El éxito literario del verano tiene un nombre: La desaparición de Stephanie Mailer, novela policiaca para disfrutar de la investigación.

Vaya por delante que me gusta la novela policiaca. Es un género literario que me atrae, me atrapa y con el que disfruto al máximo. Me gusta imaginar desenlaces que luego no tengan nada que ver con el final. Tanto es así que todos los vemos cae una novela de estas características. Y por eso mismo en el mes de agosto hablaba sobre un clásico de este tipo de novela, El talento de Mr Ripley y hoy toca recomendar un éxito de ventas.

Hay veces que llega un autor a tu vida y tras leer alguno de sus títulos, quieres devorar todo lo que escribe. Y ese es el caso de Joël Dicker. Este escritor suizo es una de las caras más visibles de la nueva novela policiaca, y además de un éxito de ventas. Tras alcanzar unas cuotas de popularidad y demostrar su talento con Los últimos días de nuestros padres, La verdad sobre el caso Harry Quebert y El libro de los Baltimore, Dicker nos ha traído este verano La desaparición de Stephanie Mailer.

La manera de narrar de Joël Dicker nos lleva a historias que te apresan y a conocer personajes con los que a veces los amas, otras veces los odias y en ocasiones, no entiendes. Pero ese es el ritmo trepidante al que Dicker nos tiene acostumbrado.

En este caso, Dicker nos trae en La desaparición de Stephanie Mailer una historia mucho más coral que las que le preceden, con altas dosis de intensidad, de amor, de intriga, y en este caso, también de humor e ironía. 656 páginas de ritmo trepidante que avanza del pasado al presente y que deja al lector con ganas de más.

De qué trata La desaparición de Stephanie Mailer

La noche del 30 de julio de 1994 la apacible población de Orphea, en los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa… Mientras tanto, Samuel Paladin recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada.

Jesse Rosenberg y Derek Scott son los dos jóvenes policías de Nueva York que resuelven con éxito el caso, pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: pretende que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba se hallara delante de sus ojos, y que ella posee información clave. Pero días después, desaparece.

Un inicio que te mantendrá pegado al libro. Si lo has leído, cuéntanos en comentarios qué te ha parecido. Y si todavía no lo has hecho, ya estás tardando en comenzarlo.

Puedes comprar La desaparición de Stephanie Mailer, La desaparición de Stephanie Mailer de Joël Dickeren este enlace.