Un montaje de Photoshop lo hemos hecho todos alguna vez, el paso más allá es trasladarlo a vídeo sirviéndonos de la Inteligencia Artificial.

Se puso de moda hace relativamente poco y se le conoce como Deepfake, una síntesis de la imagen humana técnica que se utiliza para combinar y superponer imágenes y vídeos que ya existen en otros con un origen totalmente diferente. Esto genera un vídeo falso (fake) que nos hace ver a personas realizando acciones en lo que en realidad se trata de un montaje.

Como todo en la vida, la humanidad tiende a utilizarlo mal, por eso en los últimos años los que controlan la técnica han coqueteado con acciones como alterar las palabras o gestos de un personaje público, insertarlos en cuerpos que se encuentran haciendo algo ilegal, crear noticias falsas y el no va más: insertar a famosos en vídeos pornográficos en los que nunca participaron. 

Ahora la productora Naughty America (una de las productoras de cine para adultos más potente del mundo) quiere ir más allá y ha creado una especie de “vive tu propia aventura pornográfica” sirviéndose de esta tecnología.

El objetivo es insertar la cara de sus clientes en clips de películas para adultos. Con un simple gesto, la productora selecciona a sus actores y actrices favoritas y le da la opción a sus clientes de verse interpretando uno de sus papeles.

Es el colmo de la perfección que se consigue enviando varias fotos o vídeos con diferentes expresiones faciales y gestos para que el equipo técnico pueda remplazar la cara.

También es posible modificar el fondo de las grabaciones ya existentes para crearlo al gusto del consumidor. ¿No les recuerda a una serie conocida?

El vacío moral se encuentra en asegurar que las identidades de las personas que envían esas fotografías son realmente auténticas, puesto que mucha gente podría usar la tecnología como venganza utilizando fotografías de otro, y también regular las aplicaciones que permiten a cualquier usuario sin excesivos conocimientos participar de este método con “Fakeapps”, lo que nos lleva a pensar que no todos lo utilizarán con fines totalmente positivos.

Una muestra más del poder de la Inteligencia Artificial utilizada por las empresas para buscar nuevos modelos de negocio y nuevas experiencias para sus clientes.