el usuario sea más precisa y de lugar a resultados relevantes con la mínima intervención de éste.

A mí me molan, son más lógicos, y aunque tienen todavía problemas sin resolver, no son rápidos y nadie entiende para que sirven todavía, son el futuro. Hakia, es un buen ejemplo de esto.

Nosotros aquí nos vamos a centrar en los motores de búsqueda, fundamentalmente en Google, pero no hay que olvidarse de lo que vendrá, que está a la vuelta de la esquina.

¿Cómo funcionan?

Esta es la pregunta del millón. Sabemos cómo funcionan sus robots, y sabemos qué clase de información buscan para añadirte a su base de datos (o por lo menos creemos que lo sabemos…). En ello vamos a basar la optimización de nuestra página web, ofreciendo al buscador la información que queremos que indexe de la manera correcta.

El problema viene cuando intentamos saber por qué un buscador te asigna una posición u otra. El famoso y escurridizo algoritmo de búsqueda que nos trae por el camino de la amargura a los SEO´s. Es como la recetilla de la CocaCola, secreto, y se supone que es así para garantizar la «calidad» de los resultados. Es discutible pero tiene su lógica, y no nos queda más remedio que seguir bailando al son que toquen.

En resumen, estos son los pasos que sigue un buscador para encontrarte:

  1. Lista de URL´s: generalmente va a ser el propio buscador el que realice su propia lista, su arañita encontrará las nuevas direcciones web y seguirá todos los enlaces que encuentre hasta rastrearlo todo, confeccionando la lista continuamente.
  2. Rastreando la web: la arañita empieza su trabajo y recopila todo lo que pilla, desde páginas web hasta documentos en otros formatos.
  3. Sistema de indexación: usando su algoritmo de indexación, los buscadores generan un índice en donde guardan la información que van recopilando. La forma de hacerlo es usando lo que se llama «índice invertido«, que consiste en elaborar una lista ordenada con todas las palabras que aparecen en los distintos documentos, su frecuencia de uso y asociarlas con su ubicación concreta dentro de los documentos en los que aparecen.

Y estos son los pasos que sigue un buscador para mostrarte lo que buscas:

  1. Interfaz de consulta: el formulario de consulta enviará la petición de búsqueda al sistema inmediatamente. Pero buscar también es un arte, y aunque tendemos a ser un poquillo brutos y poner frases imposibles como término de búsqueda, yo recomiendo enterarse antes de cómo funciona el lenguaje de interrogación de cada buscador para optimizar los resultados. No olvidemos que los buscadores son aplicaciones informáticas y no pueden «charlar» con nosotros.
  2. Algoritmo de cálculo de relevancia: los buscadores siempre van a mostrarte los resultados en función de la relevancia, de la importancia que éstos le den al documento o página web en donde hayan encontrado la palabra clave. El problema es que no sueltan prenda y no sabemos a ciencia cierta qué criterios siguen a la hora de determinar qué web es relevante o no. Aún así podemos destacar dos criterios fundamentales:
    • Criterios internos: fundamentalmente lo que tiene que ver con la densidad de palabra clave, la estructura de la web
    • Criterios externos: básicamente el análisis de los enlaces externos que apuntan hacia esa página.
  3. Páginas de resultados: la información solicitada se presenta siempre de forma clara y sencilla, titulo de la web, descripción y enlace para visitarla. Para que más..

¿Y cuáles son los buscadores más importantes?

GooglePues el premio se lo lleve Google, claro, es el más usado en todo el mundo, aunque hay países como China o Corea que pasan bastante de su rollo capitalista. Pero Google ya no es sólo un buscador, han sabido diversificarse y aunque no siempre sus productos triunfan, millones de personas usan servicios como Gmail o Google+. Dicen que andan interesados en la carrera espacial también, no se yo si eso es pasarse…

buscadores, Guía SEO 3.0: Los buscadores, esos grandes desconocidos (I)El siguiente es Bing (antiguo MSN Search), buscador de Microsoft que desde 2009 aguanta el tirón Google. Lo que más mola es su panel de sugerencias, en plan buscador semántico, que sin duda es una apuesta de futuro en firme.

yahooY el tercero en discordia es Yahoo!, el otrora (qué bonita palabra) directorio es ahora un buscador muy sólido. Merece la pena investigar un poco el rollo personalizado que tiene con el sistema «My Yahoo! Search». Este aguanta lo que le echen, y si se tiene que reinventar otra vez pues estupendo.

Ni qué decir tiene que es un resumen súper resumido de lo que han sido y son los buscadores, pero nos viene bien conocer al enemigo si queremos vencerlo ¿no?.

Para ampliar conocimientos os recomiendo estos enlaces:

Y la próxima semana seguimos adelante con el curso. ¡No os lo perdais!

GUÍA SEO 3.0

Introducción – Objetivo: Matar al Pingüino

  1. Los buscadores, esos grandes desconocidos.
  2. Buscando búsquedas en Google Trends
  3. En el lado oscuro de Google
  4. El plan estratégico SEO: paso a paso.
  5. Herramientas básicas SEO: una ayudita por favor.
  6. El SEO también es cuestión de dominios.
  7. Seleccionar Palabras Clave.
  8. Herramientas para la selección de Palabras Clave.
  9. La optimización web: asegurate de que tu casa tiene buenos cimientos.
  10. Estrategias básicas de posicionamiento SEO: lo que hay que hacer sí o sí.
  11. Marketing en buscadores (SEM): a tiro hecho.
  12. Analítica Web y SEO: la clave está delante de ti.
  13. Social Media y SEO: amigos para siempre.
  14. Optimización de Contenidos y SEO: curando estoy.
  15. Estrategias avanzadas de SEO: lo que no te cuentan los gurús.
  16. SEO para proyectos concretos: porque el tocino no tiene nada que ver con la velocidad.
  17. SEO para pelis: too fast, too furious…
  18. Recursos SEO: no inventemos la rueda que no hace falta.

Conclusión: por qué nos gusta el SEO.