Pepe Carmona: “El presente de la música está en los espacios digitales”

José Carlos López Carmona, más conocido como Pepe Carmona, puede decir que es compositor, cantante, productor musical y guitarrista. Con una experiencia de 8 años en el terreno digital gestionando la parte web de Atresmedia, se fue “Con el ruido a otra parte”, y no nos referimos en sentido figurado, sino que fundó la web que lleva el mismo nombre con el objetivo de crear un espacio para la música, su pasión, en la que poder reunir a los artistas que más admira y preguntarles, directamente, en las cuatro paredes de su salón.

Desde ese salón, le habla directamente a la comunidad de Más de Cultura. Nos cuenta, a través de las cuerdas de su guitarra clásica, cómo ve él la música, por qué eligió este camino y comparte las anécdotas que le hacen crecer día a día como artista. Continúa también nuestra Cadena de Talento y nos recomienda a Héctor Méndez, compañero de profesión y amigo que también busca hacerse un hueco en la industria.

Músico desde bien pequeño… ¿Por qué la música? ¿por qué la guitarra?

Pues sí. La verdad es que la música siempre me ha acompañado desde que era enano. Cuando tenía alrededor de 8 años, mi hermano mayor de 13, Diego, se compró su primera guitarra eléctrica y me quedé asombrado. Mis padres se reían de mí, me llamaban “el sombra” porque quería hacer todo lo que hacía Diego y tocar la guitarra no podía ser menos. Cuando él la abandonaba, yo la cogía a escondidas e intentaba hacer los acordes, escalas y gestos de la cara que hacía mi hermano.

Acompañante de artistas como  Nuria Fergó o Marta Tchai ¿Qué se aprende de ser el guitarrista de tantos artistas? 

De los más de 10 años acompañando con la guitarra y haciendo arreglos para otros artistas como Nuria, Marta, Paco Orellana, María Córdoba, José Mora… lo he aprendido todo. Yo no soy quien soy sin ellos porque siempre he sido como una esponja y he intentado absorber todo lo bueno y aprender también de sus errores como si fueran míos. Es como la piel, algo que, por más que quiera, no podré quitarme nunca de encima y de lo me siento muy orgulloso.

El portal de música que formas en 2016. Con el ruido a otra parte. ¿De dónde surge la idea?

Pues surge de la unión de mis dos facetas: músico y periodista. Por entonces trabajaba en el área digital de Atresmedia, todavía sigo trabajando allí, y a la vez hacía conciertos con muchísimos artistas. De los ensayos con estos surgían momentos muy mágicos y era un gustazo ver desfilar tanto talento por el salón de casa, así que un día mi pareja me dijo: “Estaría bien montar algo en lo que se pudieran ver estos momentos”. Esto, junto a que llevaba tiempo queriendo montar una web de música y que mi chica era una crack de la imagen, decidimos grabar unos acústico en nuestro estudio de casa (Directo al Ruido) y unas entrevistas en salón con los artistas (Preguntas Aparte). Comenzamos con los acústicos y entrevistas y ahora somos una web de música de referencia para muchos.

“El problema es que la música en la red reporta una ruina”

Este año, con la revolución OT, la gente se ha vuelto a interesar por la música ¡Y a comprar discos! ¿Hacen falta más espacios dedicados solo a la música?

Por supuesto. Hacen falta más espacios dedicados a la música. Concretamente en televisión es bastante complicado porque por lo visto es un dineral lo que tienen que pagar por derechos de autor pero hoy en día a los compositores nos cuesta  vivir de otra cosa. Si ya no se venden discos y a veces los gastos que suponen hacer un concierto  no aportan casi beneficios, ésta tendría que ser la línea. Cada día se venden más CDs pero no estamos ni a la cuarta parte de la mitad de las ganancias que se obtenían por éstos hace años. Ojalá se vendieran muchos más.

¿El futuro tiene que ver con espacios digitales?

Ya el presente de la música está en los espacios digitales. Un artista que no está en Internet, casi no existe de cara al público. Es una pena porque hay gente tocando en los bares por cuatro duros y que valen un millonada pero no están al corriente de ello o no quieren permanecer a la era digital. El problema de la música en la red es que lo que reporta es una ruina: Hay que tener muchas miles y millones de descargas para sobrevivir un mes solo con eso. La regularización de la música en la red, es uno de los temas pendientes de los ministerios de cultura.

“Maniquí tiene todo de mi, es lo que llevaba soñando durante 20 años”

¿Qué anécdotas de salón recuerdas con más cariño?

Pues una de las anécdotas que recuerdo con más cariño es cuando estuvimos grabando a Luis Fercán, un crack, por cierto. Si no me equivoco comenzamos a grabar como a las 18.00 de la tarde, saqué después la guitarra y tomamos unos vinos cantando en el salón y acabamos 4 horas después tomando cervezas en La Latina (Madrid). Eso sí, el rodaje lo habíamos acabado en menos de una hora.

Y después de todo esto, llega tu primer disco, “Maniquí, ¿Qué tiene de ti?

“Maniquí” tiene todo de mi, es lo que llevaba soñando hacer durante más de 20 años de mi vida. Por eso tiene canciones que no tienen nada que ver unas con otras, la mayoría dedicadas a gente muy cercanas como mi madre, mi abuela, una buena amiga… Tiene flamenco, blues, rock, pop… las cosas más dispares entre ellas. Ha sido un disco en el que yo he sido el compositor, los guitarristas, el cantante, el bajista… y no he sido el batería porque quería que Miguel Reyes, para mí un hermano, me acompañara en esta primera aventura en solitario.

Un músico responsable de la parte digital de Atresmedia… ¿pasión, o que es complicado vivir y dedicarse al completo a la música?

A y B son correctas. Si pudiera elegir dedicarme a una única cosa creo que me quedaría con la música pero en Atresmedia he conocido a gente maravillosa y he descubierto que puedo hacer otro tipo de trabajo, sin quitarle la pasión y el cariño. Llevo más de 8 años en la empresa y, si algún día tuviera que dejarlo, dejaría la mitad de mi vida con ello.

Si pudieras definir el presente con una canción. ¿Cuál sería y por qué?

“Cambalache”. Este tango argentino fue compuesto en los años 30 y su autor, Enrique Santos Discépolo, si no me equivoco, sabía de sobra cómo íbamos a ser en el futuro. En más de 80 años, casi no hemos cambiado.

¿Y otra para predecir el futuro?

No sé pero me encantaría que fuera alguna de Pepe Carmona.

¿A qué artista, que no conozcas aún, te gustaría conocer?

A Bob Dylan, creo que no ha habido nadie que me haya sorprendido tanto en la vida.

A la pregunta de ¿Más de Cultura y menos de qué? nos responde a través del vídeo, de su terreno, lo digital. Entre acorde y acorde nos cuenta que quiere más de cultura y menos de salón, porque está cansado de “ver a la gente metida en su salón. No van al cine, no van a conciertos”. Y nos quedamos con su reflexión, “vayan al cine, vayan al teatro, porque sino esto es insostenible”.

 

Me encargo de la distribución cinematográfica en Begin Again Films y de la comunicación en Arte GB. Estudié Periodismo porque quería algo que me permitiera aprender y compartir lo aprendido; y Comunicación Audiovisual porque el cine es una buena manera de ilustrar la vida. Hace unos años fundé el programa de radio sobre cine “16 Novenos” con el objetivo de unificar ambos campos. Leo mucho, escribo menos de lo que me gustaría y siempre estoy en búsqueda de nuevos retos. Necesito la creatividad casi tanto como un café por las mañanas y no concibo ni el trabajo sin esfuerzo, ni el lenguaje sin ironía.
By |2018-07-05T09:02:47+00:00 8 julio, 2018|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.